FYI.

This story is over 5 years old.

¿Qué se puede esperar de un DJ set de Björk y Arca?

Fuimos a la fiesta de última hora de la islandesa y el venezolano, y esto fue lo que pasó.

Este 2017 marcó la primera visita de Björk a la Ciudad de México –tercera al país, después de su participación en el Festival Sonofilia, o, como se le recuerda cariñosamente, el Polvofilia; y en 2012 en la Cumbre Tajín. Es tal vez por eso que la internacionalmente venerada islandesa quiso recompensar a su público mostrando todas sus facetas artísticas, empezando por un conmovedor concierto de sólo voz y cuerdas en el Auditorio Nacional, seguido de un concierto repleto de hits y reforzado por la electrónica de Arca en el casi cancelado Festival Ceremonia, y complementado por Björk Digital, una exposición excepcional en el Fotomuseo Cuatro Caminos que incluye los trabajos en realidad virtual de su último disco Vulnicura, las apps educativas de Biophilia y una retrospectiva de su historia vanguardista en videos musicales.

Publicidad

Pero hubo una pieza que faltaba y que completó el rompecabezas para cientos de fanáticos afortunados e invitados curiosos que pudieron asegurar un lugar en la convocatoria de última hora que se hizo en el mismo Fotomuseo. Björk, junto a su amigo, productor y músico en vivo, el venezolano Arca, harían un DJ set especial conjunto para mil personas.

Ya conocíamos el modus operandi de Arca, después del set casi esquizofrénico que ofreció en enero en el Foro Monster junto a Total Freedom, ZutZut y DEBIT, donde hizo triza las reglas, saltando del kuduro de Príncipe Discos a la guaracha a Deftones, por nombrar algunos ejemplos. De Björk, nos voló la cabeza su DJ set durante el Red Bull Music Academy Festival del 2015, en la fiesta de aniversario de Tri Angle Records. Ambos comparten ese estilo de poner música sin ataduras técnicas ni de género, lo que generó inevitablemente la pregunta: ¿Qué se puede esperar de este back to back?

Estaría a punto de descubrirlo poco después de entrar al Fotomuseo, que ya se encontraba repleto para ese momento, con un loop de un drone ruidoso sonando de fondo que alimentaba la anticipación. La pareja mezclaría en una zona rodeada de plantas, muy apropiada, pero con un detalle: se ubicaba en un pasillo dos pisos más arriba, es decir, inevitablemente había que inclinar la cabeza hacia arriba para poder verlos. Claro, si es que podías verlos, el cual, por un buen pedazo de la noche, no fue mi caso.

Publicidad

Los gritos y aplausos de la gente advertían la entrada de alguien a la escena: resultó ser Björk, quien dio inicio a la noche con una selección de temas sin beat que iban desde cantos líricos, a flautas chilenas, a cantos folklóricos europeos y ambient electrónico, una bola curva para un público que, además de haber venido a ver a su estrella favorita, claramente había venido con ganas de bailar. Con el track " Anoche", la islandesa dio la bienvenida a Arca, y de ahí en adelante hicieron básicamente lo que les dio la gana. Ambos comparten una afinidad por los sonidos abstractos de las deconstrucciones de la música club de los años recientes, los cuales alternaban, cada uno en su turno, con piezas sueltas de techno, jungle y trance, por ejemplo. Pero la belleza de todo el asunto yacía en lo inesperada de cada selección. Después de un mashup de techno con cantos del Medio Oriente, podía caer un track de Clark, o algún hit de los 40 Principales. Todo se vale.

Y así, durante tres horas exactas, la pareja de excéntricos nos hizo estar en la punta de nuestros pies –literal y metafóricamente– siempre con la expectativa en el aire, sin saber qué vendría después. Definitivamente no fue algo para todo el mundo, y eso no tiene nada de malo. Ahora, pasada la tortícolis, pero todavía con la emoción del momento, destacamos algunos de los momentos que nos recuerdan que, cuando se trata de un DJ set de Björk, de Arca, o de ambos en conjunto, la mejor idea es exterminar las expectativas.

Publicidad

1. "The Laughing Policeman", de Charles Penrose

Björk fue la responsable de soltar esta canción infantil de principios del siglo pasado justo después de un momento de baile intenso, riéndose a través de ella de nuestras caras de desconcierto. Las carcajadas de Penrose retumbaron por los techos altos del Fotomuseo con una cualidad casi siniestra pero que al final nos contagió a todos, ya riéndonos del hecho de que estábamos en una fiesta totalmente atípica.

2. "Fanmail", de TLC

El R&B de las últimas décadas tuvo guiños importantes durante el set, desde " One In a Million" de Aaliyah hasta " All The Way Down" de Kelela, e incluso con breves samples reconocibles de " Drunk In Love", de Beyonce, que desató algunos gritos en los asistentes. Pero la sorpresa fue " Fanmail", el track que abre el disco del mismo nombre editado por TLC en el borde del cambio de milenio, y cuyo beat –hecho magistralmente por Cyptron– contagió inmediatamente al público. "Just like you, I am lonely too".

3. "Look At Me!", de XXXTENTACION

No hubo muchos momentos de trap en la noche, lo cual se hace hasta raro por su omnipresencia hoy en día. Pero también se podría decir que no hubo mucho de cualquier otro género, lo que da una idea de la variedad musical al extremo. A parte de soltar un remix de trap de la taquillera " How Deep is Your Love", de Calvin Harris y Disciples, las paredes retumbaron con los bajos saturados de " Look At Me!", el track de XXXTENTACION producido por Rojas, y el efecto en la gente fue inmediato. Aunque, si la propia canción era una invitación a mirarlos: amigos, ¡no puedo!

Publicidad

4. "My Girl", de The Temptations

Para alguien que hizo un disco usando voces como la materia prima de casi la totalidad de su música, en retrospectiva no fue tan inesperado que Björk pusiera temas a capela. Uno de ellos fue " My Girl", el reconocidísimo sencillo de The Temptations, cuya versión sin instrumentación se prestó para un momento emocionante para corear y probablemente recordar escenas de Mi primer beso.

5. "Llorarás", de La Dimensión Latina

Tengo que darle las gracias a Arca por ese momento en el que puso " Llorarás", la famosa canción de La Dimensión cantada por Oscar D'León, y sacó a Björk a bailar salsa como el sobrino que saca a bailar a la tía prendida en el momento cumbre de la fiesta del Día de las madres. Es una imagen profundamente entrañable y que nunca pensé que presenciaría, y la llevaré tatuada por siempre en el corazón.

6. "Four Ethers", de Serpentwithfeet

" Four Ethers" fue uno de los momentos más intensos de drama de la noche, y fue la última selección de Björk antes de que apareciera Arca en escena. La voz andrógina de Serpentwithfeet estilo Nina Simone, y las subidas intensas de las cuerdas y sus dinámicas no son para nada lo que alguien esperaría escuchar en una fiesta, y de ahí justamente viene su inclusión en el set y, por consiguiente, en esta lista.

7. "Fuma marihuana", de DJ Yirvin

La changa tuki tiene su espacio obligado en las selecciones de Arca, y siempre va a funcionar por sus ritmos de alto octanaje y sus leads brillantes de sinte. Pero que se hayan alineado los planetas para presencial a Björk saltando en una explosión de euforia al ritmo del hit hilarante de DJ Yirvin donde se te invita a fumar mota con todos tus panas causó un cortocircuito en mi cerebro del que no me voy a recuperar en el futuro cercano. Si no conoces este género de electrónica nacida en los guetos de Caracas, empieza aquí.

Publicidad

8. "La llorona", de Chavela Vargas

Un momento con potencial épico pero tal vez no tan apreciado por la audiencia como se podría esperar fue la inclusión repentina de un extracto de " La llorona", de la grande de las rancheras e ícono queer latinoamericano Chavela Vargas. Con su voz grave y letras trágicas donde se diluye el género, Chavela limpió el paladar para proseguir con selecciones más abstractas o desenfrenadas.

9. "Into You", de Ariana Grande

Hacia el final de la jornada se ve a Björk detrás de su laptop, con una sonrisa y un brillo en el ojo que asoman que está maquinando algo malévolo. Ahí es cuando suelta " Into You", y el público que todavía permanece en el recinto, ya sin una gota de prejuicios ni expectativas, baila el hit popero de Ariana Grande como si no hubiera mañana. Fue uno de esos momentos mágicos donde hasta las canciones que probablemente quitas cuando suenan en la radio tienen sentido.

10. Ehm… Björk y Arca

A veces, cuando hay cantantes que hacen DJ sets, es difícil tomar la decisión de poner una canción propia, aunque los fanáticos estén muriendo por dentro por que los complazcan. Arca le ahorró esa decisión a Björk y se lanzó al agua con " Enjoy", del disco Post de la islandesa. Como se podía predecir, la gente enloqueció y se entregó con la única probada de su ídolo que tendrían en la noche en forma de canción. Ella devolvió el favor, poniendo no uno, sino dos tracks de Arca: " Anoche", arrancando la noche, y " Vanity", casi despidiendo la velada.

Algodón Egipcio está en Twitter