Publicidad

Cómo saber si un golpe en la cabeza es grave

Aunque la mayoría de las lesiones en la cabeza no son importantes y se pasan en un par de horas, hay casos graves en los que hay que pedir asistencia médica. A continuación te enseñamos a evaluar el daño si te has dado un buen golpe en la cabeza.

por Nick Keppler; traducido por Julia Carbonell Galindo
29 Octubre 2018, 4:30am

Getty Images

Una noche, durante la cena, tu amigo se agacha para atarse los cordones y, al levantarse, se da un golpe en la cabeza con la mesa. Y bastante fuerte. Se siente un poco mareado, pero insiste en que se encuentra bien. No ayuda que el restaurante tenga un partido de fútbol americano puesto —ya ha tenido suficientes “conmociones cerebrales” con los jugadores de la NFL. Pero a tu colega no le ha derribado un defensa de 150 kilos. Simplemente se ha golpeado la cabeza de la manera más tonta y normal. ¿Hasta qué punto debería preocuparse?

Primero: ¿qué es una conmoción?

Ahí va un advertencia que normalmente se pasa por alto en las noticias sobre conmociones: una “conmoción” no es un diagnóstico médico. No es un infarto que hace que el cuerpo sufra un proceso determinado en el que los médicos deben intervenir para mitigar los daños.
“Decir que ‘tienes una conmoción’ no significa nada”, dice Douglas H. Smith, director del Centro de Lesiones Cerebrales y Reparación de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania. “Es más bien una opinión de que hay daños en la red neuronal”. Por eso, normalmente se prefiere el término “traumatismo craneal”.

A menudo aparecen noticias sobre cambios de personalidad o aturdimientos como consecuencia de un traumatismo craneal, pero normalmente hacen referencia a las secuelas que sufren luchadores, boxeadores y jugadores de fútbol americano por las constantes conmociones a lo largo de los años. Un caso aislado es una situación médica diferente, dice Smith.

Algunos artículos estiman en cuatro o cinco millones los casos nuevos de traumatismo craneal al año en Estados Unidos. Sin embargo, los médicos aún están intentando establecer una clasificación universal y una forma de registrar este tipo de lesiones, explica Smith, así que esas cifras probablemente se queden cortas. Las efectos de la mayoría de estos casos no son graves y se pasan en un par de horas, aclara Smith.

¿Cuándo se consideran graves los golpes en la cabeza?

Hay casos raros en los que un único golpe en la cabeza causa una hemorragia cerebral (más tarde profundizaremos en esto). El sangrado intracraneal ejerce presión sobre el cerebro y requiere asistencia médica inmediata. Si esto ocurriera, normalmente tu amigo lo sabría por las convulsiones, la incoherencia al hablar y los vómitos que sufriría. “Es mucho menos frecuente que una conmoción y los síntomas son mucho más intensos”, apunta Richard A. Figler, codirector médico del Concussion Center de la Cínica Cleveland.

Si tu amigo se siente mareado, le duele la cabeza y no está seguro de si la situación es lo bastante grave como para justificar una cita médica, tiene un privilegio del que no gozan las víctimas de infartos. Puede esperar y ver si los síntomas persisten o empeoran. “Evalúa los síntomas en una hora más o menos”, dice Figler. “No marca la diferencia en el resultado”.

En la mayoría de los casos, el daño de una conmoción desaparece después del golpe. Aunque los efectos pueden durar más tiempo y necesiten meses de rehabilitación, normalmente no hay mucho que un médico de urgencias pueda hacer en el momento inmediatamente posterior a un golpe leve en la cabeza.

Los síntomas que hay que observar incluyen dolores de cabeza, mareos, confusión, fatiga, náuseas, dificultad en el habla, pitidos en los oídos, pérdidas temporales de conciencia y amnesia respecto a los acontecimientos previos al traumatismo. El sistema que usan los deportes de equipo para determinar si hay conmoción a menudo incluye las preguntas de Maddocks, que son una serie de preguntas de memoria a corto plazo: “¿Dónde estamos ahora?”, “¿Quién ha sido el último en meter gol en este partido?”, “¿Tu equipo ganó el último partido?”.

Los efectos de un golpe en la cabeza

Las consecuencias de una conmoción pueden aparecer días después del suceso. “Aunque puede que te sientas bien el día después de golpearte la cabeza, los síntomas pueden desarrollarse al cabo de dos días por una actividad diferente”, dice Alicia Sufrinko, neuropsicóloga del Programa de Conmociones de Medicina Deportiva del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh.

Según Sufrinko, en algunos casos la persona no empezará a notar disfunciones graves hasta que intente llevar a cabo una actividad que requiera más concentración, como leer o utilizar el ordenador. Los síntomas también pueden surgir cuando la persona esté en un ambiente que requiera más atención, como el trabajo o una calle abarrotada.

A las personas que sufran daños a la largo plazo por una conmoción les espera un exhaustivo programa de rehabilitación e intervenciones médicas, explica Smith, porque el cerebro es un misterio y aunque los neurólogos están empezando a entender las consecuencias del traumatismo, aún no hay un diagnóstico definitivo o una serie de expectativas.

El caso de Natasha Richardson

En 2009, la actriz Natasha Richardson estaba esquiando cerca de Quebec cuando sufrió una caída y se dio un golpe en la cabeza. Parecía estar bien y volvió al hotel sin darle mayor importancia. Allí andaba y conversaba con normalidad, pero horas más tarde, Richardson empezó a quejarse de un fuerte dolor de cabeza. La llevaron en helicóptero a un hospital de Nueva York, donde murió un par de días más tarde de una hemorragia cerebral.

El caso Richardson asustó a la población, que empezó a pensar que una pequeña caída podía desencadenar un mecanismo que acabara en la muerte.

Aunque hay otros casos como el de Richardson, normalmente las hemorragias cerebrales suelen manifestarse más claramente, explica Figler. Suelen darse convulsiones y vómitos cuando la sangre está ejerciendo presión sobre el cerebro. Es especialmente importante que busquemos hemorragias en los pacientes más ancianos y en gente que esté tomando anticoagulantes, añade. Pero en la mayoría de los casos, notarías si tuvieras algo tan extremo como una hemorragia cerebral.

Cómo tratar un traumatismo craneal

Túmbate un rato. No vas a perder un tiempo preciado como si estuvieras sufriendo un infarto. Si un par de horas más tarde de haberte golpeado la cabeza aún estás mareado, no puedes concentrarte, no recuerdas los acontecimientos del día o sientes algún otro síntoma fuerte y persistente, vete a urgencias.