Todas las fotos de Byron Newman vía Herrick Gallery

Retratos de una glamurosa comunidad trans en el París de los 80

La mayoría de estas mujeres proceden de Brasil, todas son trabajadoras sexuales y todas son trans.

|
30 Junio 2017, 8:23am

Todas las fotos de Byron Newman vía Herrick Gallery

Son los años 80 y las mujeres parisinas que aparecen en las fotografías de Byron Newman se han engalanado con brillantes joyas, sombra de ojos con efecto ahumado y grandes cantidades de colorete. La mayoría de estas mujeres proceden de Brasil, todas son trabajadoras sexuales y todas son trans. Tienen un aspecto glamuroso, poderoso y sexy, como si acabaran de escaparse de un vídeo musical de Gloria Gaynor o de una sesión de fotos de Grace Jones.

Newman tenía 30 años cuando se mudó a Francia para trabajar como director artístico en una revista de París, pero rápidamente encontró mejor inspiración artística en la comunidad de mujeres trans inmigrantes que buscaban clientes en el cercano barrio rojo de Pigalle. Newman y su mujer, la actriz francesa Brigette Ariel, entablaron amistad con las chicas y empezaron a pasar tiempo con ellas, fotografiando sus vidas."Por aquel entonces no era un fotógrafo demasiado experimentado", dice. "Pero creo que el hecho de que utilizara un equipamiento bastante rudimentario y no tuviera excesiva experiencia en realidad aporta a las fotos una sensación de naturalidad e inmediatez que me gusta mucho. Si lo hubiera hecho ahora, el resultado no habría sido tan interesante como resultó ser".

Newman acabó fotografiando entre 30 y 40 mujeres y publicó los resultados en un libro editado en 1984 titulado The Ultimate Angels (Los ángeles definitivos). Algunas de esas fotos van a exhibirse ahora en Ultimate Angels, una exposición conjunta en la Herrick Gallery de Londres con la pintora Aphrodite Papadatou.

Cuando estaba en París, explica, las mujeres trans vivían apartadas de la sociedad, marginadas y despreciadas por el establishment. La única publicación que había fotografiado previamente a la comunidad de trabajadoras sexuales trans era la revista Paris Match, pero había empleado objetivos grandes y película infrarroja, como si aquellas mujeres fueran gánsteres o criminales.

Aquello sirvió para convencerle todavía más de que había que mostrar una visión diferente de sus vidas. Las mujeres que aparecen en las fotos de Newman pueden posar como modelos de Playboy, pero también las captura pasando el rato con amigas, tomando el sol en toples o divirtiéndose en la calle. "La mayor parte del tiempo me limitaba a dejar constancia de lo que tenía delante", explica. "Cuando fotografío a mujeres, siempre me gusta fotografiar a mujeres que parecen tener el control de sus vidas y no tienen aspecto de ser juguetes pasivos creados para diversión de los hombres. Con ellas hice lo mismo".

"Muchas de las [personas] que habíamos conocido volvieron a Brasil o fueron deportadas"

Más de 30 años después, Newman y su ahora exesposa han perdido el contacto con muchas de las mujeres que aparecen en sus fotos. "Es un mundo muy cambiante", dice en referencia a Pigalle. "Pasó mucho tiempo entre la realización de las fotografías y la publicación del libro, nada menos que tres años. En aquel espacio de tiempo, muchas de las [personas] que habíamos conocido volvieron a Brasil o fueron deportadas".

Sin embargo, conserva muy buenos recuerdos del tiempo que pasaron juntos. Una Nochevieja, condujeron hasta la playa con una amiga llamada Cassandra para celebrar una ceremonia tradicional brasileña en la que se bendice al año que llega. Mientras Cassandra arrojaba flores blancas y joyas de oro al océano, olvidaron por completo que habían aparcado el coche en la arena justo cuando empezaba a subir la marea. "Cuando regresamos, el coche estaba medio sumergido", dice entre risas. "A las dos de la mañana del día de Año Nuevo, tuvimos que llamar a los bomberos".

Ultimate Angels se exhibe en la Herrick Gallery de Londres desde el 12 hasta el 23 de julio.

Etc