Apoyo, no castigo: Basta de criminalizar a los consumidores de drogas

Toma acción con la campaña 'Apoya. No castigue' y este 26 de junio exige una reforma global en las políticas de drogas.
14.6.17
Fotografía: Marcelo Quiñones

Hace unos años andaba de vacaciones en mi ciudad natal. Salí con un amigo y, como de costumbre, antes de llegar al bar nos estábamos dando unos toques en el coche. Abrimos un poco las ventanas para evitar la horneada y enseguida un oficial nos tocó el cristal. Yo guardé la pipa en la guantera y mi amigo bajó la ventana. El oficial prendió su lamparita y se asomó al interior del carro; ya no había rastro de la mariguana, pero sí un olor innegable. Todo empezó con la cordialidad con que empiezan estos encuentros. "Buenas noches", "buenas noches, ¿cuál es el problema?" Entre más bronco se pone uno, la policía más se quiere desquitar, es un juego de poder.

Publicidad

– ¿Qué están haciendo?
– Venimos llegando, ya vamos a bajarnos para llegar a la fiesta.
– Necesito hacerles una inspección, aquí huele a mota.
– Seguro fue de hace rato, mi hermana fuma mariguana y este es su coche.

Yo argumenté que el carro era una extensión de la propiedad privada, y que no tenía derecho a hacer ninguna inspección. El oficial dijo que no era ningún wey, y que no podíamos irnos. "No le vamos a dar nada, haga lo que tenga que hacer". Ante mi aseveración, le pidió a mi amigo acompañarlo, y se arreglaron con una buena mordida.

Cuento esto porque ya estoy harta de que se me trate como delincuente. Casi todo los usuarios de drogas exigimos que se deje de criminalizar el uso de estas sustancias, y tenemos razón, al menos desde el punto de vista de los derechos humanos. Pero no podemos esperar en el sillón de nuestra casa, mientras nos fumamos un porro, a que las leyes cambien por sí solas porque entonces también somos parte del problema (aunque en menor medida). Así que invita a tu amigo pacheco favorito porque este 26 de junio van a pararse del sillón para exigir una reforma global en las políticas de drogas.

La primera vez que un político actuó con un plan contra el narcotráfico a nivel nacional e internacional fue en junio de 1971 con el expresidente Richard Nixon en EUA. Declaró que "el uso de drogas es el enemigo número uno de EUA" y fomentó castigos severos a los involucrados en la producción, distribución y consumo de drogas, bajo la justificación que esto reduciría la oferta y la demanda. La realidad es que estas medidas fueron orquestadas para debilitar a la población negra y a la izquierda que estaba en contra de la guerra.

Publicidad

Así, los gobiernos internacionales han utilizado la 'Guerra contra la drogas' para combatir a sus enemigos y reprimir a negros, hispanos, pobres, inmigrantes y hippies, o sea, a toda la población vulnerable. La verdad es que los que sufren nunca son los grandes capos o las personas ricas que fácilmente manipulan las leyes y quedan en libertad, el blanco fácil siempre somos los grupos marginados al final de la cadena.

No obstante, las políticas prohibicionistas llegaron hasta las Naciones Unidas, y en diciembre de 1987 se declaró que el Día Internacional de las Naciones Unidas contra el Uso Indebido y el Tráfico de Drogas tendría lugar el 26 de junio de cada año.

Históricamente el 26 de junio ha sido una fecha para celebrar la 'Guerra contra las Drogas' como símbolo de su determinación en reforzar la acción y la cooperación para lograr el objetivo de tener una sociedad internacional libre del abuso de drogas. Estas políticas han llegado, en algunos casos, a las ejecuciones públicas, golpizas contra personas con cargos por drogas, encarcelamiento masivo y penas desproporcionadas. Entonces, ¿cuál es la coherencia si el 26 de junio también se celebra el Día Internacional de la ONU en Apoyo a las Víctimas de la Tortura?

Lo que hemos visto es más bien que las estrategias que han impuesto los gobiernos cada año, sólo refuerzan el prohibicionismo que lleva a la represión social, castigos a los usuarios de drogas, tratamientos forzados, más violencia y, por tanto, graves violaciones a los derechos humanos. Si el prohibicionismo no ha sido la solución, ¿cuál es?

Esta situación tampoco es un pase gratis a seguir consumiendo sin conciencia. La producción de drogas en México no es un asunto aislado. El 11 de diciembre de 2006, el expresidente Felipe Calderón decretó una guerra frontal en contra de los cárteles de la droga. El conflicto pronto se extendió en todo el país, y se convirtió en una guerra no sólo del Estado mexicano contra las organizaciones criminales, sino de éstas entre sí por el control del mercado de estupefacientes, lo que generó una crisis de violencia sin precedentes: homicidios, tortura, desapariciones, extorsiones, lavado de dinero, secuestros y trata de personas.

Para atacar este problema, desde el año 2013 diferentes grupos de activistas y asociaciones civiles comenzaron a desarrollar acciones a nivel mundial para llamar a una reforma en política de drogas. Esta campaña tiene el fin de ayudar a redefinir lo que significa el 26 de junio y visibilizar el contexto de la 'Guerra contra el Narco' sobre todo en México.

Publicidad

El día de Acción Global "Support. Don't Punish" (Apoye. No castigue), desarrolla un plan que prioriza la salud pública y el respeto a los derechos humanos. La campaña busca promover una reforma de las políticas de drogas, y propone cambiar las leyes, políticas y tratamientos que impiden el acceso a las intervenciones de reducción de riesgos y daños.

Los principales mensajes de la campaña "Support. Don't Punish" son:

1.- El sistema de fiscalización de drogas ha fracasado y necesita una reforma
2.- Las personas que usan drogas deberían deja de ser criminalizadas
3.- Las personas involucradas en los eslabones más bajos del tráfico de drogas, especialmente las que participan por razones de subsistencia o de coerción, no deben enfrentar castigos severos o desproporcionados
4.- La pena de muerte no debería ser impuesta por delitos de drogas
5.- Las políticas de drogas en la próxima década deberían centrarse en la salud y la reducción de daños
6.- Para el 2020, el 10% de los recursos globales invertidos en las políticas sobre drogas deberían ser invertidos en la salud pública y la reducción de daños

Si crees que los usuarios no deberíamos de ser criminalizados, y estás de acuerdo con los mensajes de esta campaña, te invitamos a participar en el Día Global de Acción "Support. Don't Punish" para generar conciencia a la población. Este año, ReverdeSer Colectivo se encargará de la coordinación de las acciones y realizarán un Foro con mesas de diálogo llevadas a cabo por expertos en política de drogas con el fin de exponer los avances, investigaciones y el contexto general de la políticas de drogas en México.

Si no estás en la Ciudad de México, hay otras formas en las que puedes unirte a la campaña: organizar un día de acción en tu comunidad, participar en el Proyecto de Fotos y compartiendo la campaña en tus redes sociales, aquí puedes consultar cómo iniciar cualquier de estas acciones.