Identidad

Por qué algunas mujeres llaman 'papi' a sus parejas

Aunque este cariñoso apelativo puede hacer que algunos hombres salgan corriendo del dormitorio como alma que lleva el diablo, los sexólogos afirman que no tiene nada que ver con los "problemas con papá".
30.11.16
Illustration by Brandon Bird

Los motecitos cariñosos son muy comunes entre las personas que follan entre sí. Nene, cariño, bomboncito, "pichurri"… Sin embargo, hay un apelativo cariñoso que ha demostrado ser más polémico que los demás: "papi". ¿Por qué algunas mujeres llaman "papi" a sus maromos cuando follan?

"He oído el testimonio de un buen puñado de hombres a quienes se les cortó el rollo con esa palabra y les preocupaba que aquello fuera indicativo de que la chica tenía problemas derivados de la relación con su padre", afirma la sexóloga Vanessa Marin. "Sí, 'papi' puede significar 'padre', pero también empleamos esa palabra para indicar cuando alguien es el jefe, está al mando, es protector o está haciendo un buen trabajo. Ese es normalmente el significado que le dan las mujeres en la cama. Es como una especie de cliché porno de los setenta. Nunca me he encontrado con ninguna mujer que llamara 'papi' a su pareja porque realmente le gustara fantasear con que él fuera su padre".

Freud es el autor de la teoría que dice que todos queremos tirarnos a nuestros padres. Y también inventó la "envidia de pene" ―la idea de que todas las mujeres están angustiadas por la obsesiva necesidad de tener polla―, que es una de las razones por las que la psicología moderna ha dejado de lado la mayor parte de su trabajo. Sin embargo, su presencia sigue cerniéndose sobre el discurso popular en torno a la salud mental. En internet, incluso las personas que niegan que los "problemas con papá" tengan nada que ver con llamar a su pareja "papi" durante el sexo, al hablar tienen un aire de excesiva protesta. "Mmm… no lo sé. Me gustaba llamar "papi" a mi ex porque me parecía que sonaba cachondo", dice una redditor. "Yo ni siquiera tengo padre".

El consenso general en Reddit fue que las mujeres llaman a sus parejas "papi" porque les gusta someterse a las figuras autoritarias masculinas. "Señor o Amo no tienen ese mismo tono afectivo, ¿sabes lo que quiero decir?", dice una redditor. "Algunas chicas quieren llamar "papi" a su hombre con una intención que no tiene nada que ver con su padre sino como forma de comunicar que es sumisa con respecto a tu masculinidad", dice otro. La versión más extrema de este concepto es la comunidad DDlg. DDlg son las siglas de Daddy Dom/little girl (algo así como "Papi Dominante/niña pequeña"), normalmente solo con la palabra "Daddy" en mayúsculas. Según esta desviación, los hombres cuidan de sus "pequeñas", proporcionándoles juguetes y disciplina. Las pequeñas, a cambio, aportan una alegre inocencia a la relación. La comunidad DDlg está floreciendo en Tumblr, donde se han creado diferentes blogs para DDlg secretos, perfiles personales y blogs para mujeres que se describen a sí mismas con frases como "3-6 años de edad mental, físicamente desarrollada".

Esto me da más asco que si realmente quisieran follarse a su padre, pero eso probablemente se deba a que mi fetiche personal es ser respetada como mujer adulta. Este tema también enlaza con un problema de nuestra sociedad: la forma en que se sexualiza a los niños y se representa a las mujeres adultas como aniñadas. ¿Qué dice de nuestra sociedad el hecho de que convirtamos en fetiche la indefensión y la sumisión a la voluntad de otra persona? ¿Y es una coincidencia que las siglas DDlg parezcan una abreviatura de la palabra inglesa diddling (estimulación del clítoris)?

Mientras investigaba para este artículo, estaba claro que mis convicciones personales se estaban interponiendo en mi camino, así que hice lo que haría cualquier adulto que quiera que le tomen en serio: hablé con mi mamá.

La Dra. Margaret Squires lleva más de 35 años trabajando como terapeuta de pareja y más de 30 trabajando con víctimas de abusos sexuales en la infancia, y no cree que haya nada especialmente pedófilo en llamar "papi" a la pareja durante el sexo. "Creo que cuando surge ese lenguaje tiene muchas probabilidades de hacerlo en el entorno de una relación sana. Simplemente te estás retrotrayendo hasta vínculos de calidez muy tempranos". Tampoco tiene especial problema con la dinámica DDlg. "A veces simplemente significa que las personas están reconociendo un patrón dentro de su relación. Por eso tenemos relaciones, para poder apoyarnos los unos en los otros. No es necesario que todo el mundo sea igual de fuerte para todas las cosas".

Existe el riesgo de permitir que estos patrones se vuelvan rígidos dentro de la relación: mi madre lo llama "eliminación del yo". "[Las personas que mantienen este tipo de relaciones] borran la parte de sí mismas que molesta a la otra persona. No logran ver que tienen derechos". Me explicó que los "papis" podrían posiblemente eliminar la parte infantil de sí mismos que necesita cuidados, pero "tendemos a ver cómo las mujeres eliminan su yo, porque en esta sociedad eso es lo que hacen las mujeres. Las mujeres son educadas desde una edad muy temprana para anteponer las necesidades de los demás a las suyas propias y para borrarse a sí mismas en determinadas situaciones".

"Tu abuelo solía llamar 'Babosa' a su mujer", continuó mi mami. "No hay que preocuparse excesivamente por cómo se llama la gente entre sí, lo importante es reconocer nuestra propia individualidad y encontrar una pareja que nos apoye".