FYI.

This story is over 5 years old.

Vice Blog

Demandando a Kim Kardashian

Quisiera anunciar formalmente que estoy demandando a Kim Kardashian.
1.11.11

Quisiera anunciar formalmente que estoy demandando a Kim Kardashian para que detenga su divorcio de Kris Humphries. También estoy demandando a Ryan Seacrest, de E! Entertainment Television y Comcast, por promover su farsa de matrimonio, estafar a los anunciantes y contaminar las ondas radiofónicas de América y todas las demás naciones desafortunadas que padecen la enfermedad Kardashian.

CÓMO IMAGINO QUE SU “BODA” FUE VENDIDA:

Publicidad

“¡Lo tengo! ¡Haremos que Kim se case! ¡Será una bonanza de ratings! Ahoguemos a la población con carteles y anuncios publicitarios, construyámoslo a través de nuestros 14 deplorables productos, contratemos a algunos psicólogos para ayudar a Kim y Kompañía a actuar mejor las apariencias emocionales humanas como si estuvieran preparando su boda, dividamos esa boda en dos episodios interminables –¡incluso acompañándolos en su luna de miel! ¡Y la mejor parte es que ni siquiera tiene que ser real! Haremos que Kris (Humphries, no Kris Jenner, la madre de Kim [aunque eso de casarla con su madre una vez que el rating empiece a caer es una gran idea.]), firme un acuerdo prenupcial que a la vez sea un acuerdo de confidencialidad y una renuncia señalando que si él, inclusive en sus sueños, hable sobre los detalles del "matrimonio", será golpeado, drogado, y se le hará una cirugía en la cara para estirársela a través del mismo médico que se lo hizo a Bruce Jenner, y luego lo obligaremos a caminar sobre la Tierra de los niños feos por toda la eternidad".

PROBABLEMENTE LA MEJOR PORTADA DE REVISTA DE TODOS LOS TIEMPOS

Ryan Seacrest es el productor ejecutivo de los 22 programas existentes de Kardashian. Por favor, deléitense con esta sorprendente cita de él que recientemente apareció en la portada de Produced By, la revista oficial de la siempre-honesta y de alta moral Asociación de Productores de América:

"La audiencia es muy lista."

¡¿QUÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉ?! Un chingo de gente lanza la palabra “ironía” sin saber realmente qué significa; esta cita, de esta persona, es un ejemplo perfecto de ello. William Shakespeare se hubiera quedado como, "Te la mamaste, güe." Me alegro de que haya  muerto hace 400 años y sólo pueda ver esto a través de un telescopio del tiempo que Leonardo da Vinci hizo para él en su cumpleaños 300.

Publicidad

EL PEDO

Estoy divagando. Supongo que estoy nervioso porque nunca había demandado a alguien antes y no es una broma. ESTOY demandando a Kim Kardashian y los otros mencionados anteriormente. Se afirma que a Kim Kardshian se le se pagaron $18 millones de dólares por participar en su propia boda. Siento que las escuelas podrían usar ese dinero. O clínicas de salud en las zonas de extrema pobreza. O Pizza Hut. O Bernie Madoff. O mi tío Mitchell, que es un delincuente sexual convicto que se dedica a venderles Percocet a los ancianos de Rhode Island.

Además, abandonar tu matrimonio ahora es una admisión pública de que eres muy, muy malo en el trabajo para el que fuiste contratado. Me sorprendería si la venerable casa de modas de Sears renueva su "diseño" del contrato.

No me importa que Kim Kardashian se haya casado. Si los gays se pueden casar, los armenios también deberían hacerlo. No me importa que lo haya hecho en televisión. Soy un poco de la idea de que, como no-espectador de ninguno de los 61 programas Kardashian, debería poder ver los anuncios todos los días como si fuera al trabajo. Pero podría perdonarlo si Kim le diera a ella un matrimonio real. He estado casado por cinco años. Con la misma mujer. He querido divorciarme de ella varias veces. Ella ha querido divorciarse de mi varias más. Pero si hay una cosa sobre el matrimonio, cuando se da entre gente normal, de buena fe, es que es difícil que exista. Cuesta dinero. Tienes que hablar con abogados en horas laborales, y salvo algún inconveniente, tienes un trabajo porque necesitas ganar dinero para comer y vestirte, ¿así cuando tendrán tiempo los dos para hacerlo? Una vez que se acerca el momento, perdonas al otro e incluso llegas a apreciar a los demás de otra manera, trabajándolo como lo hiciste con cualquier problema aparentemente insuperable que hizo que se odiaran durante 20 minutos mientras te sentabas en tu coche de mierda afuera de una farmacia similar para gritarse el uno al otro y llorar. Debido a ¿qué crees, Kim? Ese es un gran ingrediente para un matrimonio exitoso. A veces es una mierda. Y no me refiero a una minúscula "m”. Quiero decir que es una MIERDA tan gigante que estás seguro de que te dará cáncer de estómago o una embolia, como si trataras de hacer explotar a tu pareja mediante telequinesis.

Cuando te relajas, sin embargo, y recuerda que eres un idiota todavía más grande en comparación con ellos, con suficiente neurosis y malos hábitos calcificados para justificar tu catálogo propio, te das cuenta de que están luchando a través de una tormenta de mierda como tú. Luego se bañan juntos y cogen mientras ríen.

KIM KARDASHIAN, QUIERO ESTO PARA TI

No te odio. Odio tus progamas. Odio saber quién eres. Me mudaría a la Patagonia o Nueva Guinea y huiría de ti si no estuviera tan habituado a nuestra aterradora cultura moderna de consumo como tú. Sé que bajo tus innecesaria pulgadas de maquillaje y el vestido entubado de Kevlar hay un corazón que anhela el amor verdadero y puede encontrar y apreciar los placeres del matrimonio que he descrito anteriormente. Es por eso que me gustaría que siguieras casada. Y si no, te voy a demandar. Porque cuando envuelves tus votos matrimoniales en torno a un bat de béisbol con incrustaciones de circonio cúbico y nos golpeas con ellos la cabeza y la cara, puedes estar jodidamente casada por más de 20 estúpidos minutos, monstruo sexy. Nos vemos en la corte.

http://twitter.com/robdelaney