​Somos gente razonable: 26 años de Warp Records

FYI.

This story is over 5 years old.

​Somos gente razonable: 26 años de Warp Records

Ahondamos en las más de dos décadas de uno de los sellos pilares de la música electrónica.

El vértigo de cientos de imágenes pasando en segundos, los sonidos mutantes y retorcidos que no dan tregua a nuestro cerebro, una tradición de 26 años en los que la repercusión y el aporte a la música electrónica es palpable a través de cientos de discos, que lo mismo ponen a bailar al tiempo que generan texturas tripeantes de amplio gramaje. Warp Records es de esos pocos sellos discográficos a los que se les tiene tanto cariño y aprecio, al igual que se les reconoce su relevancia histórica a partes iguales.

Publicidad

El pasado 6 de junio, el sello de Sheffield cumplió 26 años de existencia, 26 años en los que sus fundadores Steve Beckett y Rob Mitchell (quien murió de cáncer en 2001) nunca se imaginaron que el eco se haría latente hasta nuestros días como un sello que, aunque alejado de la música electrónica arriesgada que los caracterizara en los noventa, sigue siendo un sinónimo de calidad. Pocos sellos han mutado y mantenido la credibilidad hasta hoy.

Hipnóticos y ambientales, ravers duros y poperos experimentales han desfilado por Warp, detonando una leyenda cultural que es ejemplo e influencia para muchos. En Latinoamérica no son pocos los fans y músicos que se han visto inspirados por la casa de nombres de peso como Aphex Twin, Boards of Canada o Autechre (quizás su carta más emblemática).

¿Cómo abrevar una leyenda en pocas líneas sin caer en la subjetividad? ¿De qué manera mesurar lo mejor de un catálogo en donde el diseño y las compilaciones son tanto o más importante que la discografía de sus elementos? Platicamos con especialistas en la materia para recorrer el volumen y la solidez de los artífices de lo que en un tiempo se conoció como IDM (Intelligent Dance Music).

"Cuando Warp surgió y despegó, la música electrónica reinaba en Inglaterra, estaban prohibiendo los raves y más artistas del rock y el pop lo estaban legitimizando pero seguía definida en géneros y enfocada a las pistas de baile. Aphex Twin, Autechre, Boards of Canada, Squarepusher o LFO, estos artistas partían de los raves pero querían salir de los límites que imponían los géneros, el house, el techno, el drum and bass, el Acid House o el happy hardcore". (Marcos Hassan, músico y periodista especializado).

Publicidad

El aporte de Warp Records, como apunta Federico Crespo, DJ y gastronomita "evidentemente son es su inclinación hacia educar al oído en el interés del sonido", apreciando también "su labor enseñando al público el valor de las técnicas de producción y las posibilidades creativas que ofrece el audio".

Parches, músico y amplio fan y conocedor del catálogo Warp en todas sus etapas, lo ve en retrospectiva: (la importancia del sello) "tiene que ver con el balance entre la electrónica experimental y su influencia sobre el mundo de la música popular. Si bien cuando se fundó Warp no existía el tamaño de escena electrónica que existe ahora era o para clavados, new wave, synthpop, etc. En ese formato, casi siempre instrumental y que ahora soporta un circuito de festivales y de disqueras como Ninja Tune, Ghostly, etc., Warp fue instrumental en construir eso".

La expansión de lo que podríamos decir que es el "sonido Warp" se ha ido moviendo a través de dos líneas más o menos claras: de primera mano está el arranque, a inicios de los noventa con sus bichos, ambients y downtempos que son patentes en el compilado Artificial Intelligence de 1992, en donde hay nombres como The Dice Man, UP!, Musicology o el mismo Autechre, dueto de Manchester conformado por Rob Brown y Sean Booth.

La segunda oleada se viene con lo que quizás sea la época de oro del sello, en donde desde los albores de los noventa y casi toda la década, reinaron nombres como los ya mencionados Boards of Canada, además de Nightmares on Wax, Jimi Tenor, y claro, Aphex Twin. Desde aquellos tiempos, Warp no sólo apostó por la electrónica mutante y los clubs atípicos, también ha llevado una diversidad y criterios que le han aportado solidez discursiva al sello. Increíbles son los discos que han salido vía Warp de artistas como Broadcast, Tortoise o Vincent Gallo.

Publicidad

Al respecto, Israel Martínez, artista sonoro, reflexiona: "Warp es muy amplio, o era muy amplio, pues había una gran distancia entre Sabres of Paradise o Boards of Canada, con Autechre, por ejemplo, o el mismo Aphex Twin que tiene trabajos de éxito masivo como "Come to daddy" hasta piezas no populares que realmente retan al oído. Gran mérito del sello fue darle un rostro, una coherencia estética a este abanico tan grande, pocos lo han hecho de tal forma, muy pocos. Yo fui influenciado no sólo por su música sino también por esta idea de generar una coherencia estética en un sello. Durante la década pasada bajo ese tenor crecimos con Abolipop, y después vino el desborde con Suplex".

Hoy en día, Warp ha apostado por otro tipo de sonidos, en los que lo mismo figura una agrupación pop melódico ambiental como Grizzly Bear, que fabricantes de dance brincotón como !!!, hasta los artífices del llamado math rock neoyorquino, Battles.

Mercado, expansión y apertura sin perder la esencia. Para algunos, el interés de Warp sigue siendo su viejo catálogo, los artistas que le han dado sus mejores frutos en términos musicales. Rafael Villegas, fundador de Afterpop reconoce que "el sello tuvo que adaptarse desde la primera mitad de los dosmiles a un nuevo mercado, lo cual no es ni bueno ni malo, simplemente es. Y ya no creo que el loguito de Warp necesariamente represente algo más allá de la necesidad de vender y subsistir, eso sí, bajo ciertos estándares de calidad; hay uno que otro garbanzo de a libra y conservan aún a lo mejor que han firmado en su historia que es Autechre. Quizás en los últimos años su acierto haya sido asociarse con los abstract hip hoperos de la costa oeste americana abanderados bajo el estandarte de Brainfeeder. Hoy por hoy no son más EL SELLO de la electrónica de avanzada, si acaso de cierta electrónica de 'hype'".

Publicidad

Para Ejival, CEO y fundador del sello tijuanense Static Discos, hoy en día existen "sellos más interesantes en este momento que Warp. Y desde la muerte de Rob Mitchell en 2001, el sello ha batallado por encontrar a nuevos y emocionantes artistas. Los artistas vieja escuela de Warp creo que siguen causando más emoción que lo nuevo. Pero aun así han dejado de ser un sello de música electrónica y se han convertido en un sello diverso, ecléctico que casi nunca decepciona en sus producciones (portadas, arte, objetos físicos y momentos)".

Quien quizás haya apuntado con precisión el peso de Warp en la tradición musical, ese ha sido el inglés Mixmaster Morris, quien dijo: "Warp es el moderno equivalente a Factory o Rough Trade en los noventa, un sello que encuentra nuevos artistas y cuyo nombre siempre es superior a la suma de sus partes. Es una garantía de calidad. ¿Conoces a alguien que entre en una tienda y diga 'oiga, tienen discos nuevos de EMI'?"

Y como bien remata Ejival: "Para ser gentes razonables (We Are Reasonable People) han logrado una gran terquedad musical que sigue siendo exquisita y emocionante".

Difícil es dejar fuera discos increíbles y desafiantes de Warp. Fans, músicos influenciados y especialistas en el sello aún escuchan sus viniles devanándose la sesera decidiendo qué es lo más granado de la disquera. Algunos de los gallos permanecerán sólidos a la historia ineludiblemente son los siguientes:

Publicidad

Aphex Twin- "Selected Ambient Woks II"

(1994)

Autechre- "Confield"

(2001)

Boards of Canada- "Music Has The Right To Children"

(2005)

LFO- "Frequencies"

(1991)

"Artificial Intelligence"

(compilación de 1992)

Flying Lotus- "Cosmogramma"

(2010)

Conéctate con WARP en: Sitio // Facebook // Soundcloud // YouTube