FYI.

This story is over 5 years old.

videojuegos

Videojuegos y pornografía

Mi primer acercamiento a este género fue con Gal´s Panic, un videojuego cuyo objetivo era descubrir fotos de unas chicas japonesas que en primera, ni estaban tan buenas y en segunda, ni estaban tan encueradas.
24.6.14

Después de que los videojuegos comenzaron a volverse populares, no faltó mucho tiempo para que a alguien se le ocurriera meterle porno.

En mi caso, mi primer acercamiento a este género fue con Gal´s Panic, un videojuego cuyo objetivo era descubrir fotos de unas chicas japonesas que en primera, ni estaban tan buenas y en segunda, ni estaban tan encueradas. En fin, tenías que descubrir porciones de la silueta de la morra evitando que el jefe tocara las líneas que ibas trazando mientras te movías. Sí, suena bastante de hueva, pero al mismo tiempo había morbo, mucho morbo. La idea de tener acceso a esos contenidos en un espacio que en teoría no era visitado por los adultos parecía el mejor lugar para ver porno.

Publicidad

Así de básico y estúpido era el videojuego, pero también era una de las maquinitas que tenía filas y filas de morritos esperando su turno de jugar, chicos que difícilmente habían visto una chichi en alguna revista, o como decía mi mamá: "Ni sabían sacudírsela bien después de ir al baño y ya andaban de calientes".

No voy a negar que jugué más de una vez, pero era inevitable, algo me llamaba y ahí se me fueron unos buenos pesos. El tipo de juego era bastante sencillo y bueno, la recompensa por ver algo prohibido era gratificante.

Esto me llevó a preguntarme qué otros videojuegos porno había a lo largo de la historia. ¡Oh, sorpresa! Los videojuegos y el porno llevan ya muchos años juntos, ¡hasta existió porno a 8 bits en el Atari! No podía imaginar cómo eran y tampoco quiero que ustedes lo hagan, así que recopilé algunos de los que me parecieron más peculiares:

Beat 'Em & Eat 'Em (1982)

¿La dinámica? Muy sencilla: controlas a dos mujeres desnudas que desde la calle intentan cachar el semen de un vato que se está masturbando en lo alto de un edificio. Divertido, ¿no?

X-Man (1982)

Este videojuego era algo así como un PacMan porno, en el que tenías que llevar a un güey desnudo por un laberinto sin que te tocaran ciertos objetos, entre ellos unas tijeras —qué miedo, el tipo en pelotas y unas tijeras gigantes tras de él— para así llegar hasta una puerta (supongo que es una habitación) donde te esperaba una morra para recompensarte por la gran hazaña.

Custer's Revenge

Este videjuego fue uno de los más polémicos del Atari. Se trataba del general George Armstrong Custer, quien tenía que esquivar flechas para poder llegar hasta una mujer india que estaba atada aparentemente a un cactus para así violarla. Así de bizarro… Damn!

En esos años si tenías los recursos podías crear esta clase de videojuegos y venderlos. Pasaron los años y se crearon regulaciones para "controlar" los contenidos en los videojuegos y las clasificaciones, pero el porno y los videojuegos siguen presentes hoy en día.

Sobre todo las compañías o desarrolladoras japonesas son las que se empeñan en mostrar lo erótico de un videojuego, ¿qué más da? ¡Es jugar con sexo!

Publicidad

Nueva era, tecnología y desarrollo, así llegaron los buenos gráficos a nuestras consolas y con ellos las escenas eróticas no se hicieron esperar, encontramos cuerpos mejor diseñados, algunos muy pervertidos (estos japos otra vez), así que dejo otra pequeña lista de los videojuegos de esta generación que me han parecido más porno-eróticos:

Bayonetta

Es una bruja con un cuerpo espectacular que usa su larga cabellera para vestirse y al mismo tiempo atacar a sus enemigos, ¿lo curioso? Tiene un modo de juego llamado: "One hand mode" con el cual podrás tener la otra mano libre para… tú decides.

Dead or Alive Xtreme 2

Ya las conoces peleando pero, ¿por qué no verlas en bikinis? Los japos y sus obsenidades han creado un paraíso alterno dentro de las consolas de videojuegos. Los pechos grandes, caderas pronunciadas y los gestos sugerentes, ¿a quién le importa lo demás? ¡Hay hartas chichis y nalgas!

Catherine

Si bien esto no es porno como tal, la carga erótica que tiene el juego es suficiente como para ponerlo en esta lista. Además la historia es muy entretenida. Se trata de un pobre güey que tiene pesadillas porque le está poniendo el cuerno a su morra. Es la historia de la chavita tremendamente sexy y cachonda que al parecer sólo quiere diversión vs. la novia tradicional con la que tiene miedo a comprometerse, ¿te suena?

Como sea, esta vida se hizo para pasarla bien, así que —si tienes tiempo— pausa tu peli porno favorita y prueba otra cosa: haz de tu consola otro medio para jugar y divertirte.

Sigue a Hil en Twitter:

@KillHill