Fotos

Jeannette Montgomery Barron capturó la energía del panorama artístico de la Nueva York de los 80

Después de graduarse en el Centro Internacional de Fotografía de Nueva York, Jeannette Montgomery Barronse dedicó a capturar la escena artística de la ciudad. Retrató a personajes como Basquiat, Mapplethorpe, Andy Warhol o William S. Burroughs.

por Russell Dean Stone
19 Enero 2015, 11:00am

Jean-Michel Basquiat y Andy Warhol. Todas las imágenes de ©Jeannette Montgomery Barron, cortesía de la Collezione Maramotti y Silvana Editoriale.

En 1979, la fotógrafa Jeannette Montgomery Barron se mudó desde Atlanta a Nueva York. Después de graduarse en el Centro Internacional de Fotografía y armada con su Hasselblad, se dedicó a capturar la escena artística de Nueva York, fascinada por la energía de las personas (Jean-Michel Basquiat, Robert Mapplethorpe, Cindy Sherman, Julian Schnabel, Andy Warhol, William S. Burroughs, Bianca Jagger, Willem Dafoe) que llegaron a definir aquella época.

"La verdad es que yo no iba a tantas fiestas", afirma. "Mi objetivo era simplemente conseguir la foto. Me apetecía mucho retratar a toda esa gente, era como un juego para mí".

Barron asegura que "todo el mundo se dedicaba a fotografiar a las mismas personas en los mismos sitios del centro de la ciudad"; sin embargo, su trabajo —cuyo marcado monocromatismo recuerda a su contemporáneo Peter Hujar— ha resistido la prueba del tiempo y se ha erigido en un importante documento de la Nueva York de la década de 1980, donde músicos, pintores, escritores, diseñadores de moda, cineastas, editores, actores, modelos y fotógrafos trabajaron y tocaron juntos, crearon sus propias reglas y dieron forma a nuestra cultura creativa tal y como la conocemos hoy en día.

Por supuesto, la vida y el trabajo del artista en la ciudad han cambiado mucho en la actualidad. "Uno siempre idealiza el pasado, pero sí creo que era un ambiente diferente", dice Barron. "Nueva York era un lugar donde se podía vivir y trabajar como artista. Todo eso ha cambiado. Es mucho más difícil ahora, a menos que consigas tener mucho éxito; por eso mucha gente termina en Los Ángeles".

El método de Barron consistía en no robarle demasiado tiempo a los sujetos que fotografiaba. No trataba de imponerse, era relajada, y los resultados, ya fueran tomas para Cosmopolitan o Comme des Garçons, constituían toda una lección magistral del uso del sujeto y de la sombra. My Years in the 1980s New York Art Scene es la última colección de la obra de Barron. Mientras que su libro anterior, Scene, recoge sus más famosos retratos, esta nueva obra muestra el lado que no suele verse: hojas de contacto, aguafuertes y recuerdos de la época. Hablamos con ella sobre la historia detrás de algunas de sus fotografías más famosas.

JEAN-MICHEL BASQUIAT Y ANDY WARHOL

(Imagen de arriba) "El galerista Bruno Bischofberger me llamó y me dijo, 'Ve y fotografía a Andy y Jean-Michel porque estoy haciendo una muestra de sus pinturas. Jean-Michel estaba muy fumado. Había estado fumando unos porros enormes. Andy lo admiraba profundamente. Al final de la sesión, les pedí a ambos que firmaran un formulario de cesión de derechos. En un arrebato de legalidad, Jean-Michel añadió una cláusula adicional a su contrato, y Andy dijo, 'Muy buena idea, jean-Michel; yo también lo haré'. Esto no ocurrió en la Factory original, en Union Square; a esa también fui, y allí Andy guardaba toda la basura que había ido comprando y con la que no sabía qué hacer. La Factory de la Calle 33 era muy limpia y profesional. Uno no llegaba y se encontraba a alguien tirado en el suelo; esta era un negocio en toda regla".

CINDY SHERMAN
"La última vez que la vi fue en una fiesta hace dos meses. Es tan tímida que aún no puedo creer que me dejara fotografiarla. Probablemente se arrepiente. Hace poco estaba repasando mis mensajes del contestador automático de aquella época y me encontré con uno que me dejó ella la mañana que iba a fotografiarla. Pocas horas antes de que fuera, dejó un mensaje diciendo: 'Hola, soy Cindy. La verdad es que hoy no es muy buen día, así que quizá mejor lo dejamos para otro momento. Si no escuchas este mensaje, ven de todos modos'. Recibí el mensaje, pero hice como si no lo hubiera escuchado".

BIANCA JAGGER
"Era imposible no conseguir una buena foto de ella. Era muy guapa y fotogénica desde cualquier ángulo. Esta fotografía fue un encargo para Cosmopolitan Alemania y, después de aquello, acabamos siendo amigas. Almorzábamos, íbamos de compras, íbamos a restaurantes macrobióticos y nos hacíamos esperar. El día de nuestra sesión, llegó tres horas tarde –típico de ella– y, cuando la canción "Old Man" de Neil Young sonó en la radio, se puso a llorar".

WILLIAM S. BURROUGHS
"Era su cumpleaños. Tenía 71 años y un amigo mío, Howard Brookner, que había hecho un documental sobre Burroughs, arregló nuestro encuentro. No fue en el Bunker, fue en otro sitio. Entré y vi unas escopetas sobre la mesa y la verdad es que me asusté. Decidí que haría la foto y me largaría de allí. Ni me imaginé que las armas estaban cargadas de pintura para sus famosos cuadros de salpicaduras de disparos".

ROBERT MAPPLETHORPE
"Robert murió poco después de que tomara esta fotografía. Resulta intimidante fotografiar a otro fotógrafo, sobre todo uno al que admiras. Pensaba, ¿Qué voy a hacer? Seguro que la lío. Se me olvidará algo o me olvidaré del carrete. Eso ya me había pasado alguna vez. Algunas personas usaban traseras de Polaroid, pero yo nunca lo hice. Él me tranquilizó inmediatamente (teníamos amigos en común) y me preguntó mucho por mi trabajo. Al final de la sesión me ofreció un vaso de leche con cacao y un porro. Le encantaba tomar leche con cacao. La década de los 80 fue muy triste. Era terrible, nadie sabía qué ocurría. Fue cuando oí hablar por primera vez sobre el sida, el 'cáncer de los gais', como lo llamaban. Veía a todos aquellos chicos en la calle y sabía que estaban perdidos. Fue muy, muy triste. Perdí a muchos amigos".

WILLEM DEFOE
"Willem es un buen amigo mío. Lo he fotografiado mucho, pero esta era una foto para la promoción de una película que mi hermano y Kathryn Bigelow dirigieron, llamada The Loveless. Es una película de motos que hicieron con muy poco presupuesto y en la que Willem tuvo su primer papel protagonista. Luego, claro, hizo Platoon y se convirtió en una estrella. Willem es un gran tipo. No es un tío duro, aunque lo parezca por su cara".

JULIAN SCHNABEL
"Fue muy dulce conmigo. Nos conocimos en Barney, que, en aquel entonces era una pequeña tienda. Yo siempre iba a su estudio y, en aquella ocasión, creo había ido a llevarle unas reproducciones para que me las firmara. Escribió: 'Para Jeannette de parte de tu fan, Julian'. No creo que hiciera algo así hoy. Julian es un hombre muy inteligente e increíblemente polifacético. Tiene un gran sentido de la estética".

DENNIS HOPPER Y MATT DILLON
"Esta fue otro encargo que me pidieron de Comme des Garçons en 1991. En aquel momento a nadie le apetecía volar, así que les dije, Lo acepto si me enviáis con Swissair", que era la aerolínea neutral. Lo hicieron, y fue genial. Fotografiar a dos estrellas de cine vestidos con camisetas carísimas no se hace todos los días. Matt Dillon es muy agradable. Dennis Hopper es más provocador. Le divertía armar follón"."

Sigue a Russell Dean Stone en Twitter