Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Tech by VICE

Por qué el segundo extra del 2015 debería ser el último

Muchos cientificos y paises creen que es un problema que nos podemos evitar.

por Kari Paul
15 Enero 2015, 8:02pm

​Imagen: Chris Owens/Flickr​

El observatorio de París ​anunció esta semana que el 30 de junio agregarán un segundo extra al reloj atómico para que esté sincronizado con el tiempo astronómico, pero muchos dicen que esta práctica no sirve para prevenir el inevitable e impredecible caos que causará.

Históricamente el tiempo ha sido medido por la salida y puesta del sol, pero el tiempo en tu computador e iPhone está basado en relojes atómicos modernos y mucho más precisos, los que determinan el paso del tiempo a través de la frecuencia de electrones en los átomos. Para lograr esto el paso de un segundo es medido por la cantidad de tiempo que tarda un átomo de cesio en oscilar 9.192.631.770 veces exactas.

El tiempo atómico y el tiempo universal comenzaron a estar sincronizados en 1958 y han sido divergentes desde ese entonces. El segundo no cambia cuando es medido por un reloj atómico, pero la velocidad a la que gira la tierra sí, debido a ​la influencia de la luna en las mareas y otros factores. Los segundos extra han sido implementados desde 1972 para mantener los dos sistemas en sincronía. Sin los segundos extra, el abismo entre las dos medidas de tiempo crecería en un par de milésimas de segundo por día, creando horas de diferencia a lo largo de los siglos.

El ultimo segundo extra, que fue agregado en junio del 2012, causó una serie de problemas globales. En Australia más de 50 vuelos ​fueron retrasados cuando colapsaron las reservas computarizadas de Qantas debido a que no pudieron ajustarse a este segundo extra. ​Muchos sitios web, incluidos Reddit, Foursquare y Linkedin, estuvieron fuera de linea cuando el sistema operativo Linux no pudo manejar el cambio. En 1998, el segundo extra causó ​una falla general en los teléfonos celulares de Estados Unidos y algunos expertos han expresado preocupación por la posibilidad que, en el futuro, el segundo extra afecte a las grandes redes eléctricas.

Dada la cantidad de problemas causados por el segundo extra, un número creciente de países está llamando a que se elimine. Estados Unidos es uno de los más grandes oponentes del segundo extra. El próximo mes de noviembre la Unión internacional de telecomunicaciones, una agencia de las Naciones Unidas, votará si continua con la practica. Si deciden que no, el segundo extra dejara de ser agregado a partir del 2020.

Demetrios Matsakis es el científico en jefe de los servicios de tiempo en el observatorio naval de Estados Unidos, organismo preocupado de​ precisar el tiempo para todas las formas de comunicación digital, incluyendo Internet, los sistemas bancarios, el GPS, las operaciones militares y las redes de teléfonos celulares. Él dice que es imposible predecir que pasará cuando este año se agregue un segundo extra.

"Sugiero que no estén viajando en el aire cuando el segundo extra entre en funcionamiento."

"Definitivamente habrá fallas en algunos sistemas, cuán grandes no lo se" dijo. "Sugiero que no estén viajando en el aire cuando el segundo extra entre en funcionamiento".

Matsakis dice que es difícil preparar los sistemas computacionales para agregar un segundo extra. Ademas el hecho que el segundo deba ser agregado a mano da espacio a muchos errores humanos.

"Muchos sistemas modernos no funcionan bien con el segundo extra" dice. "El gran problema es que los computadores creen que ese tiempo ha retrocedido y muchos programas computacionales, como Oracle por ejemplo, creen que algo malo pasa cuando ven que el tiempo está retrocediendo, por lo que se apagan solos".

Algunas compañías han intentado trabajar con este segundo extra. A Google ​se le ocurrió una solución llamada "leap smear", la que divide el segundo extra en milisegundos y lo agrega al sistema durante el día. Matsakis dice que puede ser no tan efectivo como suena.

"Esto es considerado un problema también" dice. "Muchos grupos han intentado formas distintas de hacer las cosas y todos tienen sus propias soluciones. Si sus soluciones son diferentes, eso puede llevar a la proliferación de escalas de tiempo. Esto es considerado algo malo porque siempre quieres que las personas estén en el mismo tiempo".

Lo impredecible de la velocidad de rotación de la Tierra es otro problema adicional. Matsakis dice que algún día un segundo tendrá que ser restado, lo que podría causar aun más problemas. Su visión es que la mejor solución es deshacerse completamente de la practica de agregar segundos.

"Deberíamos eliminar los segundos extra porque es imposible implementarlos en la practica del mundo real, ya sea debido a su naturaleza inherente o a la completa falta de conocimiento general sobre su existencia" dijo.

Agregó que los únicos países que se oponen a eliminar los segundos extra lo hacen por razones políticas.

"Se que hay sólo dos países que están rotundamente en contra: Rusia y el Reino Unido" dice. "En el Reino Unido todavía creen que el mundo funciona con la hora media de Greenwich y esto sería salirse del GMT, entonces es una cosa de orgullo nacional. Siempre bromeamos que este es el último vestigio del imperio británico que intentan mantener".

Para Rusia, la eliminación del segundo extra significa un costoso re diseño de ​su equivalente al GPS, razón por la que están en contra de la eliminación. Matsakis cree que ya que el tiempo es subjetivo, deberíamos estar de acuerdo en usar la versión más fácil.

"No hay tiempo correcto. Isaac Newton pensaba que había un tiempo absoluto, pero Einstein demostró que no, que el tiempo es relativo" dice. "El tiempo que sea que diga el reloj es el tiempo y si podemos estar de acuerdo en esto, podemos sincronizar nuestra sociedad".

Tagged:
Tech
Motherboard
tiempo
motherboard show
reloj atómico
segundo extra