barcelona

Al Barcelona FC no le parece que los equipos de la Premier gasten tanto dinero

Estamos hablando de un club adinerado que pagó 81 millones de euros por Luis Suarez, y ni siquiera es su adquisición más costosa.
1.9.16
Jayne Kamin-Oncea-USA TODAY Sports

Se necesita una cantidad espectacular de arrogancia para hacer un comentario ridículo —algo tan absurdo y quejumbroso que ni siquiera tiene buen argumento— y de cualquier manera hacerlo.

Algo parecido a la queja del director deportivo del Barcelona sobre que los equipos ingleses están gastando mucho dinero en las transferencias y que alguien debe hacer algo al respecto. Piensen un momento en eso.

Barcelona, que es el segundo equipo más valioso del mundo (valuado en 3.55 mil millones de dólares) y que tuvo el segundo pago más alto de la Champioins League (69 millones de dólares) este año, dice que no puede seguirles el paso. Mañana, los Yankees de Nueva York se van a quejar de que los Orioles tienen una lista de jugadores muy valiosos. Tómense un momento para analizarlo.

Publicidad

"UEFA y FIFA deben implementar una manera de regular los gastos", dijo Albert Soler el martes. "Cuando se creó la FFP, la Liga Premier no tenía tanto dinero como ahora, así que necesita adaptarse. No es normal que haya diferencias tan grandes. Si las cosas continúan así, con un club gastando 120 millones de euros en un jugador, cada vez va a costar más y más obtener a los mejores jugadores. Nuestra adquisición más reciente fue Luis Suarez e incluso entonces el club tuvo que hacer algunos ajustes económicos".

Suarez, por cierto, le costó 81 millones al club y no es la compra más cara que ha hecho el club. Ya basta de quejas, Barcelona.

Soler si tiene un buen punto al decir que los equipos de la Liga Premier tienen un poder de adquisición como pocas otras ligas. Es por eso que un equipo como el Bournemouth, que llegó a la Liga Premier por primera vez este año y terminó en el lugar 16, puede ganar una oferta para adquirir a Jack Wilshere contra el AC Milan and Roma.

Es por eso que el Barcelona y otros clubes grandes deben estar tan molestos. Ese contrato de televisión debe ser una bendición para la liga y ahora pueden competir contra cualquier club en el mundo, y debe ser aterrador para cualquiera, incluso los gigantes, ver que su poder de adquisición ya no es incomparable.

Y también podemos decir eso, pero a veces lo que importa es el mensajero, y el Barcelona no es uno bueno.