FYI.

This story is over 5 years old.

Sopa de ajo y bacalao salado

¿Nuestra parte favorita de este platillo? Revolver la yema de huevo justo antes de comenzar a saborearlo.

Porciones: 4

Total: 20 minutos

Ingredientes

1 taza de aceite de oliva extravirgen

10 dientes de ajo, rebanados muy delgados

2 tazas de trozos de baguette de un día anterior

1 taza de ajo chino rebanado finamente y hojas de rampa (ajo silvestre)

4 cucharadas, más 4 cucharaditas de paprika dulce ahumada española

2 cucharadas de pasta de pimiento choricero

6 tazas de caldo de pescado (dashi)

sal

2 tazas de bacalao curado con sal, en trozos de medio centímetro

Publicidad

4 huevos a temperatura ambiente

flores comestibles para adornar

Direcciones

1. Forra un plato con toallas absorventes. En una pequeña sartén, mezcla el aceite de oliva y el ajo a fuego medio bajo y cocina durante 40 segundos, removiendo hasta que el ajo esté dorado y crujiente. Con una cuchara transfiere el ajo al plato forrado con servilletas.

2. Eleva el fuego a medio alto, añade el pan al aceite sobrante de la sartén y tuesta, volteándolo durante 3 minutos, hasta que esté un poco más que dorado por ambas caras. Reserva el pan junto con los ajos crujientes.

3. Nuevamente disminuye el calor a fuego bajo, añade las hojas de ajo y cocina, revolviendo ocasionalmente, durante 3 minutos, hasta que se marchite. Mezcla la paprika y la pasta de pimiento incorporando bien.

4. Añade el pan y los ajos reservados. Remueve levemente en el caldo, machacando el pan ligeramente y sazonando con sal.

5. Añade el bacalao y cuece durante 40 segundos, hasta que esté blanco y suave.

6. Para servir, divide la sopa en platos hondos. Separa los huevos uno por uno y añade una yema en cada sopa. Descarta las claras o guárdalas para otro uso. Adorna con flores comestibles.