'The Mandalorian' complace a los fans con referencias oscuras, me encanta

La nueva serie es tan buena porque utiliza los cimientos construidos por los fans afuera de la maquinaria corporativa de Lucas y Disney.
Fotograma de un episodio de The Mandalorian

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

Tengo suficiente conocimiento del Universo Expandido de Star Wars para disfrutar realmente The Mandalorian. El almirante Thrawn, Ahsoka Tano y Bo-Katan son nombres que he escuchado de amigos obsesionados con Star Wars que han insistido, durante años, en que si le diera una oportunidad a su novela, cómic o dibujo animado favorito, amaría Star Wars como ellos. Gracias a The Mandalorian, puede que tenga que tomarles la palabra. Pero es principalmente gracias a un videojuego.

Publicidad

Disfruto de una buena guerra en las estrellas, pero nunca he sido un gran fan de la saga. Para mí, se trata principalmente de lo que presentan las películas: una fantasía espacial divertida y a menudo tonta con un impacto cultural descomunal. Fue a través de sus excelentes videojuegos que me sumergí en la franquicia. Fue así que durante un episodio reciente en el que aparecieron en pantalla Dark Troopers mecanizados exclamé y apunté a mi televisor como Leonardo DiCaprio. ¡Jugué Star Wars: Dark Forces! ¡Había luchado contra esas máquinas antes! Dark Troopers.

Estos soldados aparecieron por primera vez en el videojuego Star Wars: Dark Forces, un clon de Doom de 1995 que acabó por convertirse en una franquicia muy querida. Son enormes y aterradores droides de combate que recuerdan al Mancubus de Doom II. En The Mandalorian, son las unidades especiales del villano Moff Gideon. Es una gran referencia que la mayoría de los espectadores pasarán por alto.

La franquicia de películas de Star Wars representa una catastrófica y desordenada piedra angular de la cultura. Comprende nueve películas de calidad variable, miles de millones de dólares en taquilla y material adicional tomado de videojuegos, comics y novelas que componen el “Universo expandido”. The Mandalorian ha demostrado que lo mejor que hicieron las películas fue crear un terreno abundante y fértil donde creadores más inteligentes que George Lucas y JJ Abrams pueden contar historias maravillosas.

Publicidad

Boba Fett es el ejemplo más común de lo que estoy hablando. Boba Fett es mediocre. Tiene cuatro líneas en la trilogía original y su muerte es una burla. ¿Recuerdan cómo Fett es derrotado? Han Solo lo golpea accidentalmente en el jet pack, lo que lanza a Fett al costado del vehículo de Jabba the Hutt y directo al pozo del Sarlacc. El Sarlacc incluso eructa después de digerir al cazarrecompensas.

A pesar de su presencia ridícula en la trilogía original, los fans quedaron fascinados con Boba Fett. No hay una buena razón para encariñarse con él teniendo en cuenta su mínima presencia en las películas además del hecho de que luce genial, una especie de guerrero espartano espacial, que junto con una figura de acción muy popular fue suficiente para convertirlo en un ícono de la franquicia. El poder de Boba Fett no radica en su papel en el canon, sino en todas las cosas que ese rol sugiere. ¿Por qué tenía esa armadura distintiva que nadie más tenía? ¿Cuál era el símbolo en su hombro? ¿Por qué nadie más usa jet packs? Una buena parte del poder de Star Wars se debe a que el diseño artístico y de los escenarios sugería un universo mucho más grande, más allá de lo que vimos en la pantalla.

Boba Fett, con su presencia limitada en las películas, era misterioso e interesante a pesar de su penosa muerte en pantalla. Otros creadores, a menudo más talentosos, tomaron el mundo que Lucas imaginó y construyeron ese universo y lo poblaron de maravillas. La cultura mandaloriana, el acero Beskar y el sable oscuro son todas creaciones que surgieron de los seis minutos de tiempo en pantalla de Boba Fett. Y, dado que Disney ha terminado de manera poco elegante las películas que comenzó Lucas, es obvio que el futuro de la franquicia estará enraizado en ese universo expandido en el que su creador tuvo tan poca participación.

Los reportes sobre la muerte de Boba Fett en el pozo del Sarlacc fueron muy exagerados. Está vivo y sano en The Mandalorian y es mucho más genial que en la trilogía original. El regreso triunfal del personaje favorito de los fans, interpretado por el mismo actor que interpretó a su padre en las precuelas, llega con el peso de las expectativas de los fans, pero se ve atenuado por la cantidad de trabajo que innumerables artistas han hecho para darle dignidad y trasfondo a un personaje desechable de las películas originales.

The Mandalorian es la introducción de los diletantes de Star Wars al universo expandido. Es el vehículo perfecto para que las personas se emocionen con historias y mundos que nunca supieron que querían conocer. Es más que un simple servicio a los fans, la referencias oscuras como los Dark Troopers y el almirante Thrawn están haciendo el trabajo que Boba Fett hizo en la trilogía original. Sugieren un mundo más amplio, poblado por personajes interesantes y paisajes extraños. Es Star Wars en su máxima expresión.