FYI.

This story is over 5 years old.

el pendejo de la semana

El pendejo de la semana – Felipe Calderón Hinojosa

En 5 años de gobierno pendejear al presidente Felipe Calderón se ha convertido en deporte nacional.
7.12.11

En 5 años de gobierno pendejear al presidente Felipe Calderón se ha convertido en deporte nacional. Borracho, enano, genocida, son algunos de los términos que recurrentemente se aplican a la figura del presidente de México –aunado a los calificativos y memes anecdóticos que van dando cuenta semana tras semana, escándalo tras escándalo, su paso por el gobierno. El presidente ha abonado sustancialmente a las madrizas mediáticas en su contra proporcionando material para montar comedias de lo absurdo para que luego el equipo de la Presidencia de la República, encargado de que esto no suceda, salga encabronadísimo a minimizar los daños de pendejadas que desde lejos se ven como una idea no muy buena.

Tomemos por ejemplo “The RoyalTour”, el programa de televisión donde Felipe Calderón hace de guía de turistas internacional. "Sí, es necesario que el presidente brinque y se aviente a un hoyo de 400 metros de profundidad… tengan la seguridad de que lo haré. Comedía pura. Otro ejemplo: “Yo una vez decía: es como si llegas a una casa, empiezas a ver que aparece una cucaracha y otra y otra, le rascas tantito, levantas el tapiz y está lleno de cucarachas, alacranes y ratas. No nada más te queda poner salivita, un chicle y pegar el tapiz, sino que arranca el tapiz, limpia y ponte a limpiar, no importa el tiempo que te tome, porque es tu casa, México es tu casa. Para combatir la corrupción se deben de barrer las escaleras de la casa de arriba para abajo”. Esto en el seriesísimo debate ciudadano –sic- que con motivo de su quinto año de gobierno transmitió la Presidencia de la República.

Publicidad

Estas noñas puntadas son menores a las vertidas por su antecesor, Vicente Fox Quezada, quien en automático expedía pendejada por apertura de boca y que serían anecdóticas de no ser por la gravedad de la situación en México. Y aquí en donde se aparece la parte más gacha de Felipe.

Mandar llamar a un insípido twittero a declarar ante la PGR para averiguar la relación de su “premonitorio” tweet sobre la muerte de Francisco Blake es una tontería, pero pensar en la posibilidad de contrademandar a 23,000 personas que firmaron y que promueven la intervención de la Corte Penal Internacional (CPI) en México, ha sido un exceso. Pero no es la primera vez que Felipe Calderón utiliza las instituciones para perseguir y amenazar a ciudadanos; lo hizo cuando el ex procurador general de la república, Arturo Chávez Chávez, encabezó la demanda contra las bodas entre personas del mismo sexo aprobadas en el DF. Lo hizo cuando la PGR impugnó la ley que permite a las mujeres decidir interrumpir su embarazo, también en el DF. Abrir la propuesta de “proceder legalmente” en contra de los ciudadanos ratifica que “se están estudiando todas las alternativas existentes”, y todo lo que eso con lleva. El Presidente del haiga-sido-como-haiga-sido no piensa en las consecuencias si no en el fin.

En épocas donde cualquier pendejo puede hacer escarnio del presidente no podríamos hacer más que colaborar con esos 23,000 que tampoco han sido muy inteligentes con su demanda. En una serie de absurdos jurídicos que comparan a El Chapo Guzmán con las instituciones y hacen pasar la idea de que México vive una guerra donde existe un genocidio sistematizado, el resultado ha sido un completo desastre.

El presidente más insultado en 200 años aguanta la crítica hasta cierto punto, y es algo que quise comprobar hace poco en un evento a puerta cerrada. Muchos han ganado notoriedad encarando al presidente, confrontándolo en eventos públicos que los ha llevado a ser tema del día. Habiendo tenido a una distancia considerable a Felipe Calderón me acerqué más para asegurarme de que escuchara lo que tenía que decirle. Fue lo suficientemente sonoro para poner nervioso a mi acompañante y para que Felipe levantara curioso la mirada y buscara quien era el mensajero y saludar. “!Gracias, Presidente¡”…hubieran visto su cara de sorpresa.

@RomanCotera

Imagen de entrada vía The Royal Tour