mal mundial de futbol

Diez preguntas que siempre has querido hacer a un ultra

¿Crees que los ultras se vuelven más estúpidos por darse tantos golpes en la cabeza? ¿Existen mujeres que se sienten atraídas por ultras? ¿Todos los ultras sois de extrema derecha?

por Nik Afanasjew; traducido por Mario Clavero Ramos
25 Junio 2018, 3:00am

All photos by Hakki Topcu

Este artículo apareció originalmente en VICE Alemania.

Los ultras no tienen muy buena reputación. Eso es así. En lo personal, Dennis es como un pitbull al que le han dado de comer recientemente: potencialmente peligroso, pero aparentemente tranquilo. Tiene más de 40 años y es un ultra que sigue al Dynamo de Dresden, un club del este de Alemania que pertenece a la segunda división de la Bundesliga. "No pienso que sea bueno hacer daño a la gente, pero dar hostias es una de las cosas que más me gusta en la vida", admitió.

Dennis dice que su padre está orgulloso de su "pasatiempo", pero su madre todavía no sabe que le gusta participar en peleas organizadas en campos y bosques con decenas de hombres adultos a los que también les apasiona meterse en peleas.

"Las peleas suelen durar unos dos minutos, pero parece que duran eternamente. Cuando estás allí, el tiempo se detiene"

Según la policía alemana, hay aproximadamente 3.643 seguidores en el país categorizados oficialmente como "ultras violentos" y otros miles considerados "potencialmente peligrosos". Durante los últimos 30 años, la policía los ha ido expulsando de los estadios, por lo que ahora quedan en campos y bosques para pelearse. Cuando se van, la hierba queda manchada con su sangre.

Le hemos preguntado a Dennis su opinión de todo esto.

VICE: ¿Vas a los partidos solo para meterte en peleas?
Dennis: No, voy a ver los partidos y animar al Dynamo. En realidad, ya no hay tantas peleas en los estadios. Han pasado casi 20 años de la última vez que hubo una pelea de verdad en un campo de fútbol. Por aquel entonces, los dueños de los clubes incitaban a los ultras a ser agresivos. Nos daban cerveza gratis en el descanso, un poco antes de que empezara todo tras el pitido final, pero actualmente la policía ha conseguido erradicarlo.

Las peleas de verdad tienen lugar fuera de los estadios, incluso fuera de las ciudades, en campos y bosques. El vandalismo es parte de nuestra tradición futbolística en Alemania y en la mayoría de los países de Europa occidental. En cambio, los ultras de Europa del Este están más pendientes del hockey sobre hielo, el baloncesto e incluso el waterpolo.

¿Qué es lo peor que le has hecho a alguien?
No lo sé, porque no me preocupo por las víctimas. Una vez oí que alguien a quien aticé sufrió una doble fractura de mandíbula, pero no puedo asegurar que esa sea la peor lesión que he provocado. Cuando ataco a alguien y no se puede levantar, lo dejo en el suelo porque nuestro código de conducta dicta que la pelea tiene que terminar en ese momento, pero luego no le mando una tarjeta al hospital para desearle que se recupere pronto. Las peleas suelen durar unos dos minutos, pero parece que duran eternamente. Cuando estás allí, el tiempo se detiene.

¿Alguien ha muerto en alguna pelea?
No lo he llegado a ver personalmente, pero hay rusos y polacos que han dejado a gente en silla de ruedas. Además, yo me he roto varios huesos y una vez me fracturé la muñeca porque me pasé de fuerza con un puñetazo y estuve de baja y cabreado durante meses.

"Yo siempre llevo protección en mis partes porque no quiero que me revienten los huevos"

¿Cómo se organizan las peleas? ¿Por WhatsApp?
Cada grupo tiene un líder que llama a los demás líderes para organizarlas, pero nunca se habla por teléfono porque, por ejemplo, en Alemania muchos ultras tienen sus teléfonos intervenidos. También hay gente que se manda mensajes en la deep web, pero nosotros no hacemos eso.

Después, los líderes se reúnen en persona para elegir el campo de batalla y el número de personas de cada bando, que suele ser entre diez y veinte. Además, también determinan otros detalles, como pactar que no se pueden llevar armas o guantes con peso. Yo siempre llevo protección en mis partes porque no quiero que me revienten los huevos e intento no beber nada de alcohol y dormir mucho durante los tres días previos a una pelea.

¿Crees que los ultras se vuelven más estúpidos por darse tantos golpes en la cabeza?
Cuando voy de camino un partido, basta con... Espera un momento, ¿qué pregunta es esa? ¿Me estás provocando?

¿Crees que eres un peligro para el público?
Tal vez, pero llevo una vida equilibrada. Me refiero a que no voy buscando pelea a todas horas, pero si alguien me provoca por la calle, se tiene que atener a las consecuencias.

¿Por qué no eliges un pasatiempo más productivo?
Supongo que a todos nos gustan cosas diferentes. Hay gente a la que le gusta cazar rinocerontes en África y a mí me gusta meter hostias, aunque también tengo pasatiempos más relajantes. Colecciono perros de pelea y me gusta la comida italiana, por ejemplo.

¿Todos los ultras sois de extrema derecha?
Yo no soy de extrema derecha, pero supongo que la mitad de los ultras lo son. Cuando convives con ellos, siempre tienes que escuchar el mismo tipo de bromas: chistes contra judíos, musulmanes, Merkel... De hecho, creo que no conozco a ningún ultra de izquierdas. Me he peleado con los ultras rusos del CSKA de Moscú y, aunque los rusos representaban la escoria para los nazis, algunos llevaban esvásticas tatuadas.

"Tengo pasatiempos más relajantes. Colecciono perros de pelea"

¿Existen mujeres que se sienten atraídas por ultras?
Sí, las hay. Personalmente, me gustan las mujeres que se preocupan por la belleza, no aquellas a las que no les importa su higiene personal.

¿Tomas algún medicamento para no sentir dolor?
No, los medicamentos no son lo mío. Prefiero la cocaína.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.