FIGHTLAND

Lo que nos dejó la primera rueda de prensa entre Mayweather y McGregor en Los Ángeles

Ha quedado inaugurado el circo de los circos en Los Ángeles sin decepcionar a propios y extraños.
11.7.17
El cara a cara más caro del mundo

La primera conferencia de prensa promocional de la morbosa contienda entre Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor fue lo que esperábamos: un hervidero de fanfarronerías con una producción innecesaria y algo torpe. Sin embargo, el hype logró su objetivo: entretenernos y morir de la risa.

Dejando de lado los nauseabundos pseudoanálisis de comentaristas y cronistas que quieren hacernos creer que el choque entre dos de las figuras más molestas y mediáticas de los deportes de contacto será un evento deportivo competitivo, la rueda de prensa arrancó con un incómodo numerito musical como si se tratase de los premios que la FIFA entrega a lo mejor del año en el futbol. Fue inevitable sentir un poco de pena ajena y confusión ante una inauguración tan poco convencional, y sobre todo innecesaria, para una rueda de prensa promocional de boxeo.

McGregor asegura que noqueará a Mayweather en cuatro rounds. "Mis movimientos, mi poder, mi ferocidad; no ha experimentado nada de esto".

Sinceramente esperábamos más comentarios ácidos de parte del irlandés, quien después de ceder la palabra a "Money" quedó sepultado ante la réplica de uno de los boxeadores más bocones de los últimos años. No hubo respuesta a la mayoría de insultos del estadounidense, pero quizá McGregor se esté reservando lo mejor para las otras tres citas que tendrán en los próximos días.

Publicidad

Sin embargo, lo que llamó la atención, ya entrados en el cara a cara, fue la excesiva pasividad de ambos, sobre de todo de McGregor, ya que no hubo ni un empujoncito "accidental". La razón podría ser esta:

De ser ciertos los rumores, la pasividad del dos veces campeón de UFC tendría sentido, ya que a nadie le gustaría perder una cifra de seis dígitos por querer quedar bien ante tu público y hacerte el más rudo. Conociendo a Floyd y sus artimañas es muy posible que haya estipulado todo tipo de trabas para tener el panorama de la contienda a su favor y poder llegar tranquilo al ring el 26 de agosto.

En su éxtasis de fanfarronadas, Floyd mencionó pelear con guantes de 8 y hasta 4 onzas, lo cual podemos atribuir más al acalorado intercambio de palabras que a una posibilidad para modificar el contrato entre ambos. Si Floyd no permitió que McGregor peleara con guantes Cleto Reyes, qué nos hace pensar que le daría una ventaja calzando un número menor en amabas manos.

A pesar de la vergüenza que nos hicieron pasara a ratos, Floyd Mayweather y Conor McGregor han dado el banderín de salida para su show -el cual se estima pueda superar la millonaria cifra de compras de PPV establecida en la "Pelea del Siglo"- y no existe fuerza humana que los detenga. Tendremos que aguantar tres eventos más de este tipo antes de ver a dos grandiosos peleadores dar un espectáculo monótono y predecible, alejado del nivel y el entorno en el que solían desenvolverse.