FYI.

This story is over 5 years old.

News

Cómo prepararte para una invasión norcoreana

Hablamos con un soldado de la OTAN nacido en Corea del Sur y con fuertes conexiones con el ejército surcoreano.
5.8.12

Entre todos los hoyos totalitarios que amenazan con lanzar una bomba nuclear, Corea del Norte es por mucho el más impredecible. En el pasado, hicimos un muy buen trabajo reportando sobre el interminable abuso del régimen contra su gente, y su reprimido estilo de vida, y todo ese asunto tan escalofriante del estado Big Brother. Esta vez hablamos con un soldado de la OTAN nacido en Corea del Sur y con fuertes conexiones con el ejército surcoreano. Nos dio algunos detalles secretos sobre los planes de defensa de su tierra natal en caso de una invasión norcoreana, y nos dijo que prácticamente están jodidos si el norte decide atacar. Resulta que el ejército norcoreano no se conforma por una bola de granjeros malnutridos como creíamos; sino una horda de súper soldados ferozmente leales a su amado líder. Además de construir túneles subterráneos que se extienden hasta territorio surcoreano, de donde saldrían cargando una ira que los ejércitos occidentales nunca han visto, pueden nadar durante días, dispararle a la gente entre los ojos y vivir en cuevas durante años, esperando pacientemente para volar a Seúl en pedazos.

VICE: ¿Dónde están todos los soldados de Corea del Sur?
Soldado anónimo: Durante los 24 meses de reclutamiento, un soldado surcoreano debe vigilar un pedazo de tierra en la zona desmilitarizada. Un compañía está compuesta de 120 soldados de infantería que defienden a Corea del Sur de una posible invasión del norte. Es el lugar más fortificado sobre la faz de la tierra, con unas diez millones de minas instaladas.

Espera, ¿a qué te refieres con “un pedazo de tierra”?
Un pedazo de tierra es una posición defensiva en la cuadrícula de la zona desmilitarizada. Estudian cada centímetro de ese lugar, lo vigilan, lo refuerzan todo el tiempo, y cambian las coordenadas de la artillería de forma periódica.

¿Siempre están preparados para una invasión?
Sí. Es como Israel.

¿Qué sucedería si llegara a pasar?
Si Corea del Norte decide invadir, nuestra inteligencia estima que llegarían unos 1.2 millones de soldados a la frontera. Por todas las minas que se han instalado a lo largo de los años, creemos que intentarán abrir un camino para sus tropas con su artillería. Por eso es crucial que cada pedazo de tierra esté bien fortificado por cada compañía. Si rompen nuestra filas, estamos jodidos. Tienen órdenes de defender su pedazo de tierra durante siete minutos; no más, no menos.

Siete minutos suena muy específico.
Ese es el tiempo que toma enviar bombarderos para volar el lugar. Por eso se refieren a la cuadrícula como la “tumba”. Es un campo suicida.

Eso suena muy fuerte. ¿De dónde vienen estos aviones, exactamente?
Los aviones actuales saldrían de Okinawa, Guam y de algunos de los portaviones estadunidenses en el Pacífico. Pero para cuando los aviones despeguen y lancen sus bombas, ya no habrá ningún aeropuerto para reabastecerlos de combustible en Corea del Sur, porque todos esos son objetivos estratégicos para Corea del Norte, y su artillería tiene el alcance para destruirlos. Es por eso que las fuerzas aéreas de Corea del Sur tienen zonas de aterrizaje secretas en todas las autopistas del país, equipadas para reabastecer de combustible y armamento a los aviones. Pero parece ser que los espías norcoreanos ya han logrado identificarlas todas.

Básicamente, todos están jodidos y el plan de defensa es inútil.
De todas formas nadie espera que las compañías puedan resistir tanto tiempo. Es muy poco probable. No sólo les estará lloviendo fuego del cielo, no hay que olvidar que Corea del Norte tiene unas 130 mil fuerzas especiales que seguro estarán aterrizando en la costa de Corea del Sur para llegarles por atrás mientras intentan aguantar esos siete minutos.

¿Llegando por atrás para qué?
Para hacer algo llamado “provocar un pánico generalizado”, una estrategia militar para desmoralizar al enemigo destruyendo objetivos con repercusiones psicológicas como ayuntamientos, estaciones de policía, estaciones de radio, plantas purificadoras, hospitales, trenes, e incluso tiendas. También hay reportes de que las tropas norcoreanas utilizarían uniformes surcoreanos para confundir a la gente. Además de todo eso, están los túneles.

¿Cómo que “los túneles"?
Se han encontrado túneles construidos por los norcoreanos, los cuáles he visto con mis propios ojos, y que se adentran hasta cuatro kilómetros en territorio surcoreano. Estamos hablando de túneles tan grandes que un batallón entero podría entrar cada hora para arrasar con todo.

He escuchado mucho sobre los norcoreanos y sus ejércitos subterráneos. ¿Qué con todo eso?
Lo que el ejército norcoreano aprendió de Irak, Afganistán e incluso de la Guerra de Corea, es que Estados Unidos, el principal aliado de Corea del Sur, siempre tiene control del aire. Por eso crearon bases para divisiones completas bajo las montañas, tan profundas e impenetrables como para resistir un ataque nuclear. Sin mencionar que todas las bases subterráneas están conectadas con una red de fibra óptica. Literalmente tienen todo lo que necesitan ahí abajo; fábricas para construir tanques, armas, municiones. Usan estas bases en las montañas como bunkers permanentes, con obuses montados sobre vías que pueden disparar continuamente. Tener artillería móvil de ese tipo les da una gran ventaja. Aunque el ejército surcoreano lograra triangular la posición de sus obuses, las vías les permiten reubicarlos rápidamente.

Todo esto suena como si ellos estuvieran muy bien preparados y Corea del Sur no.
Tienen una sociedad y una perspectiva completamente distinta. Sólo para que te des una idea de lo rudos y disciplinados que son estos cabrones, en 2005 un soldado norcoreano desertó y se entregó a la policía surcoreana en algún pueblo remoto sobre la cosa oeste. Cuando un oficial de inteligencia le preguntó cómo había llegado hasta ahí, él le respondió que había nadado. El güey era miembro de un equipo especial de reconocimiento, y podía nadar 50 kilómetros desde Corea del Norte, recopilar información sobre las defensas surcoreanas, y nadar de regreso. Le sorprendió que los surcoreanos no hicieran lo mismo.

Jesús.
Unos años antes de eso, los soldados de las fuerzas especiales surcoreanas, güeyes que siempre están trabajando tras líneas enemigas, me dijeron que el ejército de Corea del Norte usa prisioneros políticos y soldados surcoreanos capturados como carnada para sus entrenamientos; los sueltan en el bosque y les dicen que pueden vivir si llegan a la frontera. Después ponen a sus soldados a cazarlos. Obviamente, nadie sobrevive. Las fuerzas especiales norcoreanas son reconocidas por su habilidad para matar con tiros a la cabeza.

Dime claro y sin rodeos: ¿Cómo crees que sería un invasión y cuándo sucedería?
Si llegaran a atacar, el sur controlaría sin problemas el aire, pero pagarían un precio muy alto. Obviamente China y Estados Unidos entrarían en acción, y con la carrera naval que hemos estado viendo en el Pacífico, seguro terminarían involucrados todos los países de la región. Pero quién sabe lo que nos depara el futuro. Acaban de disparar un misil para celebrar los cien años de Kim Jong Il, pero el misil no funcionó. El régimen norcoreano esperaba usarlo para solidificar el liderazgo de Kim Jong Un ante el público. Así que ahora necesitan algo nuevo para impresionar a su gente. Y muchos expertos creen que será una tercera prueba nuclear. Después de eso, las cosas van a escalar. Ya comienzan a pintarlo como débil e inseguro, y esa es una mala señal.

@BMakuch

Ilustraciones por Jordana Globerman