Publicidad
Sexo

Hay gente inyectándose suero en el escroto para tener los huevos enormes

En algunos casos también se utiliza aire.

por Grant Stoddard
01 Agosto 2018, 3:30am

Mucha gente considera que las orgías son demasiado excéntricas. Por definición, los que participan en orgías regularmente han visto más cosas excéntricas de lo normal, por lo que algo muy salvaje tiene que pasar en un evento de este tipo para que se sorprendan.

Este fue el pensamiento que tuve el otoño pasado cuando entré en una habitación de una casa en Brooklyn en la que se celebraba una fiesta temática de médicos y vi dos docenas de caras que expresaban conmoción, asombro, repulsión, placer e incredulidad. De hecho, algunas de esas caras pasaban por diversas fases en las que se sucedían todas estas reacciones.

Con cierta inquietud, seguí la dirección de sus miradas al otro lado de la habitación y vi a un hombre tumbado en una mesa con lo que parecía ser un melón colocado en su entrepierna. Me llevó un tiempo darme cuenta de que no era un melón, sino su propio escroto. Mis ojos recorrieron el camino de un tubo muy fino que estaba unido a esos huevos gigantes y vi que estaba conectado a un suero. Mi mente tardó un segundo en llegar a la conclusión de que el escroto de aquel hombre se estaba llenando de una especie de fluido y que todavía faltaba mucho tiempo para que finalizara el proceso.


MIRA:


Mi cita (que había consigo que le quedaran elegantes una bata médica con la espalda al aire y unas medias de compresión) y yo nos quedamos mirando el escroto durante un tiempo y vimos cómo no dejaba de aumentar de tamaño lentamente. Teníamos miedo de que aquello pudiera explotar en cualquier momento y le dije a mi cita que necesitaba volver a la multitud para experimentar un poco más la seguridad y normalidad de la orgía que se estaba formando en el sótano.

Me estaba mareando y mi pensamiento era ‘Si todos vamos vestidos de médicos, ¿cómo podemos reconocer a un médico de verdad si pasa algo?’ (irónicamente, menos de un año después investigaría un método diferente y de mayor duración en el que me alisaría mi propio escroto).

“Yo me quedo”, me respondió mi cita cuando le dije que yo ya había tenido suficiente. “Tengo que quedarme hasta el final para tocarlo. Es genial”

“Para muchos, diría que lo importante es el poder y el control, normalmente junto con el juego de sensaciones y/o la modificación estética, tanto para la persona dominante que está llevando a cabo la inflación como para la persona sumisa que la está recibiendo”

Fuimos testigos de una infusión escrotal o inflación escrotal, es decir, una modificación corporal en la que se usa suero fisiológico (y en algunos casos aire) para rellenar el escroto de manera temporal. Hay gente que prefiere hacerse sus propias infusiones, mientras que hay otra, como el tío de la fiesta, que confía en otra persona.

Recuerdo vagamente que un amigo mío me hizo ver a principios de siglo imágenes de escrotos rellenos en una web que ya está en desuso. Después de que ver unas cuantas presentaciones en monsternuts.com, quise olvidar la existencia de este fenómeno y no había vuelto a pensar en el cómo ni el porqué del proceso hasta ahora.

Los problemas derivados incluyen enfermedades dolorosas y debilitantes como celulitis escrotal, así como otras más graves, entre las que se incluyen la gangrena de Fournier (una extraña infección bacteriana que pone la vida en peligro)

“No existe ninguna razón general que explique por qué a la gente le atraen los fetiches o los juegos sexuales extremos como la inflación escrotal”, comenta Dulcinea Pitagora (más conocida como “la doctora de las cosas raras”), psicóloga en la ciudad de Nueva York especialista en terapias de pareja y sexualidad.

Pitagora cuenta que hay personas que dan más importancia a la sensación de dolor, el estiramiento y el incremento de peso, mientras que hay otras que se centran en la idea de la agrandarse personalmente o agrandar a otra persona, refiriéndose a cuando alguien está desarrollando un fetiche y se excita con la idea de que aumenten hasta el infinito algunas partes del cuerpo o el cuerpo entero.

“Para muchos, diría que lo importante es el poder y el control, normalmente junto con el juego de sensaciones y/o la modificación estética, tanto para la persona dominante que está llevando a cabo la inflación como para la persona sumisa que la está recibiendo”, apunta Dulcinea. Además, añade que hay que confiar mucho en alguien para darle el control de una parte de tu cuerpo que está considerada por muchos el eje central de la sexualidad y virilidad masculinas.

“Como no existe forma de alcanzar el ideal social de la masculinidad, desproporcionar literalmente el asunto de forma segura e intrascendente puede resultar satisfactorio de manera consciente o subconsciente”.

Es más que probable que una persona que haya tenido que ir a urgencias por cualquiera de los problemas que pueden surgir después de rellenarse el escroto con suero o aire no utilice las palabras “seguridad” e “intrascendencia”. Estos problemas incluyen enfermedades dolorosas y debilitantes como celulitis escrotal, así como otras más graves, entre las que se incluyen la gangrena de Fournier (una extraña infección bacteriana que pone la vida en peligro).

Cuando volví a ver al tío que se estaba inyectando los testículos en la orgía, llevaba a través de los testículos una linterna que brillaba. Aquello parecía un globo terráqueo anaranjado con venas por todas partes

“Los dos riesgos principales son la infección y el daño a los propios testículos”, afirma Joshua Zeichner, dermatólogo en la ciudad de Nueva York, que explica que la celulitis es una infección del tejido blando y la piel que requiere antibióticos para que no se extienda a otras partes del cuerpo y se convierta en una enfermedad grave. Además, Zeichner avisa de que en caso de que el aire se introduzca en un vaso sanguíneo puede interferir en el reparto de nutrientes a través de los glóbulos. “Si no hay forma de que la sangre llegue a los genitales, puede provocar la muerte de la piel, más conocida como gangrena”, añade.

Si todo esto no es suficiente para convencerte de que seas cauteloso a la hora de aumentar el tamaño de tu escroto a la medida de tu cabeza, este es el resultado espectacular que presencié en la fiesta. “Como no es habitual, el exceso de inflación pueden provocar la ruptura del propio escroto”, asegura mientras nos invita a pensar en ello como si fueran globos de látex a los que hemos inflado demasiado.

Los testículos suelen volver a la normalidad al día siguiente

Un estudio de 2003 titulado “La complicación de una práctica sexual inusual” planteó que esta práctica puede ser más habitual de lo que se piensa y citó el caso de un paciente que presentaba celulitis escrotal después de comprarse las herramientas para la infusión escrotal por internet.

La web salineinfusion.info informa de que han quebrado todos los suministradores de herramientas para la infusión escrotal de Estados Unidos, pero lamentablemente las pueden seguir adquiriendo gracias a una empresa canadiense de suministros médicos.

Mientras que es complicado precisar las cifras que esclarezcan lo extendida que está esta práctica, parece que son suficientes personas como para que exista una empresa que se dedica a fabricar bañadores adaptados para escrotos rellenos de suero fisiológico.

Aun así, no ha sido fácil encontrar a alguien que me contara la experiencia de tener un litro o más de fluido en el escroto. La gente que se ha administrado una infusión (incluida la persona que vi en la fiesta) no ha tenido muchas ganas de hablar conmigo. Sin embargo, tuve la oportunidad de hablar con Atrina Brill, la persona dominante en la escena de la que fui testigo.

“Me atraen las cosas raras”, me cuenta. “Cuanto más raras, mejor”.

Brill continúa explicando que, en una fiesta, parte del atractivo de una infusión escrotal para la persona sumisa es que los demás miren, inspeccionen e incluso toquen la parte del cuerpo que se ha modificado de manera temporal. “Una parte de mi trabajo como persona dominante consistía en llevarlo por la habitación para mostrar sus pelotas gigantes”, menciona.


MIRA:


De hecho, cuando me volví a reunir con mi cita aquella noche, confesó toda orgullosa que no solo estaba autorizada para tocar el escroto sobredimensionado, sino también consiguió satisfacer su deseo de lamer la nueva bolsa escrotal. No pude ver al tío hasta una o dos horas después, pero, cuando lo hice, llevaba a través de los testículos una linterna que brillaba. Aquello parecía un globo terráqueo anaranjado con venas por todas partes y a los asistentes a la fiesta les fascinaba.

“¿Cuánto tiempo estuvo sobredimensionado?”, pregunto a Brill.

“Volvió más o menos a la normalidad a mediados del día siguiente”, responde. Además, afirma que el cuerpo suele absorber y excretar hasta la mayor cantidad de fluido en uno o dos días.

Como la rata de laboratorio de Tonic que soy, suelo acceder prácticamente a todos los designios de mis editores. Resulta que ya me sometí a un tratamiento para quitarme las arrugas para un vídeo de Yes Man, por lo que no me apetecía tanto probar esto. Habría estado bien experimentar qué se siente teniendo unas pelotas descomunales durante 24-48 horas, pero las complicaciones, aunque sean poco frecuentes, eran demasiado desagradables.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.