Cultura

Un doctor grabó gusanos saliendo de la herida de un paciente

El Ministerio de Salud emitió un comunicado de prensa donde anuncia las medidas que va a tomar el hospital para evitar que se repita esta clase de incidentes.
25.7.16

Esta foto no es del hospital mencionado en el artículo. Sin embargo, rezar no suena tan descabellado si estás internado ahí. Foto por David Amsler vía.

La semana pasada se filtró un video muy asqueroso en los medios rumanos que mostraba a varios gusanos saliendo de una herida abierta cerca de la oreja de un paciente. El hombre fue hospitalizado en la unidad de quemados en Bucarest tras sufrir quemaduras graves.

La responsable de publicar el video fue Camelia Roiu—una anestesióloga que trabaja en el Spitalul de Arși, donde fue admitido el paciente—, quien dijo al periódico Gazeta Sporturlor: "¿Para qué esconder la verdad? ¿Qué es peor, dejar que el público conozca las pésimas condiciones en las que trabajamos o esconderlo y no hacer nada para mejorarlas?". Roiu afirmó que habían moscas volando alrededor de la unidad de cuidado intensivo, donde grabó el video. El paciente murió un día después de que el video fue publicado.

"Los gusanos no fueron la causa de muerte del paciente y, por supuesto, los retiramos de la herida", dijo Adrian Stănculea , el vocero del hospital para el canal de televisión rumano Antena 3. "El video es real, no lo puedo negar. El paciente tenía cuatro o cinco larvas en las heridas por quemadura a un costado de su rostro. La herida estaba cubierta de tejido muerto, el cual no se puede lavar tan fácilmente. Si no se trata con cuidado, la oreja podría desprenderse. La zona fue aseada con mucho cuidado".


Relacionados: 'No hay errores, son sobrecargas de trabajo', afirman médicos mexicanos


En una entrevista para TV station Digi 24, el recién nombrado ministro de salud rumano Vlad Voiculescu no dudó en acusar de negligencia médica a la administración del hospital: "Esto es inaceptable. […] cualquiera podría haber tomado unos minutos de su descanso para poner un mosquitero", señaló. También comentó que esperaba que la doctora responsable de filmar el incidente haya limpiado la herida después de apagar la cámara.

El mundo médico en Rumania ha visto muchos escándalos últimamente. Hace menos de un mes, la misma unidad de quemaduras fue objeto de escrutinio tras la muerte de una paciente que accidentalmente recibió una transfusión del tipo incorrecto de sangre. En mayo de 2016, una investigación reveló que los desinfectantes utilizados en la mayoría de los hospitales importantes de Rumania estaban diluidos hasta el punto en el que pierden su efecto. En noviembre de 2015, 64 jóvenes perdieron la vida en un incendio en el club Colectiv de Bucarest. Una investigación realizada por el periódico Gazeta Sporturilor reveló que algunas de esas muertes no fueron a causa de las quemaduras sino de las infecciones que se produjeron en el hospital.

La unidad de cuidados intensivos del Spitalul de Arși fue clausurada después de que se filtró ese video. El Ministerio de Salud emitió un comunicado de prensa donde anuncia las medidas que va a tomar el hospital para evitar que se repita esta clase de incidentes, como instalar estaciones para desinfectar las manos en las entradas y las salidas de cada ala del hospital y contratar a una empresa externa para que limpie y desinfecte el aire acondicionado. Qué alivio.