Publicidad
música

El Mató a Un Policía Motorizado nos hablan de ser una banda emergente aunque lleven 15 años tocando

"Uno siempre es nuevo para alguien".

por Cristina Pérez González
02 Julio 2019, 4:00am

Fotografía cortesía de El Mató a Un Policía Motorizado

La publicación de La Síntesis O’Konor en 2017 hizo que El Mató a Un Policía Motorizado se consagraran finalmente como la banda argentina de esta década. Sus letras han aparecido durante los últimos años en canciones de Carolina Durante o en Operación Triunfo sin generar mucho ruido; todo ha sido sigiloso en la vida musical de la formación liderada por Santiago Barrionuevo.

Ahora que algunos creen que se trata de un grupo emergente, el éxito que están viviendo se refleja en los escenarios y festivales a los que llegan, cada vez más amplios y con más fans dispuestos a escuchar un rock fuera de lo convencional. Después de ser nominados a Mejor Álbum de Rock en 2018 por los Grammy Latinos, El Mató a Un Policía Motorizado se ven envueltos en un éxito quizá inesperado, tras llevar tocando más de quince años juntos.

Quince años en los que han evolucionado tal y como se refleja en los nuevos sonidos con los que han experimentado en sus guitarras, pero sin olvidarse de sacarle partido a los sintetizadores, con melodías que llegan a todo tipo de oyentes. Hablamos con Santi con motivo de la actuación de Él Mató a Un Policía Motorizado el próximo 6 de julio en el festival Río Babel de Madrid.


MIRA:


VICE: Hola, Santi, ¿qué tal ha sido la vuelta a Argentina desde que tocárais en España hace un mes?
Santi: Todo bien. Nos vinimos a México de gira y ahora estamos tranquilamente en La Plata, esperando a volver.

En una entrevista dijiste que te gustaba cuando vuestros fans hacen versiones de las canciones y resulta que cantan bien. ¿Alguna vez habéis pensado “esto no suena bien” cuando os ha llegado algún cover? ¿Qué se hace en ese momento?
[Risas] El momento de las versiones siempre es como mucha satisfacción, no puedo analizarlo críticamente porque es algo ingenioso. En realidad siempre me gustan las versiones, es algo que dije por cortesía.

"No me molesta que nos consideren una banda emergente aunque llevemos 15 años tocando, es como ser joven y nuevo eternamente"

Tenéis muy buena relación con Amaia, que os ha versionado en varias ocasiones, además estás produciendo su disco nuevo. ¿Os ha ayudado ella también de alguna forma a que ampliéis el público español?
Lo suponemos, pero yo personalmente no lo noto. Mi nombre y el de la banda empezó a aparecer en medios, así que de alguna manera creo que sí. Habría que ver si cuando vayamos a tocar allí se trasmite por el público que venga. Por ejemplo en Primavera Sound se llenó, pero la gente venía a ver a Amaia, no te sé decir cuánta gente había, pero se llenó la carpa.

Lo que sí noto es que me empezaron a seguir [en redes sociales] muchos fans de ella, son muy reconocibles porque llevan una foto de ella, pero seguramente me sigan por curiosidad, por ver si estoy con ella en algún momento, no sé si eso se transmite en que haya una conexión y sean nuevos seguidores de la banda. De hecho, he leído en Twitter cosas como “gracias a Amaia, descubrí a Él Mató”. Por lo que bienvenido cualquier fan venga de donde venga.

¿Cómo se lleva eso de que los medios os sigan considerando una banda emergente?
Nos lo han dicho en varias ocasiones aunque llevamos quince años tocando, pero no sé por qué extrañamente me genera satisfacción, es como ser nuevo y joven eternamente. Aunque sea mentira, no me molesta. Entiendo que evidentemente uno siempre es nuevo para alguien.

De hecho, mucho ha tenido que ver también en las etiquetas la nominación a los Grammy Latino en 2018 al mejor álbum de rock. ¿Vosotros diríais que hacéis rock?
Creo que “rock” es una buena categoría para definir lo que hacemos. Me acuerdo de que antes trataba de definirlo un poco más cuando me preguntaban, pero me metía en un lugar que no iba a ningún lado, era complicado y no se entendía. Ahora cuando algún taxista me ve con instrumentos y me pregunta qué hago, le digo que rock. Y lo digo porque me siento más hermanado de los diferentes estilos de rock al verlos desde lejos, no está bien encasillarse, pero sí buscarle más de una categoría. Aunque lo más fácil de todo es decirle a la gente “oye, tienes el Spotify ahí, en el móvil, escúchalo tú”.

Hoy en día el rock se corrió de ese lugar central, lo que está más en boga que es la música urbana, entonces todo ese rock quedó más en la periferia de lo que era lo cool, juvenil y divertido que se unificó. Diferenciarlo en diferentes estilos, que existe, los fans conocemos las diferencias en el rock, no consiste en diferencias concretas, sino un universo entero.

Aparte de lo que estáis haciendo con otras bandas y artistas ¿estáis grabando o componiendo nuevas canciones para Él Mató?
Componiendo siempre, todo el tiempo. Estamos en estado de generación de ideas y melodías y se anotan y se graban. Yo lo voy acumulando, tengo varias ideas ahí, demasiadas, como para grabar un disco, pero todavía no empezamos el proceso de producción como tal, de darle forma a las canciones, de empezar con la preproducción. Todo eso no está, pero las canciones sí.

"Me genera mucho placer y me divierte hacer yo el artwork de los discos. Las ideas se cierran cuando doy la versión visual de las canciones"

Habéis pasado de un disco lleno de hits como “Mujeres Bellas y Fuertes” o “Más o Menos Bien” a uno más melódico y aparentemente mucho más trabajado, más estructurado y elaborado a base de guitarras. ¿Es así? ¿Cómo os planteasteis el proceso de creación del último disco que sacasteis en 2017?
Sí, sí, obvio. Eso fue planeado, quisimos darle un giro al estilo de la banda, empezar a probar cosas que no habíamos hecho e intercambiar los protagonismo de los sintetizadores, las percusiones. Pensamos en funciones de que creen texturas y momentos muy puntuales. Ha sido como una producción entendida de otra manera y también a nivel de sonido. Gracias al estudio de Sonic Ranch donde fuimos a grabar, los detalles que tenían que ser cristalinos, lo fueron. Era todo encarado a darle importancia a esos signos.

Cuando arrancamos, casi cada año sacábamos disco, pero empezó a cambiar la dinámica del grupo, empezaron las giras largas y tuvimos que acomodar de nuevo los tiempos de la banda, calcular cuánto tiempo puedes estar grabando un disco.

En lo que estáis componiendo, ¿habéis pensado si le daréis un nuevo giro a la banda?
Eso todavía no lo sabemos. Cuando empecemos a darle a las canciones, le vamos a dar ese tono y esa personalidad. Lo que seguramente en la preproducción sí seguiremos por la línea del último, cuidando los detalles. Es algo que nos gustó mucho hacer y nos divirtió, que lo que buscamos, lo encontramos. Por eso, la personalidad y el carácter se lo daremos cuando lo estemos desarrollando.

¿Qué es lo que más os gusta de Él Mató, de trabajar y crear juntos?
Me divierte tocar en directo y después tener estas experiencias en los estudios de grabación. Por ejemplo este último disco, lo que me gustó es que nos encerramos un mes en un estudio en medio del desierto, por lo que había que estar concentrado totalmente en la grabación del disco, aunque también daba miedo que no saliera bien por ser algo nuevo, por si generaba un conflicto tanto tiempo encerrados juntos y fue todo lo contrario: todos felices como si fuera un pequeño parque para músicos, con todo a favor, mil cosas para usar y la gente con la que trabajábamos era muy cálida. Me motivaba el amor de mis compañeros por estar encerrados ahí. No es para cualquiera esta situación, es algo muy puntual. Es algo que podríamos repetir para el próximo disco.

El artwork siempre ha sido una cosa tuya, siempre vinculado a lo que estudiaste en Buenos Aires, Bellas Artes. ¿Es un método del que ya no podríais prescindir porque se haya convertido en la identidad de la banda?
Le da bastante personalidad y creo que es simpático el momento en el que los seguidores, que no muchos lo saben, descubren que soy el creador de todo ello y genera una simpatía extra. Me genera mucho placer y me divierte hacerlo. Las ideas se cierran cuando doy la versión visual de las canciones. En este último disco se me ocurrió variar, que no sea dibujo únicamente, tirar por la fotografía, que es algo de lo que no sé mucho, aunque sí sé las ideas que tengo, por eso me asocié a Florencia Petra, que es fotógrafa, hicimos los posters, las portadas… Estoy más pendiente de variar estéticamente, lo visual, aunque me vaya un poco del placer que me genera pintar, que al final está todo dentro del mismo universo estético, pero a la vez participar con otra artista, es interesante.

"En Argentina, haciendo un análisis rápido, es como si les costara la música española, quizás es el acento, no sé"

¿Qué os supone compartir cartel con Bad Bunny en el festival Río Babel? ¿Habéis tenido alguna experiencia parecida en otro festival?
[risas] No, no, no, la verdad que es raro. Está bueno. No soy fan, lo descubrí hace relativamente poco y escuché su disco X 100pre en un avión, me lo descargué para escucharlo en un viaje, me gustó no sé si porque me calmó los nervios de volar. Lo descubrí más pop de lo que realmente pensaba. Descubrí que eran canciones con su estribillo, aunque en versión música urbana. Después me metí con J Balvin, C.Tangana y me gustaron varias cosas, sobre todo cuando se van un poco del género, cuando se pierden del cliché de lo urbano y se mezclan con el pop.

Es un cartel bastante latinizado, con grupos como Love of Lesbian, Dorian o La Pegatina, que todos han girado por Latinoamérica con éxito, ¿cómo se ve a los grupos españoles por Argentina? ¿Cómo lo veis todo desde allí y cómo es realmente cuando venís a tocar?
A mí me gusta muchísima música española, mis bandas favoritas son Los Punsetes, Los Planetas, Hidrogenesse… bueno, de esta última especialmente fan, fan de que los quiero ir a ver, no me los quiero perder. Pero al tocar en festivales no queremos ni mirar los carteles por no lamentarnos. Las letras me vuelven loco, pero en Argentina no penetran, no son bandas populares cuando vienen a actuar, pero sí lo son por ejemplo en México.

En Argentina, haciendo un análisis rápido, es como si les costara la música española, quizás es el acento, no sé. Igualmente las radios y los medios argentinos son muy conservadoras, que son los principales a pesar de las nuevas herramientas de comunicación, de que llegue esta música. A mí me da mucha pena todo esto y por eso, como creemos que son gran fuente de inspiración, intentamos hablar de ellas en cuanto podemos. Quizá hay gente oculta que no la vemos y conoce estas bandas, pero creo que sería una apuesta rara que los promotores se animen a traer a estos grupos. Siento que las bandas españolas deberían ser más populares cuando vienen y que tengan espacios más amplios donde tocar.

Si tuvierais que hacer una colaboración con alguien del cartel, ¿os animarais?
Por pura fantasía, de todos los festivales españoles en los que vamos a tocar, me gustaría hacer una colaboración con Madness. Soy muy fan y espero poder colarme en el escenario y bailar un poquito.

El Mató a Un Policía Motorizado estarán tocando en el festival Río Babel, que se celebrará en Madrid los días 4, 5, 6 y 7 de julio.

Sigue a Cristina en @cristinaprz.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.