FYI.

This story is over 5 years old.

Beat by Beat Review: Hardwell - United We Are

¡La espera por su debut valió la pena!
28.1.15

El conocimiento y destreza musical de Robbert van de Corput nunca han sido puestos en duda, sin embargo, tras colocarse en la cima del Top 100 de DJ Mag, comenzó una naciente necesidad por parte del público por escuchar un álbum de estudio en el que Hardwell plasmara sus ideales musicales y demostrara el por qué de su liderazgo en el ranking por encima de Armin van Buuren y Tiësto. Durante el ADE (Amsterdam Dance Event), el hijo pródigo de la leyenda del trance anunció el lanzamiento de United We Are, su álbum debut, que finalmente salió al mercado el 23 de enero.

Publicidad

Compuesto por 14 tracks, United We Are incluyó colaboraciones interesantes que van desde Jason Derulo hasta Funkerman, además de repetir mancuerna con Amba Shepherd, Bright Lights, Tiësto y W&W. El álbum debut es una combinación de su carrera musical con los nuevos sonidos que pretende experimentar aunado a los vocales bastante cursis de la mayorías de los tracks que componen el álbum.

1. Eclipse: El intro tanto del álbum como de sus conciertos. Tras estrenarlo hace año y medio, "Eclipse" inicia con un sonido bastante clásico para la escena electrónica, sin embargo, llega al clímax de manera abrupta lo que le brinda dinamismo y lo convierte en un gran comienzo.

2. Follow Me (con Jason Derulo): Pareciera que la colaboración con el ídolo del R&B fue hecha a la perfección para ser un éxito de radio. Es una combinación que se lleva los aplausos porque además de proveer energía e incitar al baile, cuenta con los vocales perfectos para cantarla una y otra vez. A mi parecer, uno de los mejores tracks del álbum.

3. Sally (con Harrison): Es el primer sencillo de Hardwell. Es inevitable decir que su colaboración con Harrison tardará un buen rato de salir de tu cabeza con ese incesante drop y esos acordes de guitarra. Podríamos decir que Introduce de manera perfecta su influencia rockera, el único defecto que posee la canción son los vocales de Harrison que siendo sinceros no canta nada mal pero… ¿Por qué debían de sonar tan repudiantes?

Publicidad

4. Let Me Be Your Home (con Bright Lights): Por increíble que parezca, es el primer que trabajo que tuvo con Bright Lights; sí, antes de "Never Say Goodbye". Bright Lights tiene una espectacular voz que se disfruta reproducción tras reproducción y Hardwell le brinda el liderazgo que se merece con un acompañamiento musical bueno. Para ser sinceros, su primera colaboración era bastante difícil de superar.

5. Colors (con Tiësto y Andrea Moe): Tiësto y su aprendiz siempre han trabajado de manera perfecta. "Zero 76" y "Written in Reverse" fueron prueba de ello así que con una tercera colaboración no podían decepcionar a nadie. El vocalista sueco hace un excelente trabajo y la melodía creada por el dúo de Breda destaca en el álbum porque posee un poco de todo, siguiendo la receta del éxito. ¡Aplausos!

6. Where Is Here Now (con Funkerman y I-Fan): ¿Alguien sabía que Hardwell disfrutaba y hacía deep house? Pues para debutar en dicho género lo hizo mejor que muchos que llevan ya tiempo produciendo deep. En compañía de Funkerman, Robbert muestra sus habilidades musicales para hacer un track que sonará con fuerza por su profundos pero disfrutables y bailables beats.

7. United We Are (con Amba Shepherd): Tal vez sea yo pero los vocales de Amba Shepherd necesitaban mayor dinamismo y protagonismo. La canción emblema del álbum necesitaba más fortaleza para ser

8. Don't Stop The Madness (con Fatman Scoop y W&W): El track más pesado de United We Are. No hay mejor descripción para la canción que se estrenó en Ultra Music Festival y enloqueció al público. Si bien, posee la esencia del big room y el drop enloquecedor, es el track adecuado para estallar en incesables brincos en cualquier concierto y los vocales te incitan a nunca parar.

9. Young Again (con Chris Jones): Mi canción favorita del álbum. Los vocales del escocés Chris Jones son perfectos y llevan el ritmo de la canción que solamente retumba en tu cabeza pidiéndote bailar y moverte de un lado a otro. A pesar de haber sido estrenada hace unos meses, conserva su esencia de frescura.

10. Echo (con Jonathan Mendelson): El track más instrumental del álbum. Es lento y tranquilo pero lo disfrutas cada segundo por lo relajante que llega a ser en varios momentos. La armonía creada entre la voz y la melodía es digna de escuchar una y otra vez. Uno de los placeres auditivos de Hardwell; no sólo del álbum, de su carrera.

11. Arcadia (con Joey Dale y Luciana): Perdió toda emoción al ser estrenada hace más de seis meses. La esencia que ha construido Hardwell en los últimos tres años se traduce en esta canción que si bien parece no encaja en el álbum, es parte de los constantes altibajos sonoros que tiene United We Are.

12. Area51 (con DallasK): El track que resume la trayectoria de Hardwell. Suena al estilo que presentó los últimos años y el sonido que presenta en su sello discográfico Revealed Recordings por lo que es una pieza auténtica que te hace recordar cada uno de los sencillos que el DJ #1 del mundo ha lanzado.

13. Nothing Can Hold Us Now (con Headhunterz y Haris): Es extraño pero creí que sería una colaboración bastante agresiva aún cuando Headhunterz se ha vuelto más tranquilo. Definitivamente fue una producción progressive con ligeros tintes de hardstyle pero que suena bastante bien.

14. Birds Fly (con Mr. Probz): Después de Waves, era inevitable no pensar en un sonido similar, sin embargo, creó su propio legado y al ser el tema que cierra la primera producción de estudio de Robbert, te despide poco a poco de United We Are dejando el mejor sabor de boca posible.