cocina mexicana

Esta marisquería de Tijuana tiene solo platillos originarios del Pacífico mexicano

'La Corriente Cevichería Nice' se especializa en la comida del Pacífico mexicano. Sí, las más ricas, monchosas y deliciosas recetas creadas en lugares como Mazatlán, La Paz o Tijuana.

por Jorge Damián Méndez Lozano
16 Mayo 2017, 7:00pm

Foto de Damián Méndez.

La Corriente Cevicheria Nice es un restaurante de mariscos nacido en Tijuana con dos características principales: la utilización de elementos básicos de la cocina popular mexicana, es decir las tostadas y las tortillas de maíz; y un menú fuertemente influenciado por la gastronomía de la costa oeste —y sobre todo noroeste— de México.

Con un toque gourmet y a precios accesible la influencia culinaria costeña es evidente en los camarones aguachile, clásicos de los puertos sinaloenses de Mazatlán y Topolobampo; el chicharrón de pescado o pulpo, típico de Laguna de Santa María del Oro, en Nayarit; y el chorizo de abulón, proveniente de la Isla de Cedros, ubicada frente a las playas de Baja California Sur.

Interior de La Corriente Cevichería Nice. Foto de Damián Méndez.

Esta cevichería abrió en el año 2010. Karim Reza, propietario del establecimiento, explica que este proyecto culinario: "Inició hace siete años en una de los sectores de Tijuana más olvidados en aquellos días, la zona centro. Mis socios y yo tuvimos que nadar contra la corriente debido a las opiniones negativas acerca de nuestra mala ubicación"; pues hace algunos años ese barrio no era frecuentado por los tijuanenses.

Y continúa: "Pero no nos importó, nuestro objetivo siempre fue contribuir a la conservación y rescate de espacios icónicos de Tijuana".

Foto del Facebook de La Corriente Cevicheria Nice.

Camarones roca. Foto del Facebook de La Corriente Cevicheria Nice.

Quien no conoce Tijuana y su centro, debe saber que ésta se puede resumir, disculpando el lugar común y como lo cantara el músico francés Manú Chao, en: "tequila, sexo, marihuana".

Esta zona está conformada por la turística avenida Revolución, la cual está repleta de bares, cantinas y farmacias. Por sus banquetas los turistas gringos se pasean en shorts y lentes oscuros, fumando un habano y fotografiándose arriba de un burro pintado como cebra, mientras deciden en cual bar gastarse unos dólares. Esta calle también es popular por ser el hogar del Hotel Caesar's, dentro del cual en los años 20, se creó la mundialmente famosa ensalada César.

LEER MÁS: La ensalada César surgió de lo prohibido

La mítica avenida Revolución está en línea perpendicular con la calle Sexta, en la que precisamente se encuentra La Corriente Cevicheria Nice, y también alberga cantinas como Dandy Del Sur ―ligada a la música de Nortec Collective―, el salón de baile La Estrella ―a donde concurre la clase obrera alegre, los narco menudistas y los intelectuales de la ciudad; la novela La Estrella de la calle Sexta, del escritor tijuanense, Luis Humberto Crosthwaite, es un guiño a este lugar― y el bar Chip's, una cueva juvenil y peligrosa en donde se puede fumar marihuana a la vista de todos sin ninguna restricción; solo por mencionar algunos.

Foto del Facebook de La Corriente Cevicheria Nice.

Patas de cangrejo de Alaska. Foto del Facebook de La Corriente Cevicheria Nice.

Karim Reza, quien se define como un "vago del mar", me explica ―entre tragos de mezcal y cerveza― que el menú de la Cevichería Nice está inspirado en los sabores costeños del Pacífico; en todos esos lugares que con el paso de los años fue descubriendo a través de viajes y actividades de buceo, surf y pesca. Esas recetas que después materializó con productos frescos del Océano Pacífico, del Mar de Cortez y de los campos agrícolas bajacalifornianos.

Foto de Damián Méndez.

Tostada Red Snapper con aguacate y la característica mayonesa aderezada con Sriracha, muy tradicional en el noroeste de México. Foto de Damián Méndez.

El fenómeno migratorio de Tijuana ―reconoce Karim Reza― ha convertido a la ciudad en un nutritivo licuado de sabores que se enriquece con las enseñanzas culinarias de cientos de mexicanos provenientes de diversos estados del país y que incluso laboran en su empresa. "Los paisanos que llegan y trabajan con nosotros nos transmiten ingredientes, técnicas y costumbres que complementan y armonizan nuestras recetas", comenta Karim Reza.

LEER MÁS: Tras / Horizonte, el nuevo restaurante de Oso Campo en Tijuana

A la par de la línea de productos culinarios, La Corriente Cevicheria Nice ha incorporado un menú de bebidas alcohólicas como los "Cocteles Nice" y las "Mezcalitas", preparadas con El Tinieblo, el mezcal de casa. Este elixir de agave se produce en Jiménez, Tamaulipas, y es el mezcal que también alimenta las barras de El Tinieblo Mezcal Room, un salón anexo a la sucursal de calle Sexta, en donde los fines de semana se pueden escuchar y bailar desde una rasposa cumbia hasta una hipnotizante melodía electrónica.

Foto de Damián Méndez.

Uno de los cocteles que se ofrecen en el restaurante: Bourbon whisky con maíz (elote o esquite) asado. Foto de Damián Méndez.

Actualmente, La Corriente Cevicheria Nice y su concepto ya tiene varias sucursales en el país: tres en Tijuana, una en Mazatlán, Sinaloa; una en Mexicali, Baja California ―hasta ahora su mayor proyecto más ambicioso―; y una más en Monterrey, Nuevo León. Ya abarcado el norte, está por abrir un par de meses en la Ciudad de México en busca de la conquistar el paladar de los chilangos (apodo de los habitantes de la capital).

Antes de marcharme, Karim Reza me comparte un relato fantástico que explica el origen de La Corriente Cevicheria Nice: "La creación de este lugar está motivado por la historia de un pescador que navegaba todos los días en busca de un tesoro. En una de sus expediciones se enamoró de una sirena a la que llama, Josefina. Ella se convierte en su guía que lo ayuda a encontrar el tesoro que tanto buscaba: un barco hundido, del cual extrajo todos los elementos necesarios para construir una fonda de mariscos que al mismo tiempo se convirtió en un tributo a su musa, Josefina".