Publicidad
aguacate

Estas etiquetas te dirán si el aguacate está maduro o no

En Nueva Zelanda hay una nueva herramienta para ayudar a los consumidores en la búsqueda por el aguacate perfecto y que no sea necesario manosear la pila entera en el supermercado local.

por Wyatt Marshall
31 Enero 2017, 8:00pm

Encontrar un aguacate perfecto nunca es cosa segura. Puedes presionar la piel del aguacate para ver cómo cede bajo la presión de tus dedos, pero lo que sientes firme puede luego revelarse oscuro y pegajoso (lo peor) cuando lo cortes. O puedes revisar bajo el tallo para intentar adivinar cómo luce su interior, pero hacer esto en el supermercado podría ganarte miradas incómodas.

Existen otros trucos, pero en Nueva Zelanda, una nueva herramienta ha surgido para ayudar a los consumidores en la búsqueda por el aguacate perfecto y que no sea necesario manosear la pila entera de frutos (sí, es una fruta) en el supermercado local. En Freshmax, etiquetas autoadheribles con degradaciones de color pegadas a la piel del aguacate esperan eliminar las adivinanzas al momento de escoger el producto para que puedas seguir con tus planes en la cocina.

Un usuario de Reddit notó las etiquetas y publicó una foto en línea, donde pronto se hizo viral. Como probablemente sepas, los aguacates oscurecen mientras van madurando, y las etiquetas muestran tres tonos de verde que corresponden a las etapas principales del proceso de maduración. El color verde claro indica un aguacate tierno; un verde jaspeado indica firmeza y una textura para rebanar; y el verde oscuro/café significa que estás mirando un aguacate suave y maduro que sirve para preparar guacamole.

LEER MÁS: Una máquina evita que se oscurezcan los aguacates

Por supuesto, quienes poseen una buena cantidad de experiencia comiendo aguacates casi siempre pueden decir cuándo un aguacate está listo para usarse basándose en una combinación de color y firmeza. Aunque en ocasiones, incluso un aguacate que parece perfecto resulta estar manchado, oscurecido y pegajoso cuando lo cortas. Pero para los novatos, la estampilla podría representar la diferencia entre un guacamole de 10 y la decepción. Los aguacates son costosos —y podrán serlo más si Trump implementa nuevas reglas de mercado, y tener que tirarlos es doblemente trágico gracias a la increíble cantidad de agua —280 litros en California— que se necesita para producir medio kilo de la fruta.

Es posible que hayas visto otras cadenas de tiendas y proveedores que colocan etiquetas de "Maduro" en los aguacates cuando están listos para comer, pero obviamente, la precisión de éstas es efímera. La etiqueta con la gradación de color, por otra parte, es efectiva sin importar cuándo fue vendido el aguacate.

LEER MÁS: Está por abrir el primer restaurante dedicado al aguacate

A final de 2015, Reinvent the Wheel pensaba crear una etiqueta con colores que podría decir cuándo el aguacate está listo para comerse, pero no quedó claro si el sistema, el cual previamente había sido aplicado en mangos, había sido implementado antes de manera práctica en nuestros adorados aguacates.

Probablemente hay formas más específicas de determinar la maduración de un aguacate, como, por ejemplo, el método de Calvalo que consiste en usar las vibraciones de sonido para precisar su densidad y madurez para los proveedores y otros grandes compradores. Pero hasta que esos detectores de alta tecnología estén instalados junto a las balanzas en la sección de verduras, las etiquetas de colores quizá sean la mejor apuesta para los iniciados del aguacate que buscan el producto perfecto. Estaremos esperando a que lleguen al resto del mundo, dios sabe que amamos el aguacate.

RECETA: Aguacate asado con salsa ponzu