FYI.

This story is over 5 years old.

FIGHTLAND

Juan Francisco “Gallo” Estrada perseguirá a "Chocolatito" hasta obtener su ansiada revancha

Juan Francisco "El Gallo" Estrada pretende seguir a Román González hasta el fin del mundo con tal de obtener su revancha.
4.10.16
Foto: Chris Farina / Top Rank

"Nos vamos a quedar en las 115", contestó Román González cuando se le cuestionó si le gustaría regresar a las 112 luego de la tremenda guerra que sostuvo con Carlos Cuadras el 10 de septiembre. La pregunta fue una forma sutil de decirle al ahora cuatro veces campeón del mundo en diferentes categorías: ¿Estás seguro que quieres seguir peleando en la división de los súper mosca después de ver el castigo que recibiste?

Publicidad

Y es que nadie quedó convencido de que el "Chocolatito" fuese merecedor de la decisión unánime —117-111, 116-112, y 115-113— que los jueces le otorgaron al mejor libra por libra de la actualidad. El rostro lacerado del nicaragüense daba fe de una narrativa distinta a la escrita por las puntuaciones; ambos ojos presentaban hematomas y estaban a centímetros de cerrarse.

La actuación de González dejó mucho que desear aquella velada en The Forum. Lució lento y torpe. Por momentos parecía que el "Chocolatito" había sido suplantado y que el acto en general había sido planeado para jugarnos una broma pesada. Pero la realidad es que la división de los súper mosca regresó a González a la tierra, luego de su larga estancia en el reino de los cielos del boxeo. "Lo difícil no es llegar a la cima, sino mantenerse en ella", dicta la frase motivacional cliché, pero no por ello menos atinada; González estuvo a nada de sucumbir ante el vértigo.

Leer más: Lomachenko versus Walters: La cura para la "fiebre verde" que padece el boxeo en nuestros días

"¿Estrada o Inoue en la próxima pelea? ¿Cuál de los dos crees que pueda ser el rival?", fue la segunda pregunta incómoda que le plantearon al campeón. González dejó escapar un gemido de duda y rechazo ante las opciones presentadas por el cuestionamiento, y después de algunos segundos dijo desconocer a su rival porque "el boxeo cambia constantemente".

No es secreto alguno que al nicaragüense le incomoda el tema de su revancha con el mexicano Juan Francisco Estrada por más que intente desviar la atención y culpar a las formas con las que se maneja el negocio del boxeo. No es para menos, ya que Estrada fue la primera prueba de fuego para el nicaragüense en su carrera y le hizo ver su suerte en varios episodios de la contienda.

Publicidad

Un enfrentamiento entre ambos parecía una mera ficción del pasado hasta hace poco más de dos semanas, cuando "El Gallo" Estrada comunicó a la Asociación Mundial de Boxeo que renunciaba a su cinturón mosca para buscar "suerte" en las 115 libras. Dicho de otra forma, Estrada tiene en mente "corretear" a "Chocolatito" hasta donde sea necesario para firmar la segunda pelea.

De conseguir una victoria este sábado, Estrada se colocaría un paso más cerca de conseguir su ansiada revancha. Pero para ello, primero tiene que derrotar al filipino Raymond Tabugon, quién no debería presentar mayor riesgo para la empresa del sonorense. "Primero es ganar el 8 de octubre, todo mundo sabe que los filipinos vienen a morir en la raya y más si Tabugon no tiene nada que perder y mucho ganar conmigo, pero yo estoy bien preparado y motivado de lucir ante mi gente", declaró Estrada respecto a su compromiso de este fin de semana.

Si hay algo que caracteriza a Estrada es su valentía para enfrentar a los mejores peleadores de su división, tal y como lo hizo ante Brian Viloria en el 2013 después de su derrota ante "Chocolatito"; Milan Melindo, Giovani Segura, y Hernán Márquez fueron algunos de los oponentes que cayeron ante el pulcro boxeo de "El Gallo".

Pero el panorama no luce menos dificultoso en las 115 libras con nombres como Naoya Inoue, Luis "Nica" Concepción, y Carlos Cuadras, que podrían truncar el sueño de Estrada mucho antes de los anticipado. "Voy en busca de peleas grandes, ya cumplí ciclo en peso mosca y no tendré problemas en 115 libras, de hecho debuté en peso gallo y en mi buena división me sentiré más fuerte, he entrenado muy bien y confío que estaré en distancia", dijo el sonorense.

Leer más: Los inmigrantes irlandeses, judíos, y africanos de la edad de oro del boxeo

El afán del mexicano por trazar las huellas de su enemigo más codiciado hará mucho más atractiva la categoría de los súper moscas y ayudará a que los reflectores se posen sobre la cuarta división más pequeña del boxeo.

La lógica nos dice que antes de frotarnos las manos para ver la que podría ser la pelea del 2017, González tendría que darle la revancha a Carlos Cuadras. Este paso es de suma importancia, ya que en caso de un triunfo a favor del ex campeón o inclusive un empate, obligaría a ambos a saldar cuentas con una tercera pelea que bien podría seguir los pasos de la serie Pacquiao-Márquez. Sinceramente, no parece una mala idea. Estrada también tendría que realizar una segunda pelea ante un oponente de más peso que Tabugon para lucir más atractivo ante los ojos de las promotoras y televisoras.

Ahora que Juan Francisco Estrada y Román González comparten la misma división es sólo cuestión de tiempo para que se encuentren en el camino. Pero tampoco deberían "marinar" demasiado el combate, pues corremos el riesgo de que resulte demasiado salada y poco apetecible.