Recordando a los jevis vallecanos de los 80
Fotos

Recordando a los jevis vallecanos de los 80

En torno al mítico garito Hebe y al festival Vallekas Rock se congregó una tribu urbana de pelos largos, pantalones de pitillo y guitarras afiladas y clavos.
01 Junio 2016, 3:00am

Todas las fotografías pertenecen al archivo fotográfico de Juanjo Hebe

En el libro El Hebe: La barra del barrio (1980-2005), Kike Turrón y Kike Babas, recorren casi tres décadas de uno de los garito más míticos de Vallecas (mejor, Vallekas), de Madrid, y, por añadidura, de la historia de nuestra música. "Garito" lo llama Juan José García o Juanjo Hebe, como le conoce todo el mundo.

Él lo montó a finales de los setenta y él ha sido testigo de todas las generaciones que por allí han pasado. Y de todo lo que allí ha sonado. Desde Triana a Ska-P, pasando, por supuesto, por la época heavy del bar con Barón Rojo, Obús, Banzai, Bella Bestia o Panzer atronando a toda hostia.

Ángela Rodríguez, la abuela rockera

Ese momento coincidió con la celebración del Vallekas Rock, otro hito que ayudó a convertir al barrio madrileño en lugar de peregrinación para los jevis de toda España. "Topo y Obús paraban por aquí continuamente. De hecho, le rendimos un homenaje a Topo antes de morir su batería, Terry".

Del 80 al 87 este festival fue una verdadera referencia musical. Juanjo recuerda especialmente la del 82. "Fueron 24 horas seguidas de rock gratuito y con 30.000 asistentes, fue una auténtica palmada de dinero ya que la gente no consumió en el recinto, sino en los puestos ambulantes de fuera". En el cartel estaban Panzer, Coz, Leño o Topo. Histórico.

Hablamos con Juanjo Hebe de movimientos sociales (como el colectivo Hijos del Agobio), del daño que hizo la heroína en el barrio, de su garito, del festival y, sobre todo, de pelos ondulados, pantalones de pitillo, chupas de cuero y clavos.

Barricada

VICE: ¿Cómo empezó el Hebe?
Juanjo: Empezamos la obra en el año 1979. Habíamos descubierto la música y empezaban Triana y otros grupos. Pensamos que era un buen momento para abrir un garito donde la gente escuchara otro tipo de música y que no fuera el típico pub inglés. Si no algo más de barrio. Como no teníamos dinero, nos tiramos casi un año con las obras, porque lo hicimos todo nosotros. Inauguramos en el año 80, y fue una pequeña explosión. Una bendición, porque no había ningún sitio en el barrio donde la gente joven pudiera divertirse y que lo sintiera suyo.

¿Cuántos erais?
Mi cuñado y yo. Nos ayudó la gente en la obra de los antiguos Hijos del Agobio...

¿Quiénes eran?
Un movimiento juvenil que había aquí en el barrio y que era muy potente. Duró tres o cuatro años y fueron los que empezaroncon el Vallekas Rock. El famoso festival de música del barrio. Nosotros pertenecíamos a ese movimiento, y nos ayudaron en la obra y luego a traer gente al garito.

Bella Bestia

Orientación siempre rockera, ¿no?
Sí, sí, por supuesto. Lo que pasa es que en los primeros años del Hebe, el rock en España estaba naciendo. Estaba el rock andaluz y alguno que empezaba en Madrid como La Romántica Banda Local, Cucharada... Nos ayudó el despliegue que empezaba a haber de grupos.

Aquí estarían ya activos Burning, Leño o Asfalto...
Sí, efectivamente. Por ejemplo, Burning vinieron al tercer Vallekas Rock. En cuestión de un año o dos hubo una explosión dentro del rock urbano madrileño. Luego, un poco más tarde, surgió el rock radikal vasco.

Eso fue otra influencia.
Sí, por supuesto. Antes vino toda la explosión heavy con Panzer, Ángeles del Infierno, Barón Rojo... Todo eso estuvo en el Hebe, durante años, prácticamente todos éramos jevis.

¿Por qué?
Porque era una música muy de barrio. La gente empezó a llevar estética jevi, y vimos que el garito podía funcionar con eso. Particularmente, yo nunca comulgué mucho, porque quitando Barón y alguna otra excepción, no me parecían grupos de mucha calidad. En España, ojo, porque en el resto del mundo sí que había buenos grupos. Muchísimos.

Medina Azahara

¿Cómo era esa gente jevi de los 80?
Pues primero, muy joven. Porque se podía entrar a los garitos a los 16 años y entonces era gente con una estética muy parecida. Pelo largo y ondulado, pantalones de pitillo, la chupa famosa de cuero, los pinchos... Estéticamente era un número, porque iba todo el mundo igual.

Tú que has conocido a varias generaciones de gente joven, ¿ha cambiado mucho el tema de las drogas?
Muchísimo. Ten en cuenta que partíamos de una posición difícil. Aquí en Vallecas fue uno de los sitios donde más afectó el tema de la heroína en los años 80. Cantidad de gente nuestra —amigos del barrio— murieron con el tema de la droga. Con los jevis era distinto, eran más de los porros. Hubo algunos años en los que lo de la heroína se superó, aunque costó muchísimo. Después llegó la cocaína en los 90. Ahora me pierdo un poco. Sé que tiene un repunte el caballo. Yo creo que tiene que ver con los movimientos juveniles y por la degradación social. En los 70 metieron la heroína con calzador en Vallecas.

¿Afectó mucho al barrio?
Muchísimo. Yo vivía en las Casa Bajas, en Palomeras, y no había ni una calle que no hubiera muerto algún chaval.

Y en ese ambiente comenzáis a programar conciertos.
Sí, y sin miedo, porque nosotros éramos de aquí, del barrio. Éramos como todo el mundo. Vimos que el futuro eran los conciertos, tuvimos que reestructurar el local entero.

De aquellos bolos de los 80 cuáles recuerdas con más cariño.
Para mí, uno de La Polla Récords. Fue una cosa muy curiosa, nosotros ya éramos más de este rollo del rock radikal, pero la gente que seguía viniendo al bar era jevi. La Polla iba a tocar en un local del barrio y lo suspendieron por miedo. Nosotros dijimos que sí. Fue muy curioso ver la mitad del local con jevis y la otra con crestas. Hubo un momento de tensión. Poco a poco, en una transición larga, fueron desapareciendo los jevis del Hebe y se amplió el horizonte musical.

Y conciertos de música heavy...
Obús siempre ha sido un grupo especial, del barrio y tal. Luego ha habido otros que no han sido famosos pero que aquí en el barrio si fueron importantes como Septiembre o los mismos Boikot. Luego llegaron Ska-P o Marea. Menos Rosendo, todo el mundo ha pasado por aquí.

Todavía estás a tiempo, él sigue actuando.
Pues sí.

Y en los 2000 donde se situó el Hebe y el barrio.
Todo se amplió, muy centrada en lo español, tipo Porretas y luego los que fueron saliendo. Nos hemos ido adaptando. Tenemos amplitud de miras.

Como aquella canción de HHH "el heavy no es violencia, jamás lo será".
El heavy no era violento. No era tampoco político, era un movimiento de barrrio y pacifista. Lo que tenían era el aspecto. Su música tampoco era reivindicativa, cantaban más a la vida.

Oye, ¿y a Kortatu lo tuvisteis?
Lo tuvimos, pero no en el Hebe, en la Plaza Vieja. Sería como en el 86, se llenó, era su momento más álgido.

Gracias, Juanjo.