FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Comida con ojillos no apta para tripofóbicos

Paul Lukas, además de ser periodista, creó una serie fotográfica de comida cotidiana con ojillos, los resultados no fueron lo que esperó.
7.1.16
Imágenes cortesía de Paul Lukas

Si esta pizza te da grima, probablemente seas víctima de la tripofobia: el miedo a los patrones repetidos. El periodista Paul Lukas es el completo opuesto y está obsesionado con pequeños ojillos metálicos que combina en objetos cotidianos para su nueva serie Gromm•It, un ensayo visual sobre la estética industrial.

La yuxtaposición entre lo orgánico y lo artificial es algo a lo que nos enfrentamos cada vez más en el adviento de los transhumanos, mientras el público continúa interesado sobre el origen de sus cenas procesadas. “Esta serie hace alusión a la industria alimenticia y al debate cultural sobre las políticas alimenticias.” dice Lukas  The Creators Project.

Los primeros efectos que generó Gromm•it en la audiencia, fueron tripofóbcos. “Mucha gente me ha dicho que este proyecto les dio tripofobia, algo que no buscaba ni pretendía en la serie,” dice, “Otros dicen que les genera disgusto ver la comida con ojillos, pero a nadie le gustaría masticar un Cheerio con metal.”

La serie de Paul Lukas es refrescante y alarmante al mismo tiempo, mira Gromm•it abajo.

Mira la serie completa de Paul Lukas en su sitio.

Relacionados:

Las pantallas te chupan la cara en esta serie fotográfica

La crisis de África en una surreal serie

Conoce los suburbios de París en este paseo fotográfico