Identidad

Qué decir si la gente te presiona para que te 'reconcilies' con tu familia

A medida que se acercan las vacaciones, es posible que te estés preparando para el típico "¿Por qué no les llamas?".
4.12.20
Persona sosteniendo un teléfono rodeado de otras dos personas que las animan a hacer una llamada telefónica.
Ilustración por Dillon Froelich 

Ya sea que estés completamente alejado de tu familia o simplemente mantengas más distancia con ellos que tus amigos con sus familias, uno de los aspectos más difíciles de una relación familiar complicada es lidiar con la opinión de otras personas al respecto. Tus amigos, tu pareja, otros familiares, tus compañeros de trabajo y conocidos bien intencionados pueden hacerte sentir que tu eres el culpable de todo, que la responsabilidad de enmendar todo recae sobre tus hombros y que algo anda mal contigo por no tener una familia funcional.

Publicidad

Aunque tú sepas, lógicamente, que estás alejado por una buena razón, que has intentado arreglar las cosas con tu familia muchas veces pero no lo has logrado, y que tus límites te permiten vivir tu vida aparte, es posible que aún así recibas consejos necios de personas que no han experimentado tal disfunción o que no están conscientes de ello en sus propias familias. A medida que se acercan las vacaciones, es posible que te estés preparando para los típicos comentarios de: "¿Por qué no les llamas?" "Nada es más importante que la familia" "¿Es tan difícil olvidar?".

"Creo que la gente que dice: 'Ay, [la] generación de cristal, la gente es demasiado sensible y frágil' está confundida", dijo Lucy Blake, una investigadora familiar que estudia el distanciamiento, "Mi experiencia al hablar con gente que está distanciada [de su familia] es que no es una decisión que se haya tomado a la ligera o impulsivamente".

Afortunadamente, no es necesario que la gente comprenda o esté de acuerdo con tu decisión; solo necesitas que te dejen en paz. Con la preparación emocional adecuada, puedes pasar incluso la temporada de vacaciones (por más dura que sea) sin recibir tantos comentarios de “la sangre es más espesa que el agua”. A continuación, te damos algunos consejos para tener en cuenta.

Tienes que saber que tu situación es más común de lo que piensas.

“A veces, cuando pensamos en las relaciones entre padres e hijos en la edad adulta, creemos que lo normal es ser cercanos, dar y recibir apoyo y comunicarse con frecuencia, pero las encuestas dicen lo contrario, dijo Blake. Un estudio de universitarios encontró que el 17 por ciento estaba alejado de un miembro de su familia inmediata; otra encuesta de adultos mayores encontró que el 12 por ciento estaba alejado de sus hijos.

Por supuesto, eso no significa que no seas la única persona entre tus conocidos que no tiene planes de ir a casa u organizar una Navidad familiar vía Zoom. Puede ser muy difícil ver las historias de Instagram de un amigo en donde salga con su padre divirtiéndose cuando tú no has hablado con el tuyo en años.

Publicidad

Por eso es buena idea buscar una comunidad más allá de tu círculo directo, le dijo a VICE Andrea Bonior, terapeuta y autora de Detox Your Thoughts. “Únete a un grupo en línea o busca recursos que te ayuden a conectarte con otras personas que están pasando por lo mismo, porque puedes sentirte mucho peor cuando crees que nadie te entiende”, dijo. Los subreddits como r/EstrangedAdultChild o r/raisebynarcissists pueden ser un buen comienzo, y libros como Adult Children of Emotionally Immature Parents pueden ofrecer orientación y, al mismo tiempo, hacer que te sientas menos solo. 

Elige a quién contarle tu situación familiar a quién no.

Si bien el distanciamiento podría sentirse —¡y con razón!— como una gran parte de tu vida, no significa que todos tengan derecho a saber los detalles. El distanciamiento es muy complicado y no todos tienen la inteligencia emocional o la experiencia para reaccionar con empatía. "Creo que muchas veces malinterpretamos el perdón, y todo se reduce al típico 'borrón y cuenta nueva'", dijo Blake. "Pero en realidad, perdonar es algo increíblemente difícil de lograr". Perdonar es especialmente complicado cuando se trata de otros miembros de la familia no tan inmediatos que podrían enterarse de lo sucedido por otro lado. “El perdón en las familias es complicado porque las familias son como una red”, agregó Blake. "Entonces, incluso si perdonas a alguien, no significa que tu hermano lo perdonará o que tus padres lo perdonarán".

Cuando se trata de amigos, Bonior sugirió encarecidamente "elige sabiamente con quién vas a hablar sobre esto, porque no todos los amigos serán capaces de simplemente escucharte y brindarte su apoyo". Tu amigo cercano que generalmente tiene fama de saber escuchar: seguro. Un amigo que tiende a ser reaccionario o propenso al chisme… eh, mejor no.

Publicidad

Obviamente, puede ser más difícil ocultar el hecho de que no hablas con tu familia cuando surge el tema de las vacaciones. Por eso Bonior recomendó preparar una respuesta, una que "cierre la puerta de manera respetuosa", para amigos o compañeros de trabajo menos cercanos. Ella sugiere decir algo como "Sí, mi familia es diferente" o "Sí, no me gusta hablar de eso". Si eso es demasiado directo, prueba mencionando que ahorita es muy riesgoso viajar por la pandemia. Lo único que tienes que decir (ya sea a tu familia o a los que preguntan) es que no te sientes cómodo volviendo a casa en este momento.

Atrévete a pedir el apoyo emocional que necesitas a las personas en las que confías.

Incluso tus amigos más empáticos a veces van a querer darte consejos o sacarte más información, y aunque este comportamiento sea con la mejor intención, a veces simplemente no quieres seguir hablando de tu familia.

Bonior dijo que es buena idea aprovechar momentos como este para pedir exactamente lo que quieres de tus amigos y seres queridos. Tal vez solo quieras desahogarte sin tener que escuchar lo que ellos harían si estuvieran en tu lugar. O hablar literalmente de cualquier otra cosa porque te sientes más solo en este momento. Es difícil para las personas saber exactamente lo que necesitas, especialmente porque tus necesidades pueden cambiar de un momento a otro mientras lidias con esto. Ser sincero con las personas más cercanas a ti, les da la oportunidad de estar simplemente ahí para ti.

Si alguien no capta la indirecta, sé más directo. 

Por supuesto, puede haber ocasiones en las que las personas con las que eres menos cercano (como una tía o un compañero de trabajo entrometido) ofrecerán su opinión sobre tu distanciamiento o seguirán haciendo preguntas entrometidas, incluso después de que hayas intentado amablemente cambiar el tema. Ahí es donde tendrás que ser más directo y firme, según Bonior.

“Encuentra una manera de establecer un límite y realmente déjales saber que su opinión sobre este tema no es bienvenida ya que para ti es algo doloroso”, dijo. “Puedes decirles 'Me siento frustrado porque es muy complicado y me resulta difícil contarte toda la historia' [o] 'Creo firmemente que esta es la forma correcta de manejarlo'”. Puedes explicarles que es asunto tuyo, que es más complicado y lleva más tiempo de lo que creen, y que, si continúan sacando el tema, simplemente no les hablarás. Y luego, mantente fiel a tu palabra.

Recuerda cuidarte, especialmente durante las vacaciones.

Aunque tuvieras una relación cercana con tu familia, necesitas cuidarte más que nunca por la pandemia. Pero es aún más importante si estás lidiando con la soledad relacionada a la pandemia y la soledad relacionada con el distanciamiento, además de otros problemas como el desempleo o el agotamiento.

Algo que podría ayudarte es servir como voluntario de algo. “Sé que es un cliché, pero ayudar a otras personas puede ayudarnos a sentirnos mejor, especialmente durante las vacaciones”, dijo Bonior. “Es una oportunidad para intentar hacer algo por los demás y recibimos un impulso cuando lo hacemos”. Aquí algunas ideas virtuales o con distanciamiento social: llámale o escríbele a personas mayores, únete a un grupo de mentores, entrega comestibles o dona a fondos de ayuda mutua.

Aparte de eso, es cuestión de tratar de encontrar el mayor equilibrio posible. “Necesitamos cuidar nuestro sueño, movernos, necesitamos salir al aire libre, necesitamos tiempo todos los días para hacer una pausa y disfrutar de lo que tenemos frente a nosotros, todas esas pequeñas cosas pueden ayudar aún más cuando estamos estresados ​​por las vacaciones”, agregó Bonior. Anticiparse a la soledad y hacer planes de vacaciones (seguras) con amigos también puede ser una excelente manera de cuidarse.

En última instancia, no puedes cambiar a los miembros de tu familia ni decirle a las personas cómo reaccionar a tu distanciamiento. Pero puedes conectarte con amigos que están comprometidos a entenderte, establecer límites alrededor de cualquiera que no lo esté y, en última instancia, elegir bien quién merece conocerte. 

Sigue a Julia Pugachevsky en Twitter.