Drogas

El cannabis es oficialmente medicinal, tras histórica votación de la ONU

El voto para eliminar el cannabis del Anexo IV de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes está destinado a provocar un aumento en la investigación y el acceso médico.
Max Daly
London, GB
ÁG
traducido por Álvaro García
4.12.20
Imagen de una
Foto: Alberto Ortega / Getty Images

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

Una reciente votación histórica en las Naciones Unidas reconoció finalmente el valor medicinal del cannabis, una planta que se ha utilizado terapéuticamente durante miles de años.

Tras la recomendación de un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud, la Comisión de Estupefacientes de la ONU votó para eliminar el cannabis de una lista de drogas que en el pasado se consideraban que tenían pocos beneficios médicos, en la cual curiosamente también se encuentra la heroína. Sin embargo, sigue siendo una droga prohibida para su uso no medicinal según la ley de la ONU.

Publicidad

La votación para eliminar el cannabis del Anexo IV de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes se ganó por un estrecho margen de 27 a 25 votos, con Estados Unidos y el Reino Unido votando a favor del cambio y Rusia encabezando un bloque de países —que incluyó a China, Pakistán y Nigeria— que estaban en contra de la medida.

El uso medicinal del cannabis se remonta miles de años atrás, desde una lista china de medicamentos del siglo XV a.C., hasta el antiguo Egipto y la antigua Grecia.

La decisión de la ONU se suma a un creciente impulso multinacional para aumentar el acceso a los medicamentos a base de cannabis, y también podría impulsar más investigaciones científicas sobre las propiedades médicas conocidas del narcótico. También podría actuar como catalizador para que más países legalicen la droga para uso medicinal, lo que a menudo ha llevado a que se reconsideren las leyes sobre uso recreativo.

Actualmente, más de 50 países en todo el mundo han adoptado programas de cannabis medicinal. Canadá, Uruguay y 15 estados de Estados Unidos han legalizado el uso recreativo, y México y Luxemburgo están cerca de convertirse en el tercer y cuarto país en hacerlo.

“Es una buena noticia para los millones de personas que consumen cannabis con fines terapéuticos y refleja la realidad del creciente mercado de medicamentos a base de cannabis”, dijo un grupo de ONGs que impulsan la reforma de la legislación de estupefacientes en un comunicado de prensa conjunto.

Anna Fordham, directora ejecutiva del Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas (IDPC, por sus siglas en inglés), dijo que “ya era hora” de que se llevara a cabo el reconocimiento del narcótico como un medicamento, pero que su prohibición continua por parte de la ONU sigue siendo un punto de fricción.

“La decisión original [en 1961] de prohibir el cannabis carecía de base científica y estaba arraigada en el prejuicio colonial y el racismo”, dijo Fordham. “No tuvo en cuenta los derechos y tradiciones de las comunidades que han estado cultivando y usando cannabis con fines medicinales, terapéuticos, religiosos y culturales durante siglos, y ha llevado a que millones de personas sean criminalizadas y encarceladas en todo el mundo”.

Si bien ahora se reconocen los usos medicinales, el uso no médico del cannabis permanece en la restrictiva Lista 1, junto con las drogas consideradas de mayor riesgo, como la cocaína y el fentanilo.

“Hemos conseguido progreso, pero todavía estamos lidiando con un sistema horriblemente obsoleto y roto”, dijo a VICE World News Steve Rolles, de la Fundación para Transformar la Política de Drogas, del Reino Unido. “No está basado en pruebas de riesgo y no aborda las realidades políticas del creciente movimiento en favor de una reforma. Así que todavía queda un largo camino por recorrer”.