10 de mayo

Nuestros intentos fallidos de cocina en el Día de las madres

Recordamos todas las veces que nos metimos a la cocina para "sorprender" a nuestras madres en su día. Casi siempre fracasamos olímpicamente, pero la intención es lo que cuenta, ¿no?

por Staff de Munchies
10 Mayo 2017, 2:00pm

Probablemente nuestra economía actual nos alcance para consentir a nuestras madres con un desayuno lujoso o una ida al teatro; pero hace algunos años solo podíamos pagar un desayuno hecho en su casa, con la comida que ella había comprado en la semana. En esa bella época nuestra imaginación era más ancha que la cartera y nos reíamos capaces de lo imposible, como cocinar algo decente para ella. La verdad es que el 99.9 por ciento de los intentos —con un 1 por ciento en el margen de error— el intento resultaba en un olímpico fracaso, aunque ellas se comían todo y eran capaces de seguir viéndonos con ojos de amor.

Hot cakes

Mami(02)

Hot cakes con moras azules.

El querer agradecerle con la misma receta del desayuno feliz que ella te hacía cuando eras niño es lo más común; aunque probablemente termine siendo un fracaso porque la receta de los hot cakes esponjosos y hermosos de tu mamá siempre será un misterio —aunque Matty Matheson diga que ya lo descubrió—.

Pastel de chocolate con vino tinto

Mami(11)

Pastel de chocolate y vino tinto.

No niegues tu pasado. Alguna vez acudiste a una de las revistas de recetas guardadas en las repisas de la cocina de tu madre y pensaste que podías replicar exactamente el hermoso y perfecto pastel de chocolate de la foto. Y ahí estabas: con tu mandil y tu receta creyendo que ibas a hacer del 10 de mayo el día más dulce del año. Por desgracia, incluso los brownies instantáneos de Betty Crocker son complicados para alguien sin experiencia culinaria, así que por lo general el esfuerzo termina en una cucharada de masa espesa y café. Pero tu mamá te quiere con todo y tu inocente torpeza, así que no importa.

"La primera vez que intenté prepararle un pastel a mi mamá, tenía 10 años y quise sorprenderla en su festejo del día de las madres. Después del caos de cocina que dejé y un pastel de chocolate en forma de excremento, vi su mirada contar hasta 10, unas cuantas respiraciones profundas, abrió una botella de vino y me dijo que era el pastel más rico que había probado".
Fernando, 29 años.

Caja de chocolates

Mami(05)

Chocolates.

Lo más seguro es que tu mamá piense que eres un desagradecido porque —se supone que — sabes que no le gusta el chocolate, así que seguro los guardará eternamente en su bolso o tocador, nada más para recordar lo mucho que te quiere aunque seas un tacaño.

Café y Galletas

Mami(04)

Galletas con mermelada (jalea) y café.

"A mi mamá no le gustaban los desayunos. Salía muy temprano a trabajar, nos dejaba el desayuno listo y ella únicamente tomaba café con un pan o un par de galletas. Cuando era niña, me gustaba salir a la cafetería de la esquina y traerle un café y galletas mientras ella dormía para sorprenderla el día de las madres. Ahora que lo pienso es un poco estúpido porque eso era su desayuno rutinario, además un día mi hermano llegó con una cafetera enorme y desde ese día cambié el café por flores".
Sofía, 26 años.

L'omellete du fromage

Mami(06)

Omelette de queso.

El clásico francés elaborado con ingredientes indispensables en el refrigerado de cualquier familia: huevos y queso, aunque como querías sorprenderla siempre terminabas aventando al sartén cualquier otra cosa que se te cruzara. Por más insípido o salado que quedara, tu madre jamás lo rechazó ni le puso pero. Así de grande es su amor.

Chilaquiles

Chilaquiles verdes con crema y cebolla morada.

"Los chilaquiles son el platillo favorito de mi mamá. Nunca me he metido a la cocina y cocinarle se me hizo un buen regalo para sorprender su corazón y su paladar, pero tenía miedo de cagarla y [que] supiera a madres, entonces compré una bolsa de Tostitos, salsa de frasco, (eso sí, tatemada para darle sazón) queso y crema de su refrigerador y ¡listo!".
Alejandra, 26 años.

Pan Francés

Mami(03)

Pan francés y fruta.

La receta es sencilla: pan sumergido en huevo con leche y una pizca de azúcar o miel. En realidad, es algo más elaborado y sabroso que eso, pero despertar a tu mama con un pan francés bien montado, un jugo y un té calientito acompañado de una flor, garantizaba tu lugar en su corazón —y testamento—, e incluso una que otra lágrima de felicidad. (Ahora que ya eres grande, podrías ir más lejos e intentar hacer este pan francés digno de la realeza).

Milanesa con papas

Mami(08)

Milanesa con papas y aguacate.

"Era un platillo que nos preparaban a todos de niños: milanesa con papas o puré de papas, era muy reconfortante. Yo nunca se lo preparaba a ella, pero me gusta comerlo seguido en casa, me recuerda a ella y a mi niñez".
Ana Paula, 30.

Jugo fresco

Mami(10)

Jugo de naranja.

Ok, no te viste nada creativo en tu acto de amor hacia tu mamá. Creíste que le gustaría solo porque es un jugo recién exprimido, pero no. Por más kale y chía que le hayas agregado… ¡es un jugo! No, no, échale más ganas.

Tapas

Mami(07)

Pan artesanal, queso brie y jamón serrano.

"Mi mamá es medio mamona con eso de la comida, y más si de cuidar la línea y calidad de alimentos se trata. La primera vez que quise regalarle una pequeña cena en su cama, se me ocurrió que unas tapas sería irme a lo seguro, eso sí, con pan artesanal, queso brie y jamón serrano de su carnicero de confianza, se me fue el presupuesto del postre en la botella del vino".
Andrés, 31 años.


Este artículo se publicó originalmente en mayo del 2016.