Creators

Óleos con lenguaje sexual y texturas satisfactorias

El lienzo nunca se había visto tan placentero: Ivan Alifan
Detalle de The Three Graces, vía Instagram.

Sus pinturas hiperrealistas han llevado a este artista ruso/canadiense a exponer en Nueva York y Londres sus lienzos. El trabajo de este pintor está cargado de un erotismo que no explora al cuerpo humano como sólo un objeto sexual, busca naturalizar la anatomía en la visión contemporánea y darle un lenguaje sutil sexual quitando las etiquetas de sólo ser formas físicas con características específicas.

Publicidad

La sexualización del cuerpo humano en el arte ha ocasionado que los espectadores se sientan incómodos, apenados y en ocasiones ofendidos, con las pinturas de Ivan Alifan se rompen estas actitudes negativas frente a un arte que es considerado denigrante por muchos, abriéndose paso en un terreno natural, íntimo y conocido por todos.

En una entrevista con la página Art is my oxygen, Alifan habla sobre cómo una pintura puede ser considerada sexy y atractiva. Desde el proceso que se construye sobre el lienzo se ve una sensualidad constante, cómo la pintura poco a poco va saliendo de su envase a la paleta y cómo con trazos delicados va tomando forma la imagen mental del artista en una realidad en el lienzo.

Las obras de Ivan Alifan pueden relacionarse con el concepto de “food porn”, los antojos y deseos de la mente humana sexualizan hasta lo más cotidiano de la vida. Estos elementos tan comunes los lleva a su trabajo y era una relación sexual entre él y quién ve la pintura. Una orgía masiva que cada vez va creciendo más en Instagram.

Para adentrarte a un mundo de deseos y erotismo sutil puedes seguirlo en su cuenta de Instagram, ver cómo pinta sus obras y darte una vuelta por su página web.

Relacionados:

Debilidad y poder: los sensuales retratos de Brian M. Viveros

Art Brut: personas que hacen arte sin saberlo

Esculturas hiperrealistas de hip hop, porros y tatuajes