Actualidad

El sistema de actividades de la PS5 hace que jugar juegos de mundo abierto sea brutalmente eficiente

Completar las misiones y obtener los logros nunca ha sido tan fácil, pero cambia la forma de jugar.
23.11.20
Captura de pantalla del video Miles Morales: Spider-Man.
Captura de pantalla cortesía de Sony.

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

Muchos videojuegos tienen mapas, y la mayoría de esos mapas tienen íconos coloridos que tientan a los jugadores a realizar alguna de las miles de actividades disponibles. Así es como nos hemos acostumbrado a descubrir qué queremos hacer a continuación, especialmente en juegos expansivos de mundo abierto. En Miles Morales, por ejemplo, a menudo trazaba un camino hacia la siguiente misión de la historia y hacía varias actividades secundarias en el camino, porque el acto de columpiarse por la ciudad es un placer en sí mismo.

Publicidad

Fue la forma en que normalmente pasaba mi tiempo en Miles Morales: cargaba el mapa, elegía mi destino final (generalmente la siguiente parte de la historia), paseaba por la ciudad luciendo genial y luego, ocasionalmente, abría el mapa para ver si había alguna actividad secundaria de camino.

Todo cambió cuando un amigo me sugirió que echara un vistazo a las tarjetas de actividades de Miles Morales. Es una de las nuevas funciones de la interfaz de la PlayStation 5, que se activa al tocar el botón PlayStation en el control. El progreso para obtener los trofeos está marcado aquí, pero también presenta de manera ordenada todas las actividades principales disponibles y, lo que es más importante, una forma bastante veloz de comenzar a participar en ellas:

Podrías escanear el mapa para encontrar una base enemiga que invadir, o simplemente sacar la tarjeta para acceder a esta actividad y empezarla de inmediato. No estás cerca del lugar donde comienza la actividad, ni a la vuelta de la esquina, pero ya eres parte de la acción. En el caso de una misión secundaria que implica hablar con alguna persona para que comience la actividad, te colocan directamente frente a ella, con el menú que alberga la información necesaria esperándote.

Esta función convierte las actividades del juego en una larga lista de casillas de verificación que debes completar. La razón por la que no hay muchas actividades por las que pueda desplazarme en mi juego es porque he terminado el 94 por ciento de todo lo que hay que hacer en Miles Morales, en gran parte debido a la eficiencia que las tarjetas me proporcionaron.

Es un momento en el que las numerosas mejoras para la calidad de vida que brinda la PS5 —como el veloz disco duro para reducir los tiempos de carga— comienzan a funcionar en armonía. Encuentra una actividad, ve a dicha actividad, termina la actividad. ¡Listo! ¿La PS5 me está diciendo que esta actividad tomará 15 minutos y yo solo tengo 10? Está bien, haré otra cosa. Terminé por jugar mucho más de lo que esperaba de Miles Morales, incluso las partes repetitivas, porque fue lo suficientemente fácil y divertido para pasar el rato mientras realizaba un podcast.

Publicidad

Sin embargo, hay algunas consecuencias interesantes. Uno de los mayores placeres de los juegos de Spidey de Insomniac es deambular por la ciudad sin rumbo fijo, y está claro que la distribución de actividades en el mapa está destinada a fomentar este comportamiento. Las tarjetas, por otro lado, eliminan esto de la ecuación por completo. No sé si sea malo necesariamente, pero vale la pena señalarlo, y me hace preguntarme si los desarrolladores tendrán esto en cuenta al crear juegos en el futuro.

Respecto a este punto, debo señalar que realmente no me involucré por completo con esta forma de jugar Miles Morales hasta que vi el final de la historia. Realmente disfruté columpiarme por el entorno y aunque significaba pasar unos minutos yendo de un punto a otro, fue algo fundamental para disfrutar del juego y no quería dejar de hacerlo. Pero cuando se trataba de completar las actividades sobrantes, encontrar excusas para quedarme en el mundo de Miles Morales y ver cómo el contador de progreso aumentaba lentamente, dándome una sensación artificial de satisfacción, usé las tarjetas sin reparo.

Es demasiado pronto para decir cómo resultarán este tipo de ideas en la generación presente de consolas. ¿Será tan popular que Microsoft se sienta obligado a copiarlo? Al menos ahora, eso espero. Definitivamente me hizo pensar en la PS5 como mi plataforma preferida para juegos de mundo abierto en el futuro, aún cuando tengo mi copia de Assassin's Creed: Valhalla esperándome en la Xbox Series X.

Difícil saberlo.

Sigue a Patrick en Twitter.