Esta es la fórmula para hacer café según los matemáticos

A través del análisis del tamaño del grano y el flujo del agua, los expertos crearon una fórmula matemática para preparar la mejor taza de café.
21.11.16

La ciencia nos ha brindado la técnica correcta para almacenar nuestros granos de café (congelados) y la forma en que deberíamos sostener la taza, pero ¿qué hay de la mejor forma para preparar la deliciosa bebida?

No temas: un grupo de investigadores del Consorcio de Aplicaciones Matemáticas ha salvado el día una vez más.

LEER MÁS: La guía para hacer café frío

El estudio, que fue publicado hace pocos días en el SIAM Journal of Applied Mathematics, revela la fórmula para preparar la taza de café definitiva. Pero hay una pequeña trampa: solo funciona si usas un filtro de goteo.

De todas formas, ese Nescafé instantáneo nunca iba a mejorar.

Publicidad

Los matemáticos de la Universidad de Limerick y la Universidad de Portsmouth analizaron los factores que modifican la extracción del café de grano desde que se vierte agua caliente encima, pasa por el filtro de papel y hasta que cae en la taza.

Asumiendo que hay una temperatura constante, descubrieron que el tamaño del grano y la frecuencia del torrente de agua son los principales factores del sabor amargo en la taza de café resultante. Por ejemplo, cuando el agua fluía más rápidamente por los granos más grandes, el resultado era un café demasiado claro, porque el agua está menos tiempo en contacto con el café y por lo tanto la extracción es baja.

LEER MÁS: Por qué deberías congelar los granos de café

A partir de este análisis, los matemáticos pudieron idear una fórmula para calcular el sabor de la taza de café resultante, dependiendo de qué tan grandes o pequeños son los granos y qué tan rápido o lento es el flujo de agua.

El Dr. William Lee, coautor y líder del grupo de matemáticas industriales en la Universidad de Portsmouth, explicó en un comunicado de prensa cómo el enfoque del equipo se distinguía respecto a otros estudios.

Comentó: "[El estudio] no solo explica cualitativamente por qué el tamaño de los granos [y el flujo del agua] juegan un papel tan importante al determinar el sabor de la taza de café, sino que también cuantifica la relación a través de fórmulas. Estas mismas fórmulas podrán usarse para realizar ajustes al diseño de las máquinas de café".

Pero los genios de las matemáticas no se detuvieron ahí. Lee le dijo a BBC News que estudiar el movimiento de los granos cuando se vierte encima el agua, podría plantear un nuevo estudio: "La cama de granos encima del filtro se deforma conforme realizas la infusión. Cuando entran los granos, forman una capa plana sobre el filtro, pero al final [de la preparación] cubren las paredes del filtro. Esto también parece afectar el sabor del café".

LEER MÁS: Los matemáticos han descubierto la manera perfecta para cortar la pizza

Continúa diciendo: "¿Viertes el agua en un solo chorro al centro, como si saliera de un grifo? O, ¿usas algo parecido a una regadera, con múltiples salidas de agua? Cada método tiene diferentes efectos al entrar en contacto con la cama de granos de café".

La aventura en busca del café definitivo continúa.