Salud

Los hospitales en Gaza están a punto de quedarse sin electricidad

La última planta generadora de luz en la Franja agotó sus reservas de combustible por falta de dinero. Si para mayo no se repone esa falta, miles de vidas podrían estar en riesgo, advirtió la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.
22.4.17
Imagen por Oliver Wiken/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El cierre de la única planta generadora de electricidad en Gaza se está convirtiendo en una potencial tragedia.

De acuerdo con datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA), el pasado 17 de abril se agotaron las reservas de combustible de la última generadora de luz en la Franja por falta de dinero.

La planta genera el 30 por ciento del suministro eléctrico en la región, donde viven 1.8 millones de personas. Y, como consecuencia, Gaza está registrando apagones de hasta 20 horas en algunas zonas vitales para sus habitantes.

Publicidad

"Vemos con preocupación las afectaciones causadas en los servicios básicos, sobre todo a la salud. Los hospitales están obligados a utilizar plantas de emergencia", advirtió la OCHA.

Si viajas a Israel mejor que un abogado te acompañe al aeropuerto. Leer más aquí.

Según la oficina de Naciones Unidas, las reservas de combustible sólo son suficientes hasta la primera semana de mayo. Después de eso, se acabaron los recursos.

"De no garantizarse fondos para la compra de combustible, los 14 hospitales de Gaza tendrán que cerrar parcial o totalmente, lo cual pondrá en peligro la vida de miles de seres humanos", alertó la Organización Mundial de la Salud.

Además de la luz, los apagones diarios amenazan el suministro de agua potable y los servicios de sanidad, lo que agrava la crisis humanitaria en un territorio palestino devastado los bombardeos.

Sigue a Martín Andrade en Twitter: @godomarto

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs