FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Las focas depresivas y cacas optimistas de Fanqiao Wang

Los dibujos de esta ilustradora china nos encantan porque en este mundo tan jodido una dosis de flores unicejas, focas amorosas, bollos felices y nubes que orinan es simplemente necesaria.
26.2.15

Las focas son importantes para la inspiración de Fanqiao Wang, una ilustradora china de veinticinco años que hace encantador hasta un pedazo de popó. Su trabajo nos gusta porque en este mundo tan jodido una dosis de flores unicejas, focas amorosas, bollos felices y nubes que orinan, cae muy bien. Sin embargo, dentro del arte de Fanqiao no todo es color de foca: sus dibujos, que tienen una línea gráfica al mejor estilo de ilustradores japoneses como Nekojiru Udon y animadores como Miyasaki, representan también ambientes fríos, sensaciones de soledad, situaciones tristes o problemáticas. Detrás de los "matachitos" de Wang existe una propuesta que presenta al ilustrador como una especie de traductor de imágenes mentales y al acto del dibujo como una poderosa herramienta de reflexión.

Publicidad

Fanqiao nació en China y estudió diseño gráfico. Después de su trabajo de grado Sick dreams (literalmente una serie de sueños dementes), Fanqiao se mudó al norte de Italia donde trabajó durante tres años para la revista Colors. Ahora, esta ilustradora se rebusca la vida y busca inspiración en Londres.

VICE: Hola Fanqiao.

Fanqiao Wang: (se ríe de mi pronunciación). Se dice: "Fangchiao". Tranquila, casi nadie puede pronunciarlo bien y menos aquí en Londres.

¿Ese mismo Londres al que te refieres como la ciudad más chupasangre y cara de la historia? ¿Por qué terminaste allá?

Fanqiao no solo pinta focas sino que aprovecha este momento para experimentar con formas, posiciones y colores.

Porque acá la gente habla inglés (se ríe).
Después de nacer, estudiar diseño gráfico y vivir veintidós años al suroriente de China, en la ciudad Nanyang, me mudé a Italia donde trabajé para Fabrica [centro de investigación en comunicación del grupo Benetton]. Allí estuve durante tres años y no le entendí nada a nadie. Por eso necesité un tiempo para relajarme y pensar en la vida. Y heme aquí: en una ciudad tan cara que lo único que hay que hacer, aparte de buscar trabajo, es quedarse en casa comiendo bananos y huevos AAA de Tesco. Y bueno… pintando focas.

Focas de la serie So many Seals!

Hablemos de tus focas. Las hay de todos los tamaños, formas y posiciones. Pero todavía no logro entender por qué estos mamíferos peluditos son tan importantes para ti.

No son solo importantes, son parte de mi vida. La primera foquita (que era en realidad un león marino) fue un regalo de mis papás cuando tenía tres años. Desde entonces mantengo una relación a largo plazo con las focas, que son mi tema favorito en el mundo. Cuando las dibujo me siento tranquila, simple, pura. Es una maravillosa terapia contra la depresión.

Publicidad

Vaya.

No es necesario tener una razón para todo. Empecé a dibujar focas y sigo haciendo toda esta serie porque estaba aburrida en la pequeña ciudad de Treviso, en Italia. No tenía muchos amigos, no entendía un pito de italiano y la verdad, no creé un vínculo fuerte o emocional con ese lugar. Pintar focas fue la tarea que me salvó de la simplicidad que me rodeaba. Pero ahora, las focas me acompañan y se han convertido en una abstracción de mí. Son mi declaración personal.

Pues tu aburrimiento se convirtió en un trabajo pulcro, divertido y adorable. Y es que todo lo que propones tiene un toque encantador… hasta los bollos de popó. ¿Por qué?

(Se ríe). ¡No era mi intención! En realidad no estaba tan contenta cuando estaba haciendo la serie "I'm Shit. I'm fine" (Soy una mierda, estoy bien) e incluso quería que la gente se sintiera como una verdadera mierda. Pero después los dibujos terminaron siendo muy adorables y la gente se sentía bien cuando veía bollos optimistas.

En ese momento estaba aburrida, como siempre, y andaba preguntándome por lo que era la felicidad, lo bueno, lo que importa y todo se volvió muy simple: todo depende de tu punto de vista. Si eres una bollito de mierda, te tocó ser feliz tomando la decisión de serlo, porque en realidad tienes dos opciones: por un lado a nadie le importa y por el otro: sin importar qué hagas seguirás siendo para la gente un pedazo de caca.

La exposición I'm Shit, I'm Finese llevó acabo en Lisboa el año pasado.

Pero, aunque todo sea adorable, eres también una artista que dibuja sobre las relaciones políticas entre China y Francia [France/China un ciel partagé] o sobre el fin del mundo [A history of the future]. ¿Crees que tu rol de ilustradora puede transformar o producir un cambio social?

Publicidad

Creo que no es cuestión de transformar, sino de proponer formas diferentes para lidiar y enfrentarse a distintos temas por insignificantes o complejos que parezcan. Es decir, todo es un punto de vista. No es tan diferente pintar focas a pintar misiles, pero la perspectiva es lo que importa.

Entonces, ¿cuál es tu punto de vista y cómo te defines como ilustradora?

Creo que implícitamente me obligo a pensar en ciertas ideas o temas por el simple hecho de dibujarlas. No es que tenga un punto de vista sobre las cosas y luego lo pinto, es que defino mi perspectiva cuando trazo y coloreo. Creo que lo mismo pasa en los ojos de mis espectadores.
Además me considero una especie de traductora que se comunica con otras mentes y dibuja lo que está esbozado en estas, pero que no ha sido puesto sobre el papel. Quiero ser la intérprete de ese mundo aburrido del dinero, la fama, la política, etc. Y me gustaría pensar que mis dibujos vuelven todo esto algo que vale la pena ser visto y ser pensado. Todo tiene que llamar la atención.

Tus dibujos indudablemente lo hacen. ¿Cuál es entonces el proceso de creación para llegar a ellos?

Bueno en realidad hay dos procesos diferentes: cuando hago cosas para mí y cuando hago trabajos grupales de comunicación. En el primero, lo espontáneo prima siempre, y no tengo que pensar en colores, formas o ideas, sino que llegan.

Bueno, me siento todo el tiempo influenciada por el arte japonés, especialmente por la animación manga y surrealista. Admiro mucho la capacidad de combinar aspectos, características y temáticas de manera extraordinaria. Por ejemplo las criaturas esponjosas y encantadoras de Miyasaki siempre contrastan con las historias dramáticas de las que son parte. También están los mangas clásicos como One Piece, Haré+Guu, o Nekojiru Udon todos simultáneamente adorables, miedosos y fríos.

Publicidad

Así que me siento influenciada por ellos, pero mis dibujos también dependen de qué blogs estoy visitando, de qué película estoy viendo y en qué mood estoy. Pero ahora que lo pienso, siempre conservo este triángulo del que me he apropiado: cute-simple-funny [lindo, simple y divertido] e intento añadirle algún elemento extra que contraste: algo frío, una situación compleja, algo depresivo, algo cuestionable, etc.

Pero en el segundo, cuando hay un proceso creativo de varios dibujantes, hay que recibir feedbacks y esperar a que alguien te diga que está muy mal y dibujar hasta encontrar lo que ellos querían ver. En Fabrica era así y gracias a esto aprendí a ser muy dinámica. Recuerdo mucho, de este tiempo, el proyecto The peeing cloud. (La nube meadora) Diría que fue mi favorito porque fue una animación, que era algo que no pensé que llegaría a hacer. Terminó siendo una historia muy corta [2min.] pero muy divertida.

En esta animación es claro que usaste herramientas digitales. Pero ¿qué otros materiales utilizas para tus creaciones?

Depende, me gusta lo rápido que se dibuja en el computador. Las focas son enteramente un proyecto de Photoshop. Uso mucho acrílico también, porque es práctico y aunque me encanta el efecto de las acuarelas son demasiado caras para una artista intentando sobrevivir en Londres.

Gracias Fanqiao. Amamos tus focas y tu nubes meadoras.

Finalmente y tratando de no dejar pasar la oportunidad de tener una de sus focas originales para VICE Colombia, le pedimos a Fanqiao que nos hiciera un dibujo rápido . He aquí el resultado

Para conectar con la autora siga a Camila en Twitter.
Para ver los trabajos de Fanqiao y ayudarla a sobrevivir en Londres visita su página.