FYI.

This story is over 5 years old.

El futuro de las drogas según VICE

¿Cómo va a ser el mundo de las drogas en 2025?
Max Daly
London, GB
23.1.15

*Este artículo se publicó originalmente en VICE México.

Cuando hablamos del futuro de las drogas, hay tres verdades que no podemos ignorar:

Verdad #1. Hasta que el planeta explote, se derrita o se hunda, los humanos van a querer drogarse.

Verdad #2. La gente que suministra estas sustancias, particularmente las prohibidas, van a ganarse un montón de plata.

Verdad #3. Seremos cegados por un inesperado fenómeno de las droga y todos van a fingir que lo veían venir.

Publicidad

En 2003, un grupo de cincuenta eminentes científicos y profesores fueron reunidos por los cerebros del gobierno británico para concentrar su poder mental en responder una pregunta: ¿Cómo va a ser el mundo de las drogas en 2025?

La respuesta fue revelada dos años después, en una serie de 21 documentos. La gigantesca bola de cristal de los científicos mostró una Gran Bretaña en 2025 inundada con drogas inteligentes, para sibaritas. Estas drogas ayudarían a las personas a pensar, aprender, relajarse, dormir, o simplemente olvidar, un poco como la droga extraña, placentera y sin resaca soma descrita en Un mundo feliz de Aldous Huxley. Hasta ahora, esta predicción no parece estar mal; ya existe un gran mercado gris de drogas que realzan el desempeño, la imagen y el estado anímico, y es un mercado que se está expandiendo rápidamente.

Pero lo que es interesante del proyecto no es lo que se planteó bien sino las omisiones; le faltó predecir el fenómeno más grande que cambiará el mundo de las drogas desde el éxtasis: la explosión de nuevas sustancias sicoactivas vendidas en un comercio creciente después de sólo cuatro años desde que se publicara el reporte. Esto abrió las puertas a cientos de sustancias en fase de experimentación y revolucionó la manera en que se venden y compran las drogas.

Pero el futuro no será una procesión de viajes legales. Una reducida cantidad de nuevas sustancias sicoactivas siempre estarán rondando y hasta cierto punto siempre lo han hecho, pero les llegará el día en que conozcan la luz del sol. Han cumplido su propósito. Sí, la mefedrona está aquí para quedarse y tal vez el 2C-B también, pero ahora que los mercados del éxtasis y la cocaína se han reivindicado considerablemente, con la pureza de ambas drogas, las de la vieja escuela están de vuelta. Los clones de los estimulantes todavía serán atractivos para aquellos que no tienen un peso, que son incapaces de conseguir drogas decentes o que no quieren dar positivo en un examen de orina, pero el inminente fin de las tiendas de expendido en Gran Bretaña, extinguirá la venta a adolescentes y población callejera, dos de los clientes predilectos de estas nuevas drogas.

Publicidad

El mercado de droga online, de todas formas, se hará camino hacia la próxima década y más allá, le guste o no a la policía.

Un hombre detenido en una operación en el Soho (Foto de Tom Johnson).

Hablé con Mike Power, autor de Drugs 2.0: The Web Revolution That's Changing How the World Gets High (Drogas 2.0: la revolución web que está cambiando la forma en la que el mundo se droga), acerca de cómo el mercado de drogas online podría mantenerse por la próximas décadas. "En el momento, el mercado de drogas online era un deporte de minorías, una buena manera de conseguir drogas de alta calidad", me dijo. "Pero ahora está inclinándose poco a poco desde sus clientes iniciales hacia las masas. Se hará más grande, extenso y fácil de usar. Habrá más sitios web y mayor cantidad de gente usándolas porque es un modelo perfecto de negocios: anónimo y basado en comisión, es el tráfico de droga postal. Este mercado no es el reemplazo de los grandes cárteles, nunca va a funcionar a ese nivel, pero si tienes un kilo de MDMA esta es la salida".

"Más allá", predice Power, "es una zona de canje que pondrá resistencia frente a cualquier intento de destrucción". En noviembre, la policía mundial, incluyendo el FBI, la Europol y la agencia nacional de crimen británica, cerraron el mercado de droga online más grande, Silk Road 2.0, en una gran ráfaga de publicidad durante la Operación Onymous. Pero sólo semanas después, el mercado negro estaba de vuelta haciéndose su agosto.

Publicidad

Durante el "Cyber Monday", las páginas ofrecían hasta cincuenta por ciento de descuento en LSD, pague tres y lleve cuatro en hongos líquidos y una onza de mariguana por doscientos dólares. "Observar el tráfico online, dos semanas antes de navidad, en los cinco o seis sitios web que reemplazaron a Silk Road 2.0 después de que lo desmontaran, fue como ver Oxford Street en navidad", dice Power.

Después del show del FBI, y su impresionante pretensión de cerrar 427 sitios web, las cosas aún se ven grises para las agencias gubernamentales que intentan acabar con este negocio. "Onymous parecía un huracán", explicaba Power. "Pero lo que realmente hizo Onymous fue hacer más fácil y seguro comprar droga online, porque la mayoría de las páginas que cerró eran sitios clonados hechos por criminales para robarle bitcoins a los compradores. Tor, el sistema de mensaje cifrado PGP y bitcoin, la santísima trinidad de la oscura web, siguen sin daño ".

Más allá de esta santísima trinidad, las posibilidades de comprar droga online y evitar los ataques de futuros policías cibernéticos son infinitas. Jonny Y, un comprador en línea experimentado, ex siconauta y vendedor online, me dijo que internet tiene ahora unas prósperas y unidas comunidades de comercio de droga online que gravitaban lejos del mercado negro y se trasladaron a la clara web. Mantenida por suscripciones mensuales en vez de comisiones de transacciones con bitcoin, están ayudando a esconderse a plena luz del día, el nuevo camuflaje para el comprador de droga online.

Publicidad

Pero a pesar de su ingenioso encrypto-nerdismo, el tráfico de drogas por internet todavía representa sólo una pequeña proporción del comercio mundial de drogas. Salvo que ocurra un retorno masivo del polio o un régimen de estilo totalitario con toques de queda, la mayoría de la gente todavía va estar fuera y le comprará droga a sus familiares, amigos, amigos de amigos, drogadictos conocidos guardados en su teléfono como "Johnny Coca 1", en los bares, clubes, universidades, fiestas en casas, esquinas de las calles, ollas y a otras mamás y papás en el parqueadero del colegio de sus hijos.

En el futuro, si el notorio y creciente mundo de la droga gay se pasa por alto, será probablemente con la complicidad de aplicaciones para smartphones. LaLondon'sChemSex community encuentra sus drogas con el uso de aplicaciones como Grindr, que inadvertidamente ofrece booty-calls con droga basadas en la localización del usuario. David Stuart ha dirigido algunos de los servicios pioneros de clubes de droga y de ChemSex de Londres. Le pregunté cómo veía la incorporación de este tipo de consumo de droga.

Captura de pantalla de una sex-app gay usada para buscar droga.

"Más de la mitad de mis clientes no tienen un dealer; sólo escriben por las 'sex-apps' y consiguen lo suyo", dice Stuart. "El comercio descarado de droga en discotecas se ha convertido en el comercio descarado online. ¿Las comunidades heterosexuales harán lo mismo?… supongo que lo harán. Tinder está ahí mismo, volviéndose más popular día a día".

Uno de los nombres más comunes en Grindr es "GMTV" que implica que la persona está tomando, tiene para compartir o para vender G (GBL), M (mefedrona), T (tina o cristal meth) o V (Viagra). Por medio del uso de apodos para las drogas, y usando las opciones de búsqueda en ciertas páginas web, puedes encontrar la droga que quieras, o gente que la esté usando y que está dispuesta a conectarte con alguien que te la puede conseguir.

Publicidad

"Si estás buscando comprar, compartir tu propia droga, o sólo entretener a un feo para que te comparta la suya, ésta es la manera moderna de conseguirlo", afirma Stuart. "Sin perros que te huelan, trabajadores sociales ni intercambio de agujas".

La necesidad de mantenerlo sutil no sería necesaria si la droga fuera regulada. En el trascurso de los próximos años más estados de Estados Unidos, incluyendo California en 2016, legalizarán la mariguana. Ya que las políticas han sido votadas por el pueblo y las grandes empresas se han subido al paseo, incluso un presidente republicano tendrá dificultades para revertir o detener la marea.

En diez años, más de la mitad de los estadunidenses tendrán posibilidades de vivir en un estado donde comprar mariguana sea legal, una situación irónica para un país que inició la guerra mundial contra las drogas. Marcas como Marley Natural y Humboldt Haze podrían ir acompañadas de Red Cloud, Crazy Horse y Apache Gold, cuando los nativos americanos comiencen a producir y vender su propia hierba.

Qué tan grande será el impacto de la revolución de la ganja estadunidense en el mundo es algo difícil de predecir, por eso hablé con el politólogo y experto en política internacional de drogas del Transnational Institute en Ámsterdam, Martin Jelsma.

Los tres hombres de negocios y ex alumnos de Yale que compraron los derechos de Marley Natural, la primera marca de cannabis del mundo.

"Estoy convencido de que la regulación de la mariguana continuará y gradualmente se acelerará en el curso de la próxima década, a medida que se demuestre por medio de la práctica que un mercado legalmente regulado puede ser introducido de una manera responsable, el consumo no se explota y múltiples beneficios se vuelven evidentes".

"En unos años, especialmente una vez que California dé el paso en 2016, es muy probable que varios países en Latinoamérica sigan el ejemplo; Jamaica, Ecuador, Guatemala, México, Colombia y sí, incluso Canadá después de las elecciones", según y agrega que la legislación británica y de la Unión Europea probablemente inhiba la regulación legal de la mariguana en Europa, donde el apoyo está dividido. Dice que la presión por el cambio se está construyendo desde abajo. "Numerosas iniciativas locales se están preparando; cincuenta alcaldes están pidiendo suministros regulados para las famosas coffee shops; en Frankfurt, Berlín, Ginebra y Copenhague propuestas de legalización y regulación están sobre la mesa; el País Vasco y Cataluña, en España, se están moviendo en esa dirección". Dice que estos cambios podrían tener un efecto dominó en países de Asia y África, con Cambodia, Marruecos e India (que hicieron campaña para mantener la legalidad del cannabis en los cincuenta) siendo los más propicios a sorprender al mundo con la legalización.

Publicidad

A pesar de todo esto, y con la alta probabilidad de que los países acuerden no estar de acuerdo en la Sesión Especial de la Asamblea de las Naciones Unidas (UNGASS), en 2016, sobre el problema de la droga, estamos en camino hacia un mundo polarizado en términos de droga. Mientras que las estrellas de Hollywood están chupando espirulina y lassis sensi en Melrose, unos pobres tipos en Irán y Arabia se juegan el pellejo si son sorprendidos con una tonta barra de granola.

Foto por Amy Lombard.

Donde sea que te encuentres en el mundo, si consumes droga, las consecuencias serán diferentes. Con la posible legalización de la mariguana en Estados Unidos, el escuadrón antinarcóticos se dirige ahora hacia Rusia o China, ambas naciones donde los usuarios, adictos y dealers son tratados con casi la misma severidad medieval por las autoridades.

Pero como el experto en mafias Federico Varese, criminólogo de la Universidad de Oxford, señala, las autoridades chinas probablemente estarán ocupadas con el crimen organizado mientras el país pasa de ser un país de tránsito en el tráfico de droga a una zona de alto consumo de heroína y crystal meth. "Aunque China es despiadada en términos de seguridad y consecuencias para los dealers, es también corrupta, entonces es difícil parar el crecimiento de las bandas locales de narcotraficantes", dice Varese. "Ya existen alianzas entre estas bandas en Macau, Hong Kong y China a través del juego, y esto hace que traficar las drogas y lavar el dinero procedente de ellas sea mucho más fácil".

Publicidad

Varese también señala que para el crimen organizado, que tiene estrechos vínculos con el tráfico de droga, el mercado online y la legalización en Estados Unidos son meros irritantes que fácilmente compensan por el incremento de la concentración mundial en el terrorismo, en vez de la droga.

Un volante sobre el abuso de la mefedrona en Reino Unido.

De vuelta en el Reino Unido, los usuarios seguirán teniendo un papel principal en el consumo de droga mundial. Con todo y eso quien sea que gane las elecciones en este país, es poco probable que haga algún cambio relevante a la ley en el tema de la droga durante la próxima década. Las propuestas radicales sobre las drogas no ganan elecciones ni benefician carreras políticas. La mayoría de los miembros del parlamento están demasiado asustados de la prensa derechista como para arriesgar sus carreras por meterse de lleno en algo que puede parecer remotamente radical.

¿Tendrá algún fin el hambre de los medios por la evolución de las políticas sobre drogas? Le hice esta pregunta a Rich Peppiatt, activista y experto en medios sensacionalistas, que volvió a las pantallas con algunos de los editores deFleet's Streeten su película Una Rogue Reporter. "Soñé que a Paul Dacre le daba una terrible artritis, y sólo podía encontrar tranquilidad en un buen porro" se ríe. "Sería increíble si pudiéramos llegar al punto en el que un miembro del parlamento se parara y dijera: 'Yo fumo hierba, de hecho la fumo todas las noches', yo votaría por ese tipo. Un parlamento de fumadores sería genial, pero tal vez en veinte años sigue siendo muy pronto".

Publicidad

Mientras mayor sea la cantidad de gente en la línea de pobreza, la exclusión social y el trauma que la rodea, más probable que su consumo de droga se vuelva problemático. Al mismo tiempo, las autoridades locales recortan los pocos servicios que pueden ayudarlos.

Usuario de Meth foto por Matt Desouza.

Durante la próxima década, los cultivos de mariguana pasarán desapercibidos. Los dealers callejeros tendrán menos probabilidades de ser arrestados.

Dick Hobbs, criminólogo y autor de Lush Life, le llama "una comunidad de práctica, una zona de tráfico a la que cualquiera se puede enganchar […] la democratización total del negocio de las drogas ilícitas".

"Básicamente, los viejos mundos subterráneos basados en la clase trabajadora y sus barrios están extintos, y el nuevo mercado está abierto para todos", dice Hobbs, quien ha pasado treinta años investigando los crímenes relacionados con droga en Londres.

"No se necesita un antecedente 'familiar', diez años de ser bien parado en varias cárceles, o cualquier talento especial [para vender drogas]. Las personas menos propicias en términos de clase, género y antecedentes pueden ahora involucrarse. Cuatro amigos tomándose una cerveza en navidad pueden meterse las manos en los bolsillos y reunir plata. Uno de ellos vuela desde Stansted y está de regreso de Ámsterdam a las 9 PM con ganja para vender. De la noche a la mañana se han vuelto dealers de talla internacional. Este es el futuro del negocio de las drogas ilícitas".

Una última predicción, aunque esto podría arruinar mi pequeña posibilidad de ser un invitado en Doctor Who o lo que sea, estoy dispuesto a decir que los "chemputers" —que supuestamente imprimen drogas 3D– y los viajes electrónicos —que aparentemente traban a la gente vía iTunes— son basura, y que incluso para 2025 van a ser usados regularmente por menos personas de las que alguna vez han estado en la luna. Y si este último renglón regresa a perseguirme, estaré escondiéndome en algún lugar del mercado negro.

Sigue a Max Daly en Twitter @narcomania