Mira el desafiante discurso de Madonna en la marcha a favor de las mujeres en Washington, D.C.

CNN la cortó por decir muchas "palabrotas".
23.1.17

El sábado pasado, 500, 000 personas tomaron Washington, D.C. para decirle al mañoso lecheroso que ahora ocupa la Casa Blanca que no se iban a rendir sin antes luchar. La gente en la manifestación humilló al presidente, quien por cierto tuvo una inauguración que más bien parecía un funeral lleno de dictadores militares muy odiados. No se necesita mucho para encontrarle algo turbio a Donald Trump.

Con eso en mente, Madonna dio un discurso sorpresa en la capital de la nación, haciendo énfasis, muy a su manera, en la marcha de mujeres que hubo ayer en Estados Unidos. "Bienvenido a la revolución de amor", dijo. "A la rebelión. A nuestra resistencia como mujeres a aceptar esta nueva era de tiranía. En donde no solo las mujeres estamos en peligro, si no también la gente marginada".

"Revolución de amor" es una frase suave y muy linda, pero no dejes que te engañe. Cada vez que imagino a Madonna en el mismo cuarto que Donald Trump, y no tienes idea de cuantas veces lo he pensado, la veo literalmente devorándolo. "Tuvo que llegar este pinche momento de oscuridad horrífica para despertarnos", dice, enunciándolo con mucho cuidado y molestando a las televisoras que estaban enfocándose en ella. "Parece que nos hemos confiado debido ese falso sentido de comfort, pensamos que la justicia prevalecería y que lo bueno también. Bueno pues, el bien no ganó en estas elecciones. Pero el bien triunfará al final. Así que el día de hoy significa que estamos muy lejos del final. El día de hoy se marca el inicio; el principio de nuestra historia. La revolución empieza aquí. La lucha para el derecho de ser libres, para ser lo que queramos ser, para ser iguales".

Y espera, porque tal vez CNN no logró captar eso. "Y a los detractores que insisten en que estas marchas no añadirán nada: Váyanse al carajo. Este es el inicio de mucho—un cambio necesario. Un cambio que requerirá el sacrificio, gente. Un cambio que requerirá que muchos de nosotros tomen diferentes decisiones en nuestra vida. Esta es la marca inicial de la revolución".

Mientras que las groserías en televisión son siempre muy divertidas, la verdadera estrella se la lleva la interprete que está parada junto a Madonna y usa la Britney señal para traducir las malas palabras de la cantante en visuales. Vean como sube sus dedos en el aire.

Como Rolling Stone lo hizo notar, Madonna usa muchas palabrotas para forzar a las televisoras a cortarla del aire abruptamente y pedir disculpas a su audiencia. Lo que significa que el país no escuchó inmediatamente lo que dijo. "Sí, he pensado muchas veces en volar la Casa Blanca. Pero sé que eso no cambiará nada".

Lamentablemente, tiene razón.