FYI.

This story is over 5 years old.

Los chiles podrían ser el secreto para curar el cáncer

Investigadores en India ha descubierto por qué la capsaicina, el compuesto del chile responsable del picante, puede hacer que las células cancerígenas se autodestruyan.
17.9.15

En una canción del año 2000, "B.O.B", Andre 3000 de Outkast rapeó: "Stack of question with no answers/Cure for cancer, cure for AIDS". Y, en ese momento, realmente no había respuestas.

Pero ahora, 15 años después, hemos avanzado un poco. Los nuevos medicamentos para el SIDA y el VIH han demostrado ser sorprendentemente prometedores, y se está haciendo más investigación para combatir el cáncer. Lo cual es importante, porque según la Sociedad Latinoamericana y del Caribe de Oncología Médica (SLACOM), se calcula que para el 2030 morirá un millón de personas al año debido al cáncer.

LEE: El aguacate te ayuda a purificar los pulmones del smog.

Y ahora, un compuesto que se encuentra en los chiles podría llevarnos un paso más allá hacia la eliminación de la mortal enfermedad.

Desde 2006, las pruebas en ratones mostraron que la capsaicina, el compuesto de los chiles responsable del picante, inhibe el crecimiento de y destruye las células del cáncer de próstata sin dañar las células no cancerígenas. De hecho, el compuesto redujo el tamaño de los tumores en ratones a una quinta parte del tamaño de los de los ratones no tratados. Pero lo que no podían descifrar era el cómo, ni el por qué. No hace falta mencionar que el descubrimiento requiere investigación adicional.

Publicidad

Los científicos y expertos médicos querían averiguar cómo procesar la capsaicina en un medicamento contra el cáncer que se pudiera utilizar en la práctica, ya que el número de chiles que un humano tendría que comer con el fin de alcanzar el nivel terapéutico sería poco realista de lograr a través de una dieta. Un hombre de 90 kilos tendría que comerse diez habaneros frescos enteros por semana para alcanzar los niveles de capsaicina dados a los ratones de laboratorio. (10 habaneros semanales puede no sonar como una gran cantidad, pero es mucho para un chico promedio, especialmente para alguien en tratamiento de cáncer, cuando el apetito no está en su mejor momento).

Investigadores del Indian Institute of Technology, Madrás, ha desbloqueado el proceso que causa este efecto en las células del cáncer de próstata. Según el estudio de los investigadores principales, Ashok Kumar Mishra y Jitendriya Swain, la capsaicina se une a las membranas de las células cancerosas. Después les arranca las membranas, destruyendo la célula entera en el proceso en aproximadamente 80 por ciento de los casos.

Lo mejor de todo, no tiene efectos secundarios adversos en otras partes del cuerpo. Sus conclusiones están publicadas en el Journal of Physical Chemistry B de la Sociedad Americana del Cáncer.

Un estudio separado del año pasado descubrió que la capsaicina también combate el cáncer de intestino, extendiendo la vida útil de los ratones propensos a tumores en un 30 por ciento.

Esta información también le sigue al lanzamiento de un estudio del mes pasado que muestra que el consumo de moderado a alto de alimentos picantes puede ayudar a disminuir el riesgo de muerte prematura. La capsaicina ya tiene otras aplicaciones médicas, se utiliza en cremas anestésicas y analgésicos tópicos.

Pero, lo más importante, es lo que agrega picante a tus comidas. Una razón más para nunca sentirte mal al ponerle extra salsa a lo que comes.