La pesadilla inmobiliaria

La pesadilla inmobiliaria del mes: ¿pero qué mierda es este piso?

850 euros al mes por vivir dentro de esta cosa rara. ¿Es un piso? ¿Una máquina del tiempo? ¿Una sala de ceremonias de una secta?
20.6.18
Pesadilla inmobiliaria

'La pesadilla inmobiliaria del mes' es una sección en la que denunciamos los abusos más flagrantes y los pisos más sorprendentes del mercado inmobiliario en España. Si te has topado con algún palacio similar, escríbenos a esredaccion@vice.com.

¿Qué es?: He estado mirando las fotos y leyendo las descripciones del inmueble durante horas y aún no tengo ni idea de qué coño puede ser esto. Ni siquiera tengo la certeza de que sea el interior de una finca, ni que sea una espacio que se encuentre en lo que los humanos entendemos como “realidad”.
¿Dónde está?: Realmente no podría asegurarlo pero se supone que este inmueble (o lo que sea) está en el barrio de Gracia de Barcelona. Dicen que hace tiempo, cuando Barcelona era una ciudad mucho más pequeña y feliz, este barrio era un pueblo donde las gentes adineradas de la ciudad iban a pasar los fines de semana y las vacaciones. Pero es mentira, Gracia siempre ha sido una fábrica en la que se producen esas telas de color caqui y naranja con las que algunos progenitores prefieren sujetar a sus bebés, pues consideran que un arnés para críos de toda la vida es “poco humano”.
¿Qué se puede hacer por ahí?: Si queréis saber más sobre este barrio leeros esta “Pesadilla Inmobiliaria” que hice sobre un piso de mierda en este mismo barrio, os podréis hacer a la idea.
¿Cuánto cuesta?: 850 euros al mes por vivir en un espacio de 42 m2 que no sabes exactamente qué es ni cómo gestionarlo.

piso pequeno un espacio gracia alquiler

Bien, mirad la foto de aquí arriba. Cuando lo hayáis hecho, volvedla a mirar. Y luego otra vez. Y así hasta que logréis entender algo. Yo llevo mirándola cuatro horas y aún no he logrado desentrañar el acertijo. Según nos dice el administrador, se trata de un piso de “un único espacio”, “muy luminoso” y “acogedor” pero no me cuadra.

Lo último que veo al mirar esta imagen es un piso en el que vivir, además, es inquietante que hayan utilizado el adjetivo “acogedor” para describir un espacio que, por su imposible comprensión, resulta más bien siniestro y aterrador.

Publicidad

No logro deducir qué tipo de actividades se supone que debe albergar este espacio, no hay ninguna pista que me ayude a comprender cómo un ser humano podría considerar esto una vivienda. ¿Dónde se duerme? ¿Dónde se pone la tele? ¿Dónde se vive? Lo que es aún más enigmático son esas puertas al final de la estructura de madera, ¿a dónde llevan? ¿Qué hay detrás? ¿Son una especie de pequeños habitáculos? En el anuncio original no se nos dice que hay detrás de este espacio oculto, cosa que favorece a que empecemos a generar extrañas hipótesis sobre la naturaleza de este lugar hediondo.

Los mundos que puede albergar este espacio insondable son innumerables. Adentrémonos pues en un viaje sin fin hacia las entrañas de este gran misterio.

piso pequeno un espacio gracia alquiler

LA PEÑA ESA CON PASTA QUE TIENE UNA SECTA RARA

Está claro que aquí no se ha venido a hacer nada bueno. En este salón de ceremonias se hacen rituales demenciales que involucran grandes personalidades de la política y el empresariado español, rituales como los de la cinta de VHS del caso de las niñas de Alcàsser. Estos rituales consisten en realizar actos atroces para despertar un mal primigenio que antaño lo gobernó todo, “mucho antes del hombre, mucho antes del tiempo”, como dicen las escrituras que pueden encontrarse en formato PDF en la página web de la secta. Entre estas paredes puede haber gente pero también han resucitado un par de personas, Miguel y Lucía. ¡Menuda noche fue esa!

El caso es que solo entrando en la secta y llegando a ser uno de los seis “cardenales del alma” podrás acceder a las cuatro estancias, una para cada estado esencial de la humanidad: la vida, la muerte, el sueño y el despertar eterno. No sé, estos tíos están totalmente locos. Lo curioso es verles salir a la calle después de un ritual y ver como entran al supermercado 24 horas de al lado y se compran unas latas de Fanta y unos Cheetos de kétchup, se sientan en un banco y comentan la jugada.

piso pequeno un espacio gracia alquiler

LA ÚLTIMA GRAN OBRA DE ARTE

Este no es un espacio habitable, es una obra de arte. No se puede pisar, o al menos no debería hacerse. No es una obra interactiva de esas de mierda que pretenden que el espectador “viva” y “experimente” la creación artística. Según su autor, se trata de un “poema arquitectónico” que habla sobre el propio lenguaje. “Escaleras físicas para llegar a otras escaleras, puede que mentales o espirituales” comenta el autor en la entrevista que aparece en el folleto que reparten en la entrada. En definitiva, es una auténtica patraña con la que el artista solamente quería tener más posibilidades de follarse al galerista. No lo logró y aquí se quedó esta basura: olvidada y muerta, como el amor.

piso pequeno un espacio gracia alquiler

LA MÁQUINA DEL TIEMPO

¿Es que no lo véis? Es evidente que esto es una máquina del tiempo. La utilizaron los nazis para viajar al futuro, desde donde planean el IV Reich desde hace años.

piso pequeno un espacio gracia alquiler

UN RESTAURANTE EXTRAÑO

Bienvenido a una nueva forma de entender los restaurantes. Aquí la comida se sirve encima de la mesa, como en todos los restaurantes, pero en este caso la mesa está flotando en medio del salón sujetada por unos resistentes cables de acero, a dos metros de altura. Los manjares no solo son inaccesibles para los comensales por la elevada posición de la mesa sino que, al encontrarse cada invitado encerrado en uno de los cuatro armarios donde están posadas las sillas, el banquete se presenta como imposible, y esta es la gracia: un restaurante en el que no se puede comer.

Para servir la mesa, los camareros tendrán que utilizar ambas escaleras para acceder a las dos pasarelas que se encuentran a los laterales de la estancia, así podrán posar el ágape en la gran mesa central. La idea es hacerlo todo lo más incómodo posible.

Publicidad

Es especialmente bello presenciar este espectáculo, ver —realmente “no-ver”— como los clientes, sentados dentro de esos cubículos cerrados, dejan pasar el tiempo mientras las viandas se enfrían y pierden su sabor. Una nueva forma de “comer” en Barcelona.

piso pequeno un espacio gracia alquiler

LA MENTE DE UN LOCO

Esta es la opción más plausible de todas. Puede que este espacio se trate realmente del interior de la mente de un loco, los delirios de una persona que ya no está en contacto con la realidad. Si alguien pudiera meterse dentro del cerebro de un chiflado se encontraría exactamente con esto. Estoy hablando de esos que van con un embudo en la cabeza y que hablan con las paredes y que incluso serían capaces de aceptar pagar un alquiler de 850 euros al mes por estos 42 m2.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.