FYI.

This story is over 5 years old.

Científicos Proponen Usar Rayos Láser para Combatir el Calentamiento Global

Científicos buscan construir dos satélites disparadores de láser: Uno que pueda hacer crecer nubes, y otro que erradique los gases de efecto invernadero.
28.8.14
CALIPSO y satélites similares. NASA

En una importante conferencia mundial de geoingeniería, dos científicos de diferente procedencia presentaron propuestas en las que, desde el espacio, buscan utilizar la tecnología láser como un medio para modificar el clima de la tierra y luchar contra el calentamiento global.

Uno de los científicos sugiere que un satélite equipado con un láser de alta potencia podría hacer crecer nubes por debajo de la atmósfera; la otra propuesta señala que los láseres podrían destruir los gases que causan el efecto invernadero y borrar, de manera efectiva, los agentes que desencadenan el cambio climático.

Publicidad

Aunque estas propuestas son altamente teóricas, radicales, ambiciosas y tempranas, también son altamente discutidas por los científicos que debaten sobre temas de ingeniería climática; propuestas que no se sustentan en la mera creación de aparatos que absorben la contaminación de carbono o partículas extendidas en el cielo, sino más bien en el desarrollo de láseres espaciales suficientemente poderosos como para alterar el clima.

Isabelle Dicaire, científica que trabaja en una agencia espacial europea, estudia a tiempo completo estas propuestas. Recientemente, viajó a Berlín para discutir el cómo un satélite equipado con láseres de alta potencia (LIDAR) podría resultar útil para investigar y en el futuro orquestar la ingeniería climática.

LIDAR es una tecnología de teledetección o detección remota que lanza un láser a un objetivo, luego se analiza la reflexión de este a fin de medir con precisión distancias. La detección remota ya ha sido utilizada por Google, para manejar automóviles sin conductor, y también por el satélite de la NASA, CALIPSO. Dicaire está interesada en lo se podría lograr con un LIDIAR más poderoso en el espacio; teóricamente, este podría detectar con eficacia el movimiento de las partículas en las nubes, he incluso, crear nuevas nubes.

 Este sería el primer paso para desarrollar tu propia siembra de nubes usando un láser

Entre las ideas de geoingeniería más discutidas de los últimos años se encuentra la llamada nube de brillo. Una nube es una masa de vapor de agua que se condensa en gotas alrededor de partículas que flotan en el aire. En este sentido, si la nube tiene una gran cantidad de gotas, mayor es el número de luz solar que rebota en ella.

Publicidad

Así, los geo-ingenieros podrían ser capaces de calcular si el aumento de la superficie de las nubes, o la creación de más de las mismas, reflectaría suficiente luz solar como para enfriar el planeta. La investigación en torno a este tema ha sido limitada, es por esto que Dicaire señala que un LIDIAR más poderoso ayudaría a los científicos a entender de mejor manera la ciencia tras esta propuesta. De esta forma, esta tecnología podría ser utilizada para crear nubes a voluntad.

"Otra aplicación es usar los efectos que se producen dentro de los filamentos de plasma para crear materia exótica. Por ejemplo, el desarrollo de nubes utilizando láseres", señala. Según la científica, investigadores de la Universidad de Ginebra han demostrado que los láseres pueden producir gotas.

Aunque los investigadores en Ginebra ya "están generando nano-gotas de agua utilizando láseres" en un laboratorio, Dicaire tiene otro objetivo: "Estoy monitoreando el campo para ver qué podíamos hacer desde el espacio", dice.

Así, teóricamente: "Puedes utilizar el sistema de observación de la tierra para encontrar donde posicionarías tus nubes, el tipo de nubes que te gustaría crear, y luego de esto, apuntar un haz láser hacia esas nubes". Es necesario señalar que esta idea es totalmente teórica, aún no existe un láser en órbita capaz de realizar está hazaña. Aunque tecnológicamente lograr este objetivo no es imposible, obstáculos políticos y económicos son probablemente más decidores.

Publicidad

"Hoy en día sólo se pueden encontrar fuentes láser en la tierra. Si, eventualmente, en el futuro alguien quisiera ponerlas en un satélite, se necesitaría identificar estas fuentes en el espacio, algo que algunas industrias ya están estudiando. Este sería el primer paso para desarrollar tu propia siembra de nubes usando un láser".

Probablemente, será súper costoso crear nubes más brillantes — una propuesta más antigua sugiere usar barcos para rociar agua de mar hacia el cielo — ya que se necesitará una gran cantidad de satélites láser para hacer crecer estás nubes. Dicaire puntualiza que, por ahora, está más interesada en investigar LIDAR y los proyectos adyacentes a este a fin de ayudar a los científicos involucrados en ello.

Imagen: NASA

"Estamos en una etapa temprana y básica. La única agencia interesada hasta el momento, y de una manera muy preliminar, es la ESA (European Space Agency). Sólo queremos ver si es posible enviar el haz desde el satélite a la tierra. Si es posible, entonces sí vamos a ser capaces de observar detalladamente esto", dijo.

Aidan Cowley, profesor de la Universidad de la Ciudad de Dublín, señala que, alternativamente, se podría utilizar otro tipo de satélite para transportar el láser que haría estallar los gases del efecto invernadero en la atmósfera. Él cree que un satélite de energía solar equipado con un láser de plasma podría ser dirigido a los gases que atrapan el calor con el fin de romper estos gases y separarlos en otros menos nocivos.

Publicidad

"Ya hemos observado, aquí en la tierra, que la ionización del plasma, por ejemplo, los plasmas de aire, ayuda a disociar contaminantes de larga vida: SF6, dióxido de carbono. Esto es algo que ha sido observado y descrito en la literatura", destaca Cowley. "El plasma esencialmente excitará cualquier gas que esté viajando a través de él y, al entregar energía, estos gases se romperán—el SF6 se convertirán en S— y convertirán en gases de efecto invernadero más benignos."

Por supuesto, esta es una idea atractiva; SF6 es un potente gas de larga duración en el efecto invernadero, además, nuestra inmensa producción de CO2 está impulsando el cambio climático y con ello llevándonos a un precipicio; sería muy conveniente acabar con ellos con un rayo láser. Entonces, ¿por qué no lo hemos hecho ya, si la ionización de plasma ha demostrado que se pueden dispersar los componentes básicos que desencadenan nuestra crisis climática?

"El problema sobre su uso [láser] como medio para abordar de manera real el clima y los gases de invernadero per se, es que la energía utilizada para atacarlos tiene que ser generada en la Tierra. Básicamente, usted estaría quemando combustible para destruir emisiones que de todas formas está produciendo, es decir, de todos modos termina siendo un neto positivo para las emisiones contaminantes. Es por esto que es necesario llegar a un escenario de energía libre de bajo costo que se libere de ese paradigma; ahí es donde la idea de utilizar energía solar espacial se vuelve interesante".

Publicidad

Un satélite equipado con paneles solares de alta eficiencia podría hacer el truco.

no hay nada loco en ello, la energía solar en el espacio no es ciencia ficción

"Esencialmente, mediante el uso abundante de energía disponible en órbita se pude conducir un fenómeno de ionización en la atmósfera. Se podría perfectamente dimensionar el problema haciendo lo mismo aquí en la tierra, ya que tenemos un suministro casi ilimitado de energía para hacerlo. Sólo necesitamos desarrollar la tecnología para lograrlo", dijo Cowley.

Sin embargo, hay otros obstáculos; los gases de efecto invernadero son bastante difusos en la atmosfera, por lo que sería difícil dirigir de manera efectiva el láser. Cowley dice que probablemente se necesitarían varias unidades para dirigirlo eficazmente hacia un objetivo. Además, hay que considerar los costos de construcción, prueba y despliegue de maquinaria.

Cowley agregó que su satélite podría ser utilizado para corregir los agujeros que hemos dejado en la capa de ozono por el uso excesivo de aerosoles. "También se podría utilizar para crear ozono". "Es un truco muy fácil" señaló, aunque sostiene que esta tecnología también puede ser usada para el efecto inverso.

"Por el contrario, desde un punto de vista militar, se podría utilizar para destruir la capa de ozono, si lo haces de la manera correcta", dijo. "Potencialmente podría abrir agujeros en la atmósfera de tus no muy amigables vecinos".

Entonces, ¿piensa el Dr. Cowley que la creación de su satélite es factible?

"Sigo pensando que su desarrollo va a tomar mucho tiempo. Hasta ahora es parte de movimiento que tiene ciertos aires clandestinos, por lo que creo seguirá en una etapa de desarrollo de cara al futuro, ya que la energía solar espacial tiene un futuro prometedor para determinadas aplicaciones. Finalmente creo que, como la mayoría de tecnología, habrá un espacio que impulsará la incorporación de esta tecnología", dice el investigador. "Es necesario encontrar un buen espacio y hacer que funcione; la gente va a decir, 'oh eso no es tan desquiciado después de todo". Y no hay nada loco en ello, la energía solar en el espacio no es ciencia ficción".