Así se vive una fiesta de fin de año en la frontera entre México y EUA
Foto por @tonylozza.

Así se vive una fiesta de fin de año en la frontera entre México y EUA

Dos noches épicas acompañadas de la impecable selección de Patrice Scott, Project Pablo y Dave Aju en el WhereHouse de Tijuana.
18.1.18

Tijuana es la ciudad más grande de Baja California, puente fronterizo entre México y Estados Unido. Un lugar donde sin duda se respira el íntimo vínculo entre ambos países, mismo que ha influido en su infraestructura desde diversas perspectivas, como las económicas y culturales.

La esquina de América Latina es conocida por su eclecticismo cultural gracias al contacto directo con Estados Unidos, aunado a la migración que surge a raíz de ser la frontera más concurrida del mundo. Estos factores –entre muchos otros– han dado lugar a la diversidad y flexibilidad creativa de esta región.

Publicidad

En sí, toda la vida cultural de Tijuana es digna de vivirse y contarse. Su lado nocturno está lleno de luces y música para satisfacer cualquier clase de gusto: antros, table dances, bares y pubs le dan la bienvenida a todo aquel que busque fiesta. Con todo este abastecimiento de premisas nocturnas decidí pasar mi último fin de semana del año, específicamente, en el WhereHouse, un club ubicado en la calle Paseo de los Héroes en la Zona Río. El venue tiene como esencia exponer y diversificar la escena electrónica local e internacional, teniendo como invitados a Doc Martin, Halo Varga, Glenn Astro, Nina Kraviz, Max Graef y Detroit Swindle, por mencionar algunos.

El WhereHouse es parte de la famosa Plaza del Zapato –un lugar legendario para las generaciones anteriores de Tijuana–, la fachada es lisa y beige, acompañada de un letrero de casa de cambio. De primera mano podría parecer que no es un club. Al entrar, los lasers se disparan por todas partes gracias a los reflejos de las bolas de disco: esto, de forma inmediata me elevó a un ambiente solemne de fiesta, un espacio sencillo alejado de pretensiones en su estructura, haciendo honor a su nombre, siendo la música el estandarte principal para este trabajo encabezado por Damian Rodríguez, la persona que dio vida a esta idea.

Los eventos de NYE programados en el WhereHouse pintaban para ser unos de los mejores –curiosamente– del año: dos fechas con un line up comandado por Patrice Scott, Project Pablo y Dave Aju.

El evento del 30 de diciembre corrió por parte de la cabeza de SOBO, Patrick Holland, mejor conocido como Project Pablo, quien comenzó su set al caer la madrugada. Cuatro horas de house, grooves remarcados y melodías funkys en un tempo de 120 BPM, su mayoría proveniente de discos de vinilo, dieron el ritmo a la pista del WhereHouse. La selección del canadiense siempre impecable, reubicando estilos en un contexto nuevo y real, con percusiones sueltas y bajos duros, pero siempre con melodías suaves. Tracks como "Spacer Woman" de Charlie regocijaron mis pasos de baile y los de todos los presentes.

Unas horas después, la noche de año nuevo llegó. Dave Aju fue el encargado de entonar los primeros beats con su set: texturas experimentales envueltas en tonalidades de jazz y soul me trasladaron a la escena underground de San Francisco, exponiendo la vanguardia en la música electrónica de nuestros tiempos. Las 00:00 horas del 2018 cayeron. Un momento realmente conmovedor me inundó, pero el festejo no se hizo esperar, patinando con frenesí en cada compás de la selección de Aju.

Publicidad

Mientras el tiempo transcurría, el DJ y productor esperado de la noche llegó: Patrice Scott, originario y forjado en la vieja escuela de Detroit. El reloj marcó las 2:00 A.M. y su sonido se volcó hacia un camino que emerge del deep house, deslizándose entre la sutileza de sus melodías y la intensidad de los bajos. Un conjunto de composiciones realmente finas y bellas musicalizaron las primeras horas del año; su técnica al mezclar era conmovedora, impecable y exacta, era como si al tocar los discos los acariciara. Durante seis horas, el productor demostró a través de su selección la experiencia que posee, y la certeza de que "Detroit más que un lugar, es un ideal". El momento legendario comenzó cuando comenzaron las primeras tonalidades de "Your Love" de Chez Damier, un track con unas vocales que hablan sobre el amor a la familia y los amigos. El clímax no pudo ser más que perfecto para semejante ocasión.

En conclusión, el último fin de semana del año en el WhereHouse fue una oda a la música de culto, donde los flujos sonoros trascendieron a la exaltación de mis movimientos somáticos, evocando experiencias místicas. Donde el baile se deslizó con frenesí en cada compás de los tracks presentes, a través de diafonías y frecuencias que fueron impulsadas por Patrice Scott, Project Pablo y Dave Aju. Aquellas noches permitieron a los artistas crear una conexión intrínseca con su público.

Publicidad

Al escribir estás líneas no puedo sentir más que nostalgia, esperando tener una experiencia más en el WhereHouse de Tijuana.

Todas las fotos por @tonylozza y @visual.inferno.

Project Pablo por Tony Lozza.

Project Pablo por Soraya G. Vázquez.

Project Pablo por Soraya G. Vázquez.

Project Pablo por Tony Lozza.

Dave Aju por Tony Lozza.

Dave Aju por Tony Lozza.

Dave Aju por Soraya G. Vázquez.

Dave Aju por Soraya G. Vázquez.

Patrice Scott por Tony Lozza.

Patrice Scott por Tony Lozza.

Patrice Scott por Tony Lozza.

Patrice Scott por Tony Lozza.

*** Conéctate con el WhereHouse en: Facebook // Instagram.