FYI.

This story is over 5 years old.

inmigración

'Rutas legales y seguras para los refugiados ayudarían en la lucha contra el terrorismo'

El hallazgo de un pasaporte sirio, sea falso o no, cerca de los cuerpos de los terroristas que atentaron en París ha provocado que se cuestione la política común de asilo. Organizaciones que trabajan con refugiados y en defensa de los DDHH alzan la voz.
18.11.15
Refugiados esperan a la frontera entre Eslovenia y Austria. (Imagen por Erwin Scherian/EPA)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Amnistía Internacional (AI) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) intentan hacerse oír, por separado, entre todo el ruido provocado por los ataques de París.

La confirmación del adjunto de Interior y responsable de migraciones en Grecia, Yiannis Mouzalas, de que un pasaporte hallado junto al cuerpo de uno de los terroristas pertenecía a un solicitante de asilo sirio ha puesto a los refugiados en el punto de mira.

Publicidad

Pero en la misma noticia de la agencia France Presse, fuentes citadas por la agencia pidieron cautela antes de extraer conclusiones del hecho, afirmando que no se puede asegurar que la persona identificada con el pasaporte sea uno de los tres atacantes suicidas que se inmolaron en el Estadio de Francia.

Aunque ésta llamada a la precaución no ha impedido que el recién escogido ministro de asuntos europeos de Polonia, Konrad Szymanski, manifestara sus dudas respecto a la posibilidad de asumir sus compromisos en materia de asilo. El país del Este de la Unión Europea (UE) era uno de los que más refugiados debía acoger.

Estas declaraciones han desencadenado, sin que hubiera ninguna coordinación previa, la publicación de un informe de AI y la difusión de un comunicado de ACNUR en los que se expresa la creciente preocupación por las reacciones post atentados.

"En lo que queremos llamar la atención es que los atentados no deben de ser la excusa para que personas que están en busca de protección internacional acaben siendo los perjudicados", afirma a VICE News Carlos de las Heras, portavoz de Amnistía Internacional.

'Hasta ahora la política de Europa para con las refugiados se puede resumir en cuatro palabras: cuanto más lejos mejor'

"El informe, titulado Miedo y vallas: Los planteamientos de Europa para contener a las personas refugiadas, revela cómo cerrando con vallas las fronteras terrestres e intentando que los países vecinos, como Turquía y Marruecos, actúen como filtro se ha negado a los refugiados el acceso a procedimientos de asilo, se ha expuesto a refugiados y migrantes a malos tratos y se ha empujado a la gente a emprender viajes por mar que pueden costarles la vida", reza el texto colgado en la web de la ONG sobre el documento.

"La gran mayoría de estos acuerdos de la Unión Europea con Turquía o de España con Marruecos no incluyen salvaguardias que faciliten que se impida la comisión de violaciones de derechos humanos a los que se enfrentan los refugiados y los migrantes en estos países. Turquía lleva bastante tiempo negando la asistencia letrada a las personas en tránsito; no se está respetando su derecho a pedir asilo", explica al respecto de las Heras.

Publicidad

"Hasta ahora la política de Europa para con las refugiados se puede resumir en cuatro palabras: 'cuanto más lejos mejor'", sentencia Carlos de las Heras.

El activista recuerda que Turquía ha llegado a practicar devoluciones en Siria o Irak, algo que viola el derecho internacional. Y este tipo de devoluciones en caliente, apelativo con las que se las denomina, no son patrimonio exclusivo de los vecinos periféricos de la UE.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) pidió explicaciones a España por la devolución en caliente de dos personas que habrían visto vulnerado su derecho a recurrir la expulsión que sufrieron el agosto del año pasado en la valla de Melilla. El Convenio Europeo de Derechos Humanos lo prohíbe.

De acuerdo con el Estatuto del Refugiado de la ONU de 1951, para acceder al derecho de asilo, los solicitantes deberán demostrar que provienen de un país en conflicto o en el que existen "fundados temores de ser perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas".

Los denunciantes eran naturales de Malí y Costa de Marfil, dos países cuyos ciudadanos cumplen con los requisitos para ser considerados refugiados. En este caso, la práctica de la llamada "devolución en caliente" no permitió constatar si estas personas tenían ese estatuto. Una quincena de juristas redactaron un demoledor informe en el que las tildaba de "radicalmente ilegales". Esta es otra de las cuestiones que recoge el informe de AI.

Publicidad

"Desde el principio, ACNUR ha urgido a los estados a establecer unos mecanismos efectivos de recepción, registro e identificación a la llegada. A aquellas personas reconocidas como refugiadas se les debe ofrecer protección, y a los solicitantes de asilo que reúnan los requisitos, deben ser reubicados bajo el plan de la Unión Europea", recuerda la institución de la ONU en su comunicado.

Ambas organizaciones entienden que la apertura de canales legales garantizaría una mejor control de amenazas a la seguridad nacional.

La crisis de refugiados deja en papel mojado la regulación de la Unión Europea. Leer más aquí.

"Europa tiene dos retos muy importantes: uno de ellos es el terrorismo, y el segundo la crisis de refugiados. De estos solo hay uno que sea una amenaza; el terrorismo. Los refugiados no lo son. Lo que pedimos es que Europa ha de trabajar mucho más y poner más rutas legales y seguras, porque esto también puede ayudar en la lucha contra el terrorismo", afirma de las Heras.

"Si tú llevas a la gente a Europa con unos procesos de solicitud individualizados, exhaustivos y en los que se examinen los historiales de cada una de estas personas evidentemente vas a tratar de evitar que de entre esas personas puedan llegar terroristas", añade el activista de AI.

"No puede ser que a estas alturas siga sin haber más que un centro de acogida de refugiados en Grecia y uno en Lampedusa con este flujo de personas. Es tremendamente injusto que se discrimine a los refugiados por esta situación", declara María Jesús Vega, portavoz de ACNUR en España.

Publicidad

Vega, sobre el procedimiento seguido para evitar infiltraciones: "Nosotros, cuando hacemos identificación de casos en países como Jordania o como Líbano se hacen entrevistas, se llevan a cabo chequeos biométricos para evitar fraudes en el registro y en los sistemas operativos, se escanea el iris… Y luego cuando hay casos propuestos de reasentamiento estos países tienen su propio chequeo de seguridad".

"Todo esto tiene un tremendo impacto sobre los refugiados por partida triple, pues han vivido violencia, terror, torturas y encarcelamientos, ahora llegan a países europeos y también, igual que nosotros, pueden llegar a ser vulnerables a situaciones de violencia y atentados. Se están convirtiendo, para algunos, en chivos expiatorios o culpables de esta situación", concluye la portavoz de la agencia de las Naciones Unidas.

Mira el documental de VICE News Europa o muere: cruzando la valla de Melilla:

Sigue a Quique Badia en Twitter: @qbadiamasoni

Sigue a VICE News en Twitter: @VICENewsES