negocios

Los skaters colombianos ya pueden ir a las Olimpiadas (pero el cover es de 40 lucas)

El primer campeonato nacional de skateboard arranca mañana en medio de una polémica por el precio de la inscripción.
30.3.17

Mañana, en Facatativá, el skate colombiano dará el primer paso en el camino de patito feo a cisne olímpico. El primer campeonato nacional de skateboard, el primer evento de este deporte ha sido recibido entre los skaters con una mueca agridulce: por un lado, tiene que sentirse bien hacer parte del momento en el que un deporte que nació hace apenas décadas se sienta en las mesa de los héroes olímpicos.

Publicidad

Por el otro, los 40 mil pesos que vale la inscripción al evento organizado por la Federación Nacional de Patinaje (Fedepatín) se han convertido en un recordatorio de cómo ha cambiado un deporte que nació en una piscina ajena y abandonada.

"¿Cuarenta lucas?, ¡Esta carísimo!", me dijo por teléfono Robert Bernal, un skater de la escena local que planea participar en las eliminatorias de este viernes, pero que no conocía el valor de la inscripción. Bernal, quien ha participado en competencias de skate en distintas partes de Colombia desde hace cinco años, dice que la inscripción más cara que recuerda haber pagado es de 25 mil pesos.

Hasta el momento, por lo general, la escena del skate colombiano se ha reunido en eventos autogestionados o apoyados por tiendas y empresarios locales. La del viernes no solo es la primera competencia organizada por Fedepatín sino que es la primera de tres competencias que darán puntos para conformar la Selección Colombia de Skate que participará en los Roller Games de China en septiembre de este año y en los eventos preolímpicos rumbo a Tokio 2020.

"Nosotros no estamos haciendo este evento para lucrarnos. De hecho, la plata de las inscrpciones ni siquiera alcanza para cubrir los costos logísticos de organizarlo", me dijo ayer por la tarde Alberto Herrera, presidente de la Fedepatín.

Herrera, su vicepresidente y su tesorero—tres hombres pesados y cincuentones que no parecen ocultar tatuajes de SK8 or die bajo sus camisas de cuello—me atendieron en la sede de Fedepatín en el barrio Modelia, donde me explicaron que los 40 mil pesos que cada participante deberá cancelar para hacer parte del evento, sin importar la categoría, sirven para cubrir los honorarios de los cinco jurados, así como los costos de trasladarlos, alimentarlos y hospedarlos en Facatativá durante los tres días que durará el campeonato.

Publicidad

Además los funcionarios recordaron que el campeonato tiene una bolsa de premios de 1.500.000 pesos en efectivo.

Según Herrera, esos 40 mil pesos que vale la inscripción son prácticamente una rebaja para los skaters: "normalmente, para participar de un campeonato nacional, un deportista debe pertenecer a algún club, estar federado y cancelar su inscripción, todo eso pasa de los 100 mil pesos".

"Esta vez pusimos menos requisitos y bajamos la inscripción considerando que los skaters no están acostumbrados a participar en los eventos de la Federación. En todo caso la participación es voluntaria y quienes prefieran seguir practicando el skate como hobby son libres de hacerlo", concluyó Herrera.

La Federación espera que unos 250 participantes cancelen los dichosos 40 mil pesos de la inscripción.

Más allá de las 40 lucas, la discusión parece enmarcarse dentro de la polémica que surgió en el mundo del skate cuando, en agosto de 2016, el Comité Olímpico Internacional anunció que el deporte de los outsiders haría parte de la máxima cita del deporte mundial. Mientras que leyendas como Tony Hawk veían la noticia con buenos ojos, al considerarla una oportunidad para que el deporte siga creciendo, algunos, como el skater español Aitor Tirado, consideraban que la decisión iba en contra de la esencia callejera del skate.

De a poquitos, el skate colombiano también irá aprendiendo que uno de los muchos significados que tiene la palabra "olímpico" es burocrático.