FYI.

This story is over 5 years old.

medioambiente

Tras la muerte de otra orca, el SeaWorld de EEUU vuelve a ser blanco de críticas por maltrato

La muerte de una orca de 18 años llamada Unna, la tercera desde julio de este año en el SeaWorld de San Antonio, EEUU, vuelve a cuestionar la gestión y el trato animal que este acuario dispensa a sus ballenas.
30.12.15
Photo de Mike Blake/Reuters
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El acuario SeaWorld está, nuevamente, en la cuerda floja. La muerte de una orca de 18 años llamada Unna en este parque de San Antonio es la tercera baja de ballenas cautivas registrada en este acuario de California en los últimos seis meses.

Unna, que murió la semana pasada, estuvo durante meses sometida a tratamiento médico por una infección micótica [relativa a los hongos].

Publicidad

Stella, una ballena beluga, murió en noviembre por complicaciones gastrointestinales. Cuatro meses antes, una cría prematura de la misma especie había perecido en este Sea World.

La doctora Noami Rose, científica especializada en mamíferos marinos en el Instituto de Bienestar Animal, asegura que la muerte de la joven Unna debería ser motivo de seria preocupación.

"Unna sólo tenía 18 años y eso se considera una edad temprana", dijo. "En el mundo salvaje, una orca hembra en edad reproductiva tiene una tasa de mortalidad muy baja", añadió.

Para Rose, todas estas muertes "no son, precisamente, buenos indicadores en cuanto a las condiciones de crianza y a los cuidados dispensados" a estos animales.

Una investigación realizada por el periódico San Antonio Express-News reveló que, desde 1991 y hasta la muerte de Unna, 14 animales murieron en el SeaWorld de San Antonio. El mayor de ellos tenía 26 años y el resto menos de 20.

En el mundo salvaje, sin embargo, la esperanza de vida de las ballenas, se sitúa entre los 50 y los 100 años, dependiendo de la especie al que pertenezca este mamífero marino, de acuerdo con la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional. Sin embargo, la media de vida de las orcas que viven en acuarios es sólo de 12 años, de acuerdo con una reciente publicación aparecida en el numero de abril de la revista Marine Mammal Science.

El SeaWorld San Antonio no quiso responder a las preguntas planteadas por VICE News sobre este asunto.

Publicidad

La impunidad del maltrato animal tiene los días contados en España. Leer más aquí.

En un comunicado de prensa, la compañía, que dirige y gestiona los parques de SeaWorld en Orlando, San Antonio y San Diego, afirmó que Unna había recibido un tratamiento debido a una infección de cándidas durante diversos meses, algo que sucede, sostuvo, a todo tipo de animales.

"Cándidas e infecciones asociadas a los hongos, en general, son habituales en los cetáceos salvajes [como las ballenas o los delfines]",  rezaba el comunicado. "Son infecciones detectables que pueden desembocar en la muerte de estos animales, tanto de aquellos que viven en libertad como de los que habitan en instalaciones zoológicas".

Rose sostiene que la nota malinterpreta la realidad. De hecho, asegura esta científica, mientras el problema de cándidas es habitual en los cetáceos salvajes, un tipo de mamíferos entre los que se encuentran las ballenas, los delfines y las marsopas, no es común entre las orcas. "Hasta donde yo sé, en la literatura científica, las infecciones micóticas son comunes entre las especies cetaceas, como los delfines con nariz de botella, pero no en especies como al orca", declaró Rose.

SeaWorld anunció en el citado comunicado que llevaría a cabo una necropsia para determinar la causa de la muerte del animal. En este sentido, Rose considera que es probable que el animal padeciera de Candidiasis, una infección sistémica que se desarrolla cuando las cándidas ponen en peligro el sistema inmunológico. Sin embargo, la presencia de cándidas, añadió, desvelan las condiciones en las que viven estos mamíferos marinos.

Publicidad

"No hay literatura científica que demuestre que la cándida es común entre las orcas", de acuerdo con Rose. En captividad, sin embargo, padecer cándidas es habitual", remacha.

La causa más frecuente de muerte de las orcas en cautividad es la pneumonía, según los datos del archivo gubernamental Inventario de Mamíferos Marinos. Todas las organizaciones que trabajan con animales en cautividad, incluidas aquellas que se dedican a su exhibición, están obligados a enviar a esta base de datos las autopsias de los decesos, conforme a la Ley por la Protección de los Mamíferos Marinos de EEUU de 1972.

Mira el documental de VICE News Experimentando con animales: monos de laboratorio:

SeaWorld se ha enfrentado a un alud de críticas por su programa de ballenas en cautividad, particularmente desde que se rodó el documental Blackfish, en 2013, donde se habla de las condiciones en las que viven estos mamíferos en los parques. El largometraje sugiere que el brutal tratamiento que reciben las orcas por los entrenadores de SeaWorld las vuelve violentas y desemboca, en algunos casos, en la muerte del animal.

En agosto del año pasado, SeaWorld anunció que iba a construir un nuevo espacio, más amplio y adecuado para las orcas, y que iba a invertir más dinero en investigación y conservación.

El escándalo volvió a SeaWorld cuando la organización animalista Gente por un Trato Ético a los Animales (PETA, en sus siglas en inglés) acusó a SeaWorld de infiltrar a algunos de sus trabajadores en la policía de Pasadena. PETA mantiene desde entonces una querella contra la agencia para el cumplimiento de la ley por no revelar los documentos que, según esta ONG, probarían la implicación policial en este supuesto caso de espionaje corporativo.

En Octubre, California prohibió al SeaWorld de San Diego criar orcas en cautividad. Un mes después, la compañía anunció que el parque seguiría con sus controvertidas demostraciones de ballenas.

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsES

Sigue a Hannah K. Gold en Twitter: @togglecoat