Formula 1

¿Qué le deja el Gran Premio de México a los fans mexicanos?

Un recuento de lo que dejó la F1 durante su visita a México.
4.11.16

Cerrar el balance del Gran Premio de México 2016 supone hablar de los 91,243, 113,698 y 135,026 espectadores que hubo en el Autódromo Hermanos Rodríguez el viernes, sábado y domingo respectivamente. Además de la derrama económica que según reportes, fue de por lo menos 250 millones de pesos.

La realidad es que el éxito que la edición del 2015 significó para la ciudad, los organizadores y, por supuesto, la FIA, se replicó en este 2016. Este año, ya con el antecedente de organizar un evento de esta magnitud, se notó una mejor organización. ¿Qué dejó a su paso? Fuera de la gran experiencia que un Gran Premio significa para cualquiera involucrado, ya sea espectador, oficial de pista, periodista o incluso voluntario. Económicamente fue más allá de la derrama. Patrocinadores y marcas han captado el derroche que supone el gran evento y seguramente para las ediciones siguientes se querrán sumar. Los números que hasta el momento han dejado dos ediciones, suponen que a pesar de haber desembolsado 413 millones de dólares por los derechos del evento al gobierno de la ciudad y a CIE, organizado y promotor de la misma, se buscará renovar el contrato que acaba en 2019.

Publicidad

En cuanto a la afición por el deporte motor, ya sea por uno u otro motivo, parece haber crecido con respecto al año pasado. Durante los tres días de actividad, hubo total de 339,967 personas, cifra que aumentó a comparación del GP del 2015 con los 336,174 asistentes del año pasado. La fiesta que se vivió este fin de semana en la Magdalena Mixhuca fue mucho más allá del deporte mismo. Un ambiente excepcional, consumo desmesurado a pesar de los altísimos precios, todo con tal de tener evidencia de haber sido partícipes del evento del año.

Entre las personalidades que acudieron este año al evento estuvieron la tenista Serena Williams, el ex futbolista catalán Carles Puyol, el cantante Miguel Bosé, y el ex presidente de México Felipe Calderón, entre otros. A diferencia del año pasado donde pudimos encontrar a personalidades que no repitieron en esta ocasión como el Juan Carlos, Rey emérito de España, el cantante Emmanuel, el ex futbolista Luis Roberto Alves "Zague" y el delantero de los Gallos Blancos de Querétaro, Emmanuel Villa, entre otros.

Deportivamente hablando, a comparación del año pasado, el Gran Premio de México 2016 dejó mucho más. Esta vez, la noticia que dio la vuelta al mundo no fue el record de aforo ni la respuesta de la gente, sino que la polémica que el tercer puesto del GP supuso. Ni Verstappen ni Vettel, fue Ricciardo quién se llevó el último puesto del podio. El beneficio que la altitud de la Ciudad de México le da a los V6 turbo, permitió que Valtteri Bottas se acercara peligrosamente al récord de Juan Pablo Montoya, quién consiguiera llegar a los 372.6 km/h en Monza en el 2005. El finlandés logró 372.5 km/h en una de las rectas del trazado del Hermanos Rodríguez.

En cuanto emociones, parece que el Gran Premio de México sólo aumentará con el paso de los años. Por lo pronto habrá que esperar si repite como el mejor Gran Premio de las 21 sedes. Esta vez, lo que hizo vibrar a la gente, fue el hecho de que el campeonato de pilotos no estuviera definido, le dio mayor importancia y emoción a este GP. En 2015, Hamilton ya era campeón y no se jugaba mucho en México. Antes de llegar a México en esta ocasión, Rosberg estaba arriba 26 puntos de su coequipero. Además había posibilidades de que el alemán se coronara en el Hermanos Rodríguez, si Nico ganaba el Gran Premio y el actual campeón terminaba décimo o en una posición más baja.

Texto por Daniel Sánchez.