canasta básica

Superstición en los deportes: ​El protector bucal mágico de Curry | ES | Translation

Cuando Curry tira con medio protector bucal fuera de su boca, su porcentaje de libres es más alto. ¿Qué tal supersticiosos?
10.6.16

La superstición es algo que está presente en todos los deportes. Desde hace años, muchos jugadores han tenido su propio ritual previo a un tiro libre. Algunos lo hacen por suerte, otros como homenaje o saludo a alguien querido y muchos sólo por hacerlo. Desde Rip Hamilton, que pasaba la pelota alrededor de su cadera y la botaba una vez lejos de su cuerpo, Jason Kidd que le mandaba un beso al tablero mismo que dedicaba a su esposa hasta Jeff Hornacek que tomaba un poco de su sudor entre los dedos como saludo a su familia y Karl Malone que siempre recitaba algo que hasta la fecha todos desconocemos.

Publicidad

Como dice el dicho, cada quien sus cubas. Si te sirve bailar "La Macarena" antes de tirar un libre hazlo, es muy factible que te sirva psicológicamente hablando pero si hablamos de estadísticas, en algún punto vas a fallar un tiro sin importar toda la magia que hagas antes de tirarlo.

Es aquí donde entra nuestro cara de niño favorito y el más reciente en ganar dos veces consecutivas el premio al jugador más valioso de la liga, Stephen Curry. Como muchos de ustedes podrán observar, Curry es alguien a quien le encanta jugar con su protector bucal. Y cuando digo jugar, me refiero a todo lo que abarca esa palabra, no sólo lo saca de su boca y lo mastica como si fuera tabaco cada 30 segundos, sino que me lo imagino perfecto usándolo como un personaje cuando su hija Riley lo invita a jugar a tomar el té con el resto de sus peluches. La pésima costumbre que tiene Curry con su guarda se ve con más detalle cada vez que tira un libre. No sé si lo hace porque no lo educaron bien de chiquito, por ansioso o por buena suerte pero suele tirar con medio protector fuera de la boca.

Lo importante del asunto es que gracias a la creación de Internet, hay gente con mucho tiempo libre y gente igual de intrigada que nosotros (yo) cuando se trata de buscar evidencia para ver si este tipo de actos previos al tiro libre en realidad funcionan. Pues bueno, con gran alegría les informo que alguien analizó los 337 libres de Curry durante esta temporada regular y llegó a la siguiente conclusión:

Publicidad

Cuando Curry tiró con el protector bucal medianamente visible en su boca, su porcentaje de libres fue de 89.5 por ciento. Cuando Curry tiró con el protector bucal fuera de su boca, su porcentaje de libres fue de 92.5 por ciento.

Info e imagen vía The Wall Street Journal

Ahí lo tienen, evidencia contundente para mostrarle a su mamá la próxima vez que les diga que mastiquen con la boca cerrada porque sí, mientras más protector haya fuera de la boca de Curry, mejor es su porcentaje de tiros libres.

Amo vivir en tiempos como éstos donde podemos calcular este tipo de cosas. Recuerdo hace muchos años, cuando Dennis Rodman se pintaba el pelo de un color distinto cada semana, que alguien hizo un análisis sobre con qué color jugaba mejor (no recuerdo si era verde o blanco) y me voló la cabeza.

Desafortunadamente, esto viene con malas noticias. Sí, en caso de que Curry llegue a enterarse de esto, nos vamos a tener que aguantar a verlo tirar siempre con más de media guarda fuera de la boca como si estuviera intentando aspirar un espagueti infinito.

Ni modo, unas por otras.