FYI.

This story is over 5 years old.

RRayen nos muestra otra forma de hacer música

Conoce a la argentina que se dedica al chiptune y al circuit bending.
16.5.16

Vivimos una época en la que no hay pretextos para no emprender un proyecto musical. De hecho ahora mismo resulta más complicado elaborar una justificación verosímil para no hacer las cosas, que hacerlas. Más allá de la común excusa de la falta tiempo o el cansancio, el cual por más agudo que sea, pasa a segundo término cuando la pasión y las ganas entran al ruedo. Son esas ganas de comenzar a hacer cosas a través de empresas inusuales, proyectos aparentemente utópicos que son vistos desde fuera con desconfianza y escepticismo. Así es como en un principio se reciben las acciones que rompen con el establishment; las que no son "como deberían ser", o mejor dicho, como nos tienen acostumbrados a creer que es. Pero dígame usted ¿Qué sería del circuito musical que nos venden como legitimo sin éstas micro-escenas disidentes alejadas de las formas habituales? Éstas pueden vivir sin su aprobación, como paganos de la periferia, no le piden nada, al contrario, es el mentado mainstream quien al darse cuenta de que no puede ya ignorarlas, se alimenta como parásito de algunos elementos de éstas (esos sí, debidamente estetizados y esterilizados), para sobrevivir, para reinventarse, para no quedarse atrás ante la veloz demanda del insaciable mercado. Muchas veces llega a absorberlas, despojándolas de su fuerza y significado inicial. Ahí está el punk, el hip-hop y un sinfín de movimientos más

Publicidad

No cabe duda de que el internet es una herramienta clave dentro de estos espacios emancipados, auto-gestionados, en donde que se crean vínculos más estrechos entre las personas; se da y se fomenta el intercambio de ideas por la proximidad que hay entre artista, público y gestores o promotores. Llega un punto en el que sin olvidar el rol y la responsabilidad de cada uno tiene con el resto, los papeles son tan etéreos que la convivencia se torna orgánica y honesta. Gana el enriquecimiento cultural, la construcción de narrativas y formas de producción, ajenas al capitalismo canalla y la pretensión, que muchas veces conlleva la industria que nos tiene sometidxs en casi todos los demás ámbitos de nuestras vidas.

Vivimos una época en la que no hay pretextos para no emprender un proyecto musical. De hecho ahora mismo resulta más complicado elaborar una justificación verosímil para no hacer las cosas, que hacerlas. Más allá de la común excusa de la falta tiempo o el cansancio, el cual por más agudo que sea, pasa a segundo término cuando la pasión y las ganas entran al ruedo. Son esas ganas de comenzar a hacer cosas a través de empresas inusuales, proyectos aparentemente utópicos que son vistos desde fuera con desconfianza y escepticismo. Así es como en un principio se reciben las acciones que rompen con el establishment; las que no son "como deberían ser", o mejor dicho, como nos tienen acostumbrados a creer que es. Pero dígame usted ¿Qué sería del circuito musical que nos venden como legitimo sin éstas micro-escenas disidentes alejadas de las formas habituales? Éstas pueden vivir sin su aprobación, como paganos de la periferia, no le piden nada, al contrario, es el mentado mainstream quien al darse cuenta de que no puede ya ignorarlas, se alimenta como parásito de algunos elementos de éstas (esos sí, debidamente estetizados y esterilizados), para sobrevivir, para reinventarse, para no quedarse atrás ante la veloz demanda del insaciable mercado. Muchas veces llega a absorberlas, despojándolas de su fuerza y significado inicial. Ahí está el punk, el hip-hop y un sinfín de movimientos más

No cabe duda de que el internet es una herramienta clave dentro de estos espacios emancipados, auto-gestionados, en donde que se crean vínculos más estrechos entre las personas; se da y se fomenta el intercambio de ideas por la proximidad que hay entre artista, público y gestores o promotores. Llega un punto en el que sin olvidar el rol y la responsabilidad de cada uno tiene con el resto, los papeles son tan etéreos que la convivencia se torna orgánica y honesta. Gana el enriquecimiento cultural, la construcción de narrativas y formas de producción, ajenas al capitalismo canalla y la pretensión, que muchas veces conlleva la industria que nos tiene sometidxs en casi todos los demás ámbitos de nuestras vidas.

Es quizás dentro de estas convivencias en donde se ponen en práctica teorías que quizás, podríamos llevar a otros terrenos de nuestra cotidianeidad. Replicar dentro de distintas escenas musicales, y darnos cuenta de que existen otros caminos, más acordes a nuestro contexto y realidad, ya sea latina o de cualquier otra parte del mundo. Las cosas no andan muy bien que digamos en ninguna parte. El economista norteamericano John K. Galbraith, ex asesor de los presidentes Roosevelt y Kennedy. Dijo hace muchos años "Globalización es un término que nosotros, los americanos, inventamos para disimular nuestra política de avance económico en otros países y para tornar respetables los movimientos especulativos del capital". Quizás sea momento de crear nuestra propia definición de globalización y comenzar a construir nuevas estructuras.

Como cuando emprender un viaje por todo el continente, con tan sólo un gameboy intervenido y una cabeza de muñeca vieja, ambos víctimas del Circuit Bending. Es el caso de Maia Koenig, conocida por el seudónimo RRayen en la turbia (para mí) escena mundial del Chiptune.

Para quien no esté familiarizado con el término Chiptune, aquí una definición de la propia Maia: Chipmusic es el término usado para designar a la música realizada con los primeros aparatos de juego con interfaz digital. Los más accesibles y los que fueron fabricados en mayor número fueron las consolas de juego como NES, Coleco Vision, Atari 2600 y Gameboy; computadoras como ZX Spectrum y Commodore 64; teclados de juguete como Casio VL-1 y demás simpáticos aparatitos. Debido a las características técnicas del momento en que fueron creados (años 80's), el sonido no se producía mediante emulación (sampling) sino que cada dispositivo generaba sonido a su manera (la mayoría trabajaba con un sistema de 8Bit) Es un sonido lleno de nostalgia, es recuperar la niñez, un espíritu ligado a la cultura del DIY (do it yourself/hazlo tú mismo) una actitud muy punk, ya que muchas veces se recuperan las consolas de la basura y las rehabilitan para hacer música.

La definiría como una práctica artesana, que ha pasado por un montón de bandas y proyectos, como Mokientas, Cuadrille, Amnesia Vana, Gelatina Club, Mielcitas Trash Me, Katrinas da Triangla, Aureola Electrika, Para Noise, Enjambre de Guitarras, Magia Robot y Vaginas. Hasta el día de hoy, que se divide entre Rrayen (8bit) y Maia (noise o lo que salga en el momento). Su modus operandi es la experimentación, es de ahí de donde comienzan a detonar todo. Crea sus propios instrumentos a través de la resistencia lúdica y visionaria que es el Circuit Bending. Ella, un receptor que no discrimina ondas y estímulos de ningún tipo, que al pasar por sus manos, son devueltos al mundo con formas completamente distintas, amorfas y bellas, por medio de actos catárticos, pero performativos. Ya lleva bastante tiempo en el juego, se podría tildar hasta como de veterana de estos menesteres. Actualmente se encuentra en medio de una gira por diversas ciudades a lo largo de diferentes países de nuestro bello continente, como su natal Argentina, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y hasta el final, México. Más de 16 presentaciones a lo largo de 4 meses.

Le hice algunas preguntas acerca del tour, de su sonido y de algunos otros temas para conocer más a detalle lo que hay detrás de su proyecto:

Yo te conocí como Maia Koening, pero el tour en el cual ahora mismo te encuentras inmersa, promueves a Rrayen. Para quien no te conoce, cuéntame un poquito de quienes eres y que es lo que haces:

Soy Maia y vengo de las pleyades. Rrayen es flor en mapuche. Soy artivista y trabajo con instrumentos reciclados (circuitbending) diy y 8bit.

Foto de Night Animals, Bolivia.

Te conocí hace como 2 años, haciendo chip-tunes y hasta la fecha te has mantenido fiel a dichos sonidos. ¿A qué se debe?

El género me parece innovador y me sienta bien lo portable que es tanto sea para componer como para tocar en vivo. No puedo dejar de hacerle lado a lo que es la obsolescencia programada, los chicxs quieren la última play station y algunos seguimos readaptando lo inutilizable para generar otras formas de arte.

¿Qué más haces aparte de música?, leí en algún lado que impartes talleres. Cuéntame más acerca de este lado pedagógico tuyo.

Soy una tipa anti institucional. Aprendí de internet y de amigos. Todavía hay gente que necesita que venga alguien y lo oriente un poco al principio para agarrar viaje y construir por su cuenta, no sé mucho de electrónica en sí pero si tengo mucho para dar y también por aprender de las personas que vengan al taller. Me gusta que sean grupos reducidos y conocernos, entablar una relación contraria a maestro/alumno.

No te imagino todo el día escuchando chiptune hasta la locura o tu muerte. Recomiéndame cosas chulas del continente que actualmente estés escuchando.

Jajaja no escucho chiptune, nunca. Micachu and the shapes, Oneida, dresden dolls, atlas sound, earth, esquizofrénicos, todos los problemas, kiddokupa, bube, babes in toyland, franki cosmos, dymaxion, oscilator bug, buzzcocks, rezillos, lene lovich, lydia lunch, dna, coso, dislexia free, ¿sigo?.

¿Crees que todavía el género, dentro de la industria musical, sea un motivo de desigualdad?

Mujer rosa hombre celeste. La sociedad nos formatea a un nivel donde hasta las propias mujeres nos confundimos y tenemos que hilar bien fino. Se sigue viendo en la música y en todos lados una actitud machista, pero hasta casi sin querer sin darnos cuenta, hay que fijarse en los detalles e ir disolviendo de apoco, ya está pasando.

Si de por si el género musical que exploras es difícil, una mujer haciéndolo es poco común de ver. ¿A qué crees que se deba esto y qué piensas al respecto?

No sé si contesté eso en lo anterior o al revés. En el noise somos muchas, en el chiptunes algunas es una decisión tomar lo que es de uno. Es como expropiarle a una multinacional.

Cuéntame del ambicioso tour que te estas aventando. ¿Lo habías hecho antes? ¿Cómo surgió la idea? ¿Cómo te ha ido hasta el momento?

Tenía pensado un viaje, pero esto es otra cosa. Estar en contacto con gente por las redes de varios países y ver que hay interés, dan ganas de romper la virtualidad, se suma que la situación en Argentina ya me tenía bastante aburrida y sin poder avanzar demasiado, es casi un exilio. Había viajado pero no así, es un bardo programar todo, pero así es la autogestión y creo que se transmitió muy bien. En Asunción, Paraguay donde plantamos semillas de armados de sintes al igual que cochabamba en el L.S.D y las noiseadas con DLP y Dr Ogor.


Considero que esta es una empresa que muy poca gente se atrevería a hacer. Cuando el artista toma las riendas de su carrera y su vida, y comienza iniciativas de esta naturaleza, se dan encuentros enriquecedores, más allá del hecho de viajar: conocer gente, dialogar, intercambiar ideas y el roce con culturas "diferentes". Se crean vínculos y se generan, casi de manera espontánea, narrativas nuevas, casi ajenas al mercado ¿no lo crees así?

Aprovecho el viaje para investigar y crear otro tipo de lazos, haciendo pequeños registros, con los talleres juntamos testimonios para la tesis de musicoterapia de Lucia Masnatta, mi sister. De pronto todo esta súper conectado, si que ahora es más fácil por la red, todos tienen información saben de lo que hablan son todos bien nerds y con experiencias de vida distintas. Creo que en si se genera un enorme grupo humano tirando para un mismo lado, sin competencias ridículas, esas ya son creencias viejas, dicen que como vibras es lo que atraes, y eso es lindo que aparezcas vos ya es un indicio que funciona.

Su material más reciente es "Vidagame", lo puedes descargar gratis desde el Bandcamp. También puedes escuchar "Insecta", que fue su primer material como Rrayen.

Maia estará en México el 22 de julio, en Tuxtla Gutiérrez y en la Ciudad de México en otro de los bluemonday organizado por Castillos en el aire. No pierdas la oportunidad de escuchar está estruendosa propuesta y sobre todo de contribuir a la supervivencia de estas formas alternativas de vivir el arte, de vivir la vida. Consulta aquí los detalles del tour.

Conéctate conMaia Koenig en: Facebook // Soundcloud // Bandcamp

Es quizás dentro de estas convivencias en donde se ponen en práctica teorías que quizás, podríamos llevar a otros terrenos de nuestra cotidianeidad. Replicar dentro de distintas escenas musicales, y darnos cuenta de que existen otros caminos, más acordes a nuestro contexto y realidad, ya sea latina o de cualquier otra parte del mundo. Las cosas no andan muy bien que digamos en ninguna parte. El economista norteamericano John K. Galbraith, ex asesor de los presidentes Roosevelt y Kennedy. Dijo hace muchos años "Globalización es un término que nosotros, los americanos, inventamos para disimular nuestra política de avance económico en otros países y para tornar respetables los movimientos especulativos del capital". Quizás sea momento de crear nuestra propia definición de globalización y comenzar a construir nuevas estructuras.

Como cuando emprender un viaje por todo el continente, con tan sólo un gameboy intervenido y una cabeza de muñeca vieja, ambos víctimas del Circuit Bending. Es el caso de Maia Koenig, conocida por el seudónimo RRayen en la turbia (para mí) escena mundial del Chiptune.

Publicidad

Para quien no esté familiarizado con el término Chiptune, aquí una definición de la propia Maia: Chipmusic es el término usado para designar a la música realizada con los primeros aparatos de juego con interfaz digital. Los más accesibles y los que fueron fabricados en mayor número fueron las consolas de juego como NES, Coleco Vision, Atari 2600 y Gameboy; computadoras como ZX Spectrum y Commodore 64; teclados de juguete como Casio VL-1 y demás simpáticos aparatitos. Debido a las características técnicas del momento en que fueron creados (años 80's), el sonido no se producía mediante emulación (sampling) sino que cada dispositivo generaba sonido a su manera (la mayoría trabajaba con un sistema de 8Bit) Es un sonido lleno de nostalgia, es recuperar la niñez, un espíritu ligado a la cultura del DIY (do it yourself/hazlo tú mismo) una actitud muy punk, ya que muchas veces se recuperan las consolas de la basura y las rehabilitan para hacer música.

La definiría como una práctica artesana, que ha pasado por un montón de bandas y proyectos, como Mokientas, Cuadrille, Amnesia Vana, Gelatina Club, Mielcitas Trash Me, Katrinas da Triangla, Aureola Electrika, Para Noise, Enjambre de Guitarras, Magia Robot y Vaginas. Hasta el día de hoy, que se divide entre Rrayen (8bit) y Maia (noise o lo que salga en el momento). Su modus operandi es la experimentación, es de ahí de donde comienzan a detonar todo. Crea sus propios instrumentos a través de la resistencia lúdica y visionaria que es el Circuit Bending. Ella, un receptor que no discrimina ondas y estímulos de ningún tipo, que al pasar por sus manos, son devueltos al mundo con formas completamente distintas, amorfas y bellas, por medio de actos catárticos, pero performativos. Ya lleva bastante tiempo en el juego, se podría tildar hasta como de veterana de estos menesteres. Actualmente se encuentra en medio de una gira por diversas ciudades a lo largo de diferentes países de nuestro bello continente, como su natal Argentina, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y hasta el final, México. Más de 16 presentaciones a lo largo de 4 meses.

Le hice algunas preguntas acerca del tour, de su sonido y de algunos otros temas para conocer más a detalle lo que hay detrás de su proyecto:

Yo te conocí como Maia Koening, pero el tour en el cual ahora mismo te encuentras inmersa, promueves a Rrayen. Para quien no te conoce, cuéntame un poquito de quienes eres y que es lo que haces:

Publicidad

Soy Maia y vengo de las pleyades. Rrayen es flor en mapuche. Soy artivista y trabajo con instrumentos reciclados (circuitbending) diy y 8bit.

Foto de Night Animals, Bolivia.

Te conocí hace como 2 años, haciendo chip-tunes y hasta la fecha te has mantenido fiel a dichos sonidos. ¿A qué se debe?

El género me parece innovador y me sienta bien lo portable que es tanto sea para componer como para tocar en vivo. No puedo dejar de hacerle lado a lo que es la obsolescencia programada, los chicxs quieren la última play station y algunos seguimos readaptando lo inutilizable para generar otras formas de arte.

¿Qué más haces aparte de música?, leí en algún lado que impartes talleres. Cuéntame más acerca de este lado pedagógico tuyo.

Soy una tipa anti institucional. Aprendí de internet y de amigos. Todavía hay gente que necesita que venga alguien y lo oriente un poco al principio para agarrar viaje y construir por su cuenta, no sé mucho de electrónica en sí pero si tengo mucho para dar y también por aprender de las personas que vengan al taller. Me gusta que sean grupos reducidos y conocernos, entablar una relación contraria a maestro/alumno.

No te imagino todo el día escuchando chiptune hasta la locura o tu muerte. Recomiéndame cosas chulas del continente que actualmente estés escuchando.

Jajaja no escucho chiptune, nunca. Micachu and the shapes, Oneida, dresden dolls, atlas sound, earth, esquizofrénicos, todos los problemas, kiddokupa, bube, babes in toyland, franki cosmos, dymaxion, oscilator bug, buzzcocks, rezillos, lene lovich, lydia lunch, dna, coso, dislexia free, ¿sigo?.

¿Crees que todavía el género, dentro de la industria musical, sea un motivo de desigualdad?

Mujer rosa hombre celeste. La sociedad nos formatea a un nivel donde hasta las propias mujeres nos confundimos y tenemos que hilar bien fino. Se sigue viendo en la música y en todos lados una actitud machista, pero hasta casi sin querer sin darnos cuenta, hay que fijarse en los detalles e ir disolviendo de apoco, ya está pasando.

Publicidad

Si de por si el género musical que exploras es difícil, una mujer haciéndolo es poco común de ver. ¿A qué crees que se deba esto y qué piensas al respecto?

No sé si contesté eso en lo anterior o al revés. En el noise somos muchas, en el chiptunes algunas es una decisión tomar lo que es de uno. Es como expropiarle a una multinacional.

Cuéntame del ambicioso tour que te estas aventando. ¿Lo habías hecho antes? ¿Cómo surgió la idea? ¿Cómo te ha ido hasta el momento?

Tenía pensado un viaje, pero esto es otra cosa. Estar en contacto con gente por las redes de varios países y ver que hay interés, dan ganas de romper la virtualidad, se suma que la situación en Argentina ya me tenía bastante aburrida y sin poder avanzar demasiado, es casi un exilio. Había viajado pero no así, es un bardo programar todo, pero así es la autogestión y creo que se transmitió muy bien. En Asunción, Paraguay donde plantamos semillas de armados de sintes al igual que cochabamba en el L.S.D y las noiseadas con DLP y Dr Ogor.

Considero que esta es una empresa que muy poca gente se atrevería a hacer. Cuando el artista toma las riendas de su carrera y su vida, y comienza iniciativas de esta naturaleza, se dan encuentros enriquecedores, más allá del hecho de viajar: conocer gente, dialogar, intercambiar ideas y el roce con culturas "diferentes". Se crean vínculos y se generan, casi de manera espontánea, narrativas nuevas, casi ajenas al mercado ¿no lo crees así?

Publicidad

Aprovecho el viaje para investigar y crear otro tipo de lazos, haciendo pequeños registros, con los talleres juntamos testimonios para la tesis de musicoterapia de Lucia Masnatta, mi sister. De pronto todo esta súper conectado, si que ahora es más fácil por la red, todos tienen información saben de lo que hablan son todos bien nerds y con experiencias de vida distintas. Creo que en si se genera un enorme grupo humano tirando para un mismo lado, sin competencias ridículas, esas ya son creencias viejas, dicen que como vibras es lo que atraes, y eso es lindo que aparezcas vos ya es un indicio que funciona.

Su material más reciente es "Vidagame", lo puedes descargar gratis desde el Bandcamp. También puedes escuchar "Insecta", que fue su primer material como Rrayen.

Maia estará en México el 22 de julio, en Tuxtla Gutiérrez y en la Ciudad de México en otro de los bluemonday organizado por Castillos en el aire. No pierdas la oportunidad de escuchar está estruendosa propuesta y sobre todo de contribuir a la supervivencia de estas formas alternativas de vivir el arte, de vivir la vida. Consulta aquí los detalles del tour.

Conéctate conMaia Koenig en: Facebook // Soundcloud // Bandcamp