FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Enseñar el pecho sólo está bien si te cuelga algo entre las piernas

Estos hombres piensan en los cuerpos femeninos como algo inapropiado y sexual, y en sus cuerpos como algo neutral.
5.2.16

El discurso patriarcal te dice que está bien que seas delgada, tengas las tetas tersas y que cumplas los cánones, pero que jamás deben notarse los mecanismos que has usado para conseguirlo. Debes fingir que es todo natural: el famoso efecto cara lavada. Por eso hay güeyes que braman cuando ven que algunas mujeres suben fotos de sus cuerpos, mueven sus culos y se muestran como quieren y cuando quieren. Estas mujeres derrocan la idea de que una mujer que se viste de manera "inapropiada" o enseña su cuerpo está invitando a los hombres a que vayan tras ella (aun así, estas chicas reciben cientos de comentarios degradantes a diario). También se cagan en la idea de que si eres mujer, muestras tu cuerpo y disfrutas de tu sexualidad, has dejado de ser "material para esposa". Ya lo sabemos, las putas para coger; las santas para estar en casa y cuidar de los hijos.

Publicidad

Relacionado: Los hombres gay que odian a las mujeres


Hablamos con Lindsey (@CardsAgstHrsmt), impulsora de la iniciativa "Cards Against Harassmen", que busca poner de manifiesto el acoso al que se ven sometidas las mujeres cuando caminan por la calle, y creadora del hashtag @shirtlessshamers2016, con el que pretende echar abajo la idea errónea de que la desnudez femenina es algo vergonzoso, y de que las mujeres que enseñan su cuerpo no se respetan a sí mismas y merecen ser humilladas y acosadas públicamente.

"No subas fotos medio encuerada en las redes sociales si quieres a un buen hombre en tu vida. Los chicos así quieren tener el privilegio de verte desnuda, y no ser uno de los muchos que lo tienen". Lindsey: El último por hoy. Un momento de silencio por Jacob y la ardua tarea de encontrar a un buen hombre.

VICE: ¿Cuándo decidiste que era el momento de crear este hashtag?
Lindsey: Surgió de manera orgánica en enero de este año. En los últimos tiempos, he estado tuiteando sobre misoginia, violencia de género y acoso sexual. Normalmente, me siento consternada cuando veo cómo los cuerpos de las mujeres y sus decisiones a la hora de vestirse forman parte de conversaciones de gente poco informada e ignorante, que sacan el tema aunque no venga a cuento. Atribuir la violencia sexual o las vejaciones a una forma de vestir no es nada nuevo, pero casualmente me encontré en Twitter con un usuario que tenía una foto de perfil sin camiseta, y me di cuenta de que esta misma persona estaba comentando que las mujeres que postean fotos medio desnudas no se respetan a sí mismas. Después encontré más capturas de pantalla de tipos que reproducían un patrón similar (llamar putas a mujeres en un twit y compartir sus propias fotos desnudos de cintura para arriba en otro), y me di cuenta de que eran muchos los hombres que manejaban esta doble moral, así que probablemente podría subir una foto cada día durante un año y aún sí no se agotarían. Decidí empezar a usar el hashtag para conectar las fotos.

Publicidad

¿Qué se esconde detrás de estas actitudes tan misóginas?
Creo que las razones son tan variadas como la gente que las perpetúa o las mujeres a las que lanzan sus dardos, así que no podría señalar una única razón detrás de todos estos actos. Sin embargo, creo que no me equivoco si digo que estos hombres piensan en los cuerpos femeninos como algo inapropiado y sexual, y en sus cuerpos como algo neutral. También parece que creen que la desnudez o el sexo —real o sólo percibido— devalúa a la mujer pero no devalúa al hombre: el clásico binomio macho/puta, en el que lo que es bueno para el hombre no lo es para la mujer y además la convierte en una puta.

Siempre me pregunto cómo es posible sentirse tan enojado con las mujeres y nunca encuentro una respuesta. ¿Por qué los hombres tienen tanto miedo de que seamos libres y hagamos con nuestro cuerpo lo que nos dé la gana?
Las feministas han señalado desde hace tiempo que el patriarcado no solamente afecta a las mujeres sino que también afecta a los hombres, imponiendo expectativas tóxicas y rígidas con respecto a lo que significa ser masculino y un hombre de verdad. Creo que algunos de estos hombres han internalizado la idea de que los hombres son más masculinos si practican sexo y si demuestran que tienen el control sobre las mujeres, así que si ven a las tías disfrutando de sus cuerpos de la misma manera, de una forma en la que necesariamente no se los incluye, se sienten amenazados. Además, la mayoría de ellos comparten y le dan a "like" a millones de fotos de tías desnudas y videos porno, así que claramente el problema no tiene que ver con la desnudez femenina sino con las mujeres que se sacan fotos ellas mismas.

Publicidad

Relacionado: La lucha de una feminista negra en Twitter


¿Cómo se justifica esta doble moral?
La mayoría de estos güeyes se mantienen firmes en su hipocresía e insisten en que las mujeres y los hombres somos diferentes, y que las chicas debemos asumirlo. Una respuesta bastante predecible por parte de un grupo que se beneficia del statu quo sexista.

La biopolítica decidió que los pechos masculinos no serían una zona corporal sexualizada, pero los de las mujeres sí. ¿A qué se debe?
No estoy calificada para sentar cátedra sobre biopolítica. De vez en cuando, algún chico me escribe en Twitter para darme sus opiniones intentando justificar el slut shaming como algo que tiene que ver con nuestra biología, e intentan regurgitar citas de psicología evolucionista sin fuente y sin verificar, pero creo que estas explicaciones vienen de parte de hombres que quieren justificar sus argumentos y no saben hacerlo mejor.

¿Qué buscamos cuando nos tomamos este tipo de fotos?
Creo que las razones son numerosas y variadas. Alguna gente se toma fotos para documentar su progreso en el gimnasio, para sentirse atractiva, para enseñar algún look o una parte de nuestro cuerpo que nos hace sentir seguros, o para conectar con la gente que te sigue y que probablemente nunca te ha visto en persona y así romper la cuarta pared un poco.


Relacionado: Las mujeres demonio y fantasma del antiguo Japón


Hay una nueva moda que se llama "clapping videos" (vídeos de chicas moviendo sus culos). ¿Están las mujeres tomando el control de sus cuerpos?Honestamente, no quiero unirme a la moda de gente que culpabiliza y escruta cada pequeña cosa que las mujeres hacen. Si las chicas quieren hacer estos videos, que se diviertan, y si a alguien no le gusta, que no mire. ¿A quién le importa? Parece como si el mundo estuviera particularmente preocupado estos días por lo que hacen las chavas y por lo que este tipo de actos dicen sobre ellas, cuando es una moda que popularizaron los adolescentes negros, así que no quiero formar parte de eso.

¿Cómo ha reaccionado la gente ante este hashtag?
La reacción ha sido tan abrumadora y positiva que estoy dispuesta a escuchar a hombres y a mujeres que ven este tema en el contexto de una conversación más amplia sobre violencia sexual, slut shaming culpabilización de las víctimas, y seguridad y autonomía de las mujeres. He escuchado muchas historias al respecto: mujeres que dan pecho y están hartas de ser humilladas por extraños que las insultan por hacer algo que forma parte de nuestros derechos fundamentales; mujeres cuyos novios abusivos controlan su vestimenta o sus hábitos sociales; chicas jóvenes que han sufrido acoso sexual por parte de compañeros y profesores que las culpan de estar pasando por la pubertad, y muchas más cosas. No soy la primera que ha expuesto este tema de la doble moral, pero creo que este proyecto es visual y divertido, hasta el punto de que está llegando a nueva gente de una forma diferente, lo cual es muy gratificante.