He aquí el legado del Alt-Rock y el Nu-Metal en la música club actual

Una mirada a la nueva ola de productores inspirados en Evanescence, Korn, Linkin Park y más.
6.3.17
Ben Ruby

Artwork by Ben Ruby Este artículo se publicó originalmente en THUMP Canadá.

Clavado en mi laptop en un club en Toronto, en una noche amarga de Enero, Bambii le tiró al público un moviemiento que no se esperaban. La DJ local estaba haciendo el warm up para la rapera neoyorkina Princess Nokia, y había dedicado la mayor parte de su set a Sean Paul y Drake, pero una selección en particular me llamó la atención. En medio de sus tracks de hiphop, escuché un susurro familiar haciendo eco saliendo de los speakers. "Let the bodies hit the floor, let the bodies hit the floor".

Publicidad

Era, por supuesto, la estrofa inicial del hit de nu metal de Drowning Pool, "Bodies", y yo me teletransporté inmediatamente a los 2000's. Como muchos momentos en muchos grandes DJ sets, el susurro llegó con un shock de escuchar algo familiar en un contexto totalmente irregular. Pero algo acerca de esta selección era diferente. Me sentí de nuevo llenó de acné, leyendo la revista MAD y de 16 años. El uso de Bambii de este track del 2001, que fue tocada hasta el cansancio por los torturadores de Guantanamo un par de años después de su lanzamiento, fue el ejemplo de que los DJs están usando de nuevo la nostalgia del alt rock y el nu metal para darle un giro inesperado a sus sets. Ahora más que nunca, se siente que ese impulso está llegando a las masas.

Durante un Boiler Room lleno de nostalgia en el MoMA de Nueva York el año pasad, el rapero y productor Le1f efectivamente utilizó "In the End" de Linkin Park (otro himno de mis enojados años adolescentes) en medio de su DJ Set. Y en el showcase de PC Music en el SXSW del 2015, el DJ londinense y productor Spinee aceleró el pitch de Evanescence y su "Bring Me to Life" para acomodarlo en un set de bubblegum rave-pop. Describiendo la respuesta positiva del público, Spencer Kornhaber de The Atlantic escribió: "Aquí estamos en este festival que está dedicado a lo más nuevo en la música, en una noche dedicada a uno de los colectivos de música más bloggeados en el año pasado y en donde la canción menos cool de la tierra se ha convertido en una gema".

Estos re-descubrimientos no son exclusivos de la pista. En diciembre del 2015, el DJ de Miami, Total Freedom (aka Ashland Mines) subió a su SoundCloud, "DOWN ACTIONS, LOW KEY CHILDISH AF", un edit frenético que combina desde R&B con bale funk brasileño y un instrumental de "In the End" de piano. Aunque no es la primera vez que Mines mezcla este tipo de combinaciones extrañas, su mix rápidamente ganó miles de plays. Su colega, Asmara, afiliada a Fade to Mind, mejor conocida por ser la mitad del dúo electrónico de LA Nguzunguzu, también incluyó In The End en su Dazed mix del 2016, donde también había rolas de System of a Down, Korn y P.O.D.

Otro sencillo de Linkin Park es "Crawling" y fue usada por el DJ Londinense Endgame en un mix para la revista FACT. Así mismo, el Bring me to Life de Skyshaker, llevó el track de Evanescence a caminos más oscuros y llenos de dembow. Lo que todas estas producciones tienen en común era que lograban mantener esa vulnerabilidad emocional cruda y le dieron un nuevo esqueleto; fueron capaces de crear música que simultáneamente sonaba como el año pasado y como el futuro. Estos edits fueron intercambiados como tarjetas de Pokemón y encontraron una audiencia nostálgica de tastemakers y fans alrededor del mundo.

Publicidad

Una década y media antes de que Amy Lee reemplazara a Aaliyah, yo estaba escuchando muchos tracks cuestionables de alt rock y nu metal mientras crecía como un adolescente en Nueva Escocia. Mientras, absorbía la colección de álbums de mi papá, mi propia colección incluía cosas como Three Days Grace, Puddle of Mudd y el soundtrack de Daredevil que tenía las rolas de "Bring me to Life" y "The Man Without Fear" de Drowning Pool.

No me podía identificar con las letras de Chester Bennington sobre uso de drogas adolescente y el divorcio de sus padres, pero como alguien que constantemente batallaba en hacer amigos, conecté con estos temas de relaciones fallidas y soledad. A través de tracks como "Faint" y "Somewhere I belong", fue que me di cuenta de que esto nunca se tocaba en el radio o en los bailes de la escuela. El sombrío "In The End", se sentía mucho mejor cuando lo escuchaba solo en mi cuarto. Que poco me imaginaba que esos grupos que yo idealizaba tenían la mira en cambiar de género desde el principio.

"Hip hop fue la cosa principal con la que yo crecí, pero después empezamos a escuchar artistas como The Prodigy, Aphex Twin, Squarepusher y DJ Shadow mientras que el jungle/drum and bass estaba sucediendo en ese momento", dijo el guitarrista, tecladista y co-vocales de Linkin Park, Mike Shinoda, a THUMP. "Yo amaba también a Depeche Mode, Ministry, Nine Inch Nails, Deftones y la música industrial. Parte de nuestra meta desde ese día fue mezclar toda esa música y de ahí salió Hybrid Theory".

Publicidad

¿Así que como llegamos hasta aquí? ¿Cómo puede ser que música que alguna vez fue "poco cool" se convirtiera en una moda y en algo "edgy" para los productores de música electrónica hoy en día? Tomemos un ejemplo, en este LOGO Magazine mix de Maxo, que mezcla ocho canciones de los enfants terribles Limp Bizkit, en un set hiperactivo de 20 minutos. En sus manos, Fred Durst y sus letras frecuentemente misóginas son suavizadas con sonidos de 16 bits y un poco de piano jazz. Un edit similar, se puede ver en el mix de 23 minutos de Spinee, Lil Data, y DJ Warlord, "Hell On Planet Earth, We Are The Masters", el cual infla la rola de "Call Me When You're Sober" de Evanescence como si le hubiera puesto helio.

"Esta fascinación parece más como un chiste colectivo que un redescubrimiento consciente", dice Maxo. "Muchos de los productores de esta generación crecieron con esta música y aunque el tema no es relevante ahora, estoy seguro de que nuestra apreciación seguirá sin cambiar".

Pero aunque parezca irónico o no, el efecto sigue siendo el mismo cuando escuchas alguna de estas rolas en horas pico. Gabriel Szatan, un programador de Boiler Room y host de Radar Radio de londres, dice que el no ha visto demasiado alt rock y nu metal en los shows que ha armado, pero que si hay ciertas escenas que lo han adoptado. "Pero muy generalmente, nada muy relevante", dice.

Ya sea el productor neoyorkino LSDXOXO y su baile funk con "Bring Me to Life", o la estrella del footwork DJ Nate tocando "Call Me When You're Sober", o el veterano DJ Sega tirando "Let the Bodies Hit the Floor", al final, todo se trata de la dopamina que se libera cuando escuchas viajes rolas en un nuevo contexto. "Tu cerebro dice 'Oh, yo recuerdo esto' y todas las memorias inundarán tu mente".

De acuerdo a Endgame, cuyo track "NXN" (de su EP del 2016, Savage) hace referencia al riff principal del intro de Korn "Falling Away From Me", los géneros somparten una sorprendente suma de cosas en común. "Su función es esencialmente la misma, dejarte llevar". El co-fundador del Bala Club dice: "especialmente con nu-metal. Creo que es el balance entre lo brillante y lo oscuro, con bajos castigadores".

Publicidad

Szatan concuerda y apunta a una audiencia hambrienta del drama de nuevo como una razón potencial para volver a la popularidad. "Talvez el gran resurgimiento de este movimiento. Las cicatrices del dubstep cortavenas siguen frescas, así que ¿por qué no intentarlo con nu-metal?"

Endgame agregó que Jonathan Davis and Co "tiene una estética y una energía emocional brutal", incluyendo al creador de Spawn, Todd McFarlane y su arte para el tercer album "Follow the Leader". El Dazed mix de Kamixlo, llegó junto con Uli K y la portada mecanizada de los rockeros de Memphis, Saliva y su álbum "Always".

Mientras he ido creciendo, he dejado atrás mi furia adolescente junto con mi maleta de 100 CDs de alt-rock y nu-metal. Pero en la brutalidad emocional de actos como el de Toxe y Total Freedom, he encontrado algo. Su teatralidad oscura y su interpretación simple de emociones complejas viene del mismo lugar de donde Korn y sus amigos, así que no me sorprende que hayan encontrado una manera de recontextualizar esa música en sus propios sets y producciones.

Esas bandas americana –muchos de los cuales siguen sacando álbums hoy en día– eran predominantemente hombre y blancos, así que es emocionante escucharlos traer nuevas interpretaciones y llenar el mismo rol para una generación nueva así como alguna vez lo hizo para mi. Puedo relacionarme muy de cerca con la historia que Toxe, de 19 años, le dio a The Fader en relación a su remix de "Psychosocial". "Esta es mi canción de graduación", dijo en una entrevista de 2016. "Mientras termino los últimos años de preparatoria, he estado remixeando a Slipknot para sacar mis frustraciones", concluyó.