Publicidad
Camp Nou

Hablamos con los freerunners que escalaron el Camp Nou

Dos holandeses se colaron en el estadio del FC Barcelona y desde entonces son la sensación de Youtube. Nos han contado cómo y por qué lo hicieron.

por Guille Álvarez
18 Noviembre 2016, 12:13pm

Foto: Munki Motion Media

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El fútbol, sobre todo en los últimos años, se ha convertido en una de las profesiones más herméticas y seguras del mundo. Para evitar incidentes en los estadios, las autoridades despliegan a miles de agentes en los días de partidos y los clubes plantan a miembros de seguridad hasta en la puerta del baño y se aseguran de que sus jugadores tengan siempre un guardaespaldas cerca, por si acaso.

El hermetismo es tan grande que incluso el FC Barcelona amagó con cortar todas las relaciones de los jugadores con la prensa. Vamos, que ni yo podría conseguir —acreditación y carné de prensa en mano— lo que han hecho un par de aficionados al freerunning (una modalidad similar al parkour) en un par de horas.

Más acción: Parkour en Chernóbil

El vídeo de dos chavales holandeses colándose de noche en el Camp Nou para escalar y encontrar una de las mejores vistas del coliseo azulgrana está corriendo como la pólvora en las redes sociales. VICE Sports ha podido hablar con ellos, que ya están de vuelta a Ámsterdam tras pasar unos días de vacaciones en Barcelona.

"La idea original era escalar en la Sagrada Familia. Estuvimos investigando el perímetro durante el día, pero eso era casi imposible y pensamos en el Camp Nou", cuenta Joachim Dinkleman, que lleva más de ocho años en el mundo del freerunning y hace relativamente poco que se ha aficionado a la escalada.

¿Y por qué lo hicieron? "Nuestra pasión es ver hasta dónde podemos llegar, encontrar nuestros límites. Nos encanta escalar como método de exploración de edificios y otros sitios que en el día a día estarían fuera de nuestro alcance", explica este holandés de 24 años, que se dedica exclusivamente al mundo del freerunning a través de su empresa Munki Motion.

"Hace poco habíamos escalado el estadio del Ájax de Ámsterdam, y como nos gustó mucho la experiencia, decidimos aprovechar unas vacaciones ya planeadas en Barcelona para hacer algo de freerunning y colarnos en el Camp Nou. Con estas acciones no ganamos dinero, pero forma parte de nuestra filosofía de vida".

Jordy, un espectador de lujo en el Camp Nou. Foto cedida por Munki Motion Media

El Barça está investigando los hechos, y ellos aseguran que no tienen ni idea de lo que les podría pasar por colarse en el coliseo azulgrana. "Entendemos que se enfaden por lo que hemos hecho, quizás ahora vayan a mejorar un poco la seguridad en el estadio", bromean. Jordy Riebeek, el acompañante de Joachim en este vídeo y otras aventuras de su canal de Youtube, explica que fue muy fácil entrar al campo.

"Tuvimos que escalar un par de vallas en el perímetro y hacer un par más dentro del estadio. La verdad es que no fue muy difícil, una vez dentro pudimos acceder a las escaleras para subir", afirma Jordy. "No había seguridad, una vez dentro vimos a un par de operarios sobre el terreno de juego, pero estuvimos un buen rato y no apareció nadie más".

Los hechos ocurrieron el pasado 7 de noviembre sobre las once de la noche y, mientras que para colarse en el estadio del Ajax de Ámsterdam necesitaron más de un mes de preparación, en el Camp Nou les bastó con un par de horas de preparación.

Los Munki Motion debutaron en los estadios con una espectacular escala al Amsterdam Arena

Hasta ahora, este par de aventureros holandeses no se han encontrado con problemas legales por sus acciones, y dicen que no se preocupan mucho por lo que les pueda pasar por entrar en can Barça. Lo que remarca Jordy, eso sí, es que en el fondo no han hecho nada malo. "Nuestro objetivo es entrar y salir de estos sitios sin tocar o llevarnos nada. Eso es importante que quede claro", comenta.

Estos jóvenes emprendedores, como se definen ellos mismos, son unos rara avis en el mundo del deporte. Para empezar, no solo se dedican a practicar el freerunning —un deporte que es una especie de parkour pero más estilizado—, sino que han montado una empresa especializada que da clases, talleres y participa en anuncios y rodajes de cine para escenas peligrosas.

Ellos desvinculan sus actividades empresariales con sus acciones espectaculares, aunque reconocen que es una buena manera de promocionar su marca en el mundo. "Todo lo que hacemos está conectado con un objetivo: tener una vida de aventuras", sentencia Joachim.

Sigue al autor de este artículo en Twitter: @GuilleAlvarez41