Perdí la contraseña de mis bitcoins
MYKHAILO POLENOK / ALAMY STOCK PHOTOS
Dinero

Testimonios: Perdí la contraseña de mis bitcoins

El anonimato puede salir caro. Hablamos con gente que lo aprendió a la mala.
2.2.21

Este artículo se publicó originalmente en VICE Francia.

Cada vez que se dispara el valor del bitcoin, como ocurrió a principios de este año,  también lo hace la ansiedad de miles de personas que han perdido la contraseña de acceso a su cartera digital. Se trata de una secuencia de entre 14 y 24 palabras autogeneradas que se conoce como “semilla” y que es la única forma de demostrar que los bitcoins te pertenecen.

Publicidad

Perder la semilla puede ser devastador. Y si no, pregunta al programador alemán al que, en enero de 2021, le quedaban dos intentos para introducir la contraseña correcta antes de perder para siempre los 200 millones de euros en bitcoins que tenía. Según estimaciones de la empresa analítica de criptomonedas Chainanalysis, cerca de 3,7 millones de bitcoins son inaccesibles, lo que equivale a alrededor de un 20 por ciento de los 18,6 millones que existen en circulación.

Higoze, un francés de 28 años que trabaja como doble de cine, se encuentra en la misma situación. Invirtió alrededor de 165 euros hace unos años y vio como se triplicaban después del periodo inicial de estancamiento. “En aquel momento, pensé: ‘¡Soy como los de Wall Street ahora!’”, dijo. “¡Voy a ser rico sin mover un dedo! Puedo ver Netflix en el sofá todo el día”. Luego el valor de la criptomoneda cayó en picada, pero a Higoze no le preocupó. “Me dio pena”, dijo. “Fue como perder 200 euros en un casino”.

Después de la inversión inicial, Higoze cambió de teléfono varias veces y perdió el acceso a la aplicación en la que tenía guardadas las criptomonedas. La única forma en la que puede recuperar el dinero es con la semilla, que no encuentra ni recuerda. “He mirado en todas partes”, dijo. “Me molesta pensarlo porque es totalmente culpa mía. Todo el mundo me dice lo importante que es saber dónde está la semilla”. Él cree que su inversión podría estar valorada ahora en unos 1600 euros. “Con ese dinero, podría haberme ido a Turquía a hacerme un trasplante de pelo”, dijo, bromeando con que se le caía el pelo más rápido por el estrés de la situación.

El bitcoin, creado por el misterioso Satoshi Nakamoto, fue lanzado en 2009 y es la primera criptomoneda basada en cadenas de bloques, además de la más exitosa. Es totalmente digital y se creó para tener un máximo de 21 millones de bitcoins en circulación, una cantidad que no se puede cambiar. Este límite hace que la moneda sea escasa y por lo tanto valiosa. Tras dispararse hasta los 34.000 euros el 8 de enero de 2021, cayó y volvió a subir en tan solo unas semanas. Al 1 de febrero, su valor rondaba los 34.344 dólares por cada bitcoin.

Publicidad

Aunque hayas tomado medidas para guardar la contraseña, es muy fácil perderla. En 2012 o 2013, Maxime, periodista canadiense, estuvo minando bitcoins, un proceso que implica resolver un problema matemático para generar más dinero. Para estar seguro, guardó la semilla en un disco duro, pero por desgracia se corrompió. Cree que quizás ha perdido unos mil euros. “Al principio, me fascinaba el hecho de que era una moneda alternativa”, dijo. “Nunca pensé que el Bitcoin llegaría a valer tanto. Si no, ¡hubiera seguido minando!”.

Paul*, un francés de 38 años que emite directos en Twitch, perdió el acceso a sus bitcoins a causa de un problema con el disco duro. En 2019, compró bitcoins por valor de 400 euros para pedir marihuana en la web oscura. “Compré 100 euros de marihuana”, dijo, “luego pasaron los meses y no volví a pensar en el tema”. Un día, reformateó el disco duro después de un problema. “En ese momento me di cuenta de que el archivo de texto en el que había puesto la contraseña había desaparecido. Boom. Fin de la historia”, dijo. Estima que ha podido perder alrededor de 1500 euros.

Muchos usuarios en situaciones similares se preguntan por qué el sistema depende de algo tan susceptible al error humano. “La idea detrás del bitcoin es que la libertad trae responsabilidades”, dijo Yves Bennaïm, criptoespecialista suizo y fundador del comité asesor 2B4CH. “Cuando pierdes la contraseña de Gmail, Google puede verificar tu información. Pero con el bitcoin, no hay un administrador central”.

Publicidad

Básicamente, si quieres una moneda totalmente anónima y descentralizada, no vas a encontrar el tipo de comodidades que Google y Facebook ofrecen.

Además, aunque perder el acceso al dinero es una mala noticia, no lo es tanto para el resto del sistema. “La gente que pierde el acceso está ayudando a la red, porque el resto de los bitcoins se vuelven más valiosos”, dijo Bennaïm. Él sugiere guardar la semilla en una caja fuerte en el banco, como harías con cualquier otro objeto de valor. Y, para más seguridad, puedes grabarlo en un metal resistente al fuego, a la corrosión y a otros tipos de desastres, un servicio que ofrecen muchas compañías.

Benmaïn también dijo que hay algunas personas que declaran haber perdido la contraseña para evitar ser controlados por las autoridades fiscales. En la mayoría de los países, el bitcoin está sujeto a impuestos sobre la ganancia de capital. De hecho, son muy pocos los países del mundo que no cobran este tipo de impuesto sobre las criptomonedas.

 Si tú también has tenido la mala suerte de perder el acceso a la cartera digital, lo mejor que puedes hacer es contactar a Dave Bitcoin (como le gusta ser llamado) de Wallet Recovery Services. Desde esta plataforma, te ayudan a recuperar el acceso a las criptodivisas. Dave desarrolló su propio programa informático, que prueba millones de combinaciones de palabras hasta conseguir la semilla correcta. Estima que tiene una tasa de éxito del 35 por ciento y dice que recibe más encargos cuando la demanda de criptomonedas sube. Cobra 20 por ciento de la cantidad recuperada y nada si no lo consigue. “Soy muy persistente”, dijo. “Algunas veces hemos desbloqueado carteras después de unos años”.

Maxime, Paul y Higoze dijeron que no les interesaba este servicio, porque no habían invertido mucho dinero. “Por otro lado, si el bitcoin sube a los 100.000 dólares, quizás cambie de idea”, dijo Higoze. Sin embargo, parece poco probable que vuelva al mercado de esta criptodivisa: “Invertir en bitcoin ya no me merece la pena”, dijo. “Cuando empecé, podías llevarte un buen trozo del pastel del bitcoin por 200 dólares. Ahora solo te llevas las migas”.

*Se ha cambiado el nombre